Una educación superior pertinente y de calidad

Una educación superior adecuada y de calidad, con un entorno que aprecie y fomente la buena enseñanza, es la que puede dar a los estudiantes los conocimientos, capacidades y competencias transferibles básicas que necesitan para trabajar al acabar sus estudios.

¿De qué se trata?

Una educación superior adecuada y de calidad, con un entorno que aprecie y fomente la buena enseñanza, es la que puede dar a los estudiantes los conocimientos, capacidades y competencias transferibles básicas que necesitan para trabajar al acabar sus estudios.

Un estudio reciente de la Comisión Europea sobre la pertinencia de la educación superior puso de manifiesto que la educación superior es pertinente si contribuye a estos tres objetivos:

  • empleo sostenible,
  • desarrollo personal, y
  • ciudadanía activa.

¿Por qué es necesario?

Los dirigentes de la UE han acordado el objetivo de que el 40% de las personas de entre 30 y 34 años obtengan un título de educación superior o cualificación equivalente en 2020. Los titulados superiores pueden encontrar empleo más fácilmente que los que no lo son, pero con frecuencia los planes de estudios universitarios no llegan a responder a las necesidades cambiantes de la economía y fallan a la hora de anticipar o configurar las carreras del futuro.

Debemos actuar si queremos satisfacer las necesidades de capacidades de alto nivel de Europa. En primer lugar, es necesario atraer a más personas a los ámbitos de estudio que preparan a los estudiantes para puestos de trabajo en los que falta personal o en los que está empezando a faltar. En muchos Estados miembros de la UE existe una demanda no satisfecha de titulados en el campo de las ciencias, la tecnología, la ingeniería, (las artes) y las matemáticas (STE(A)M, por sus siglas en inglés), así como de profesiones médicas y de docentes. En segundo lugar, todos los estudiantes de aprendizaje avanzado, independientemente de la materia, necesitan adquirir capacidades transversales avanzadas y competencias clave que les permitan tener éxito. Las competencias digitales de alto nivel, la escritura y el cálculo, la autonomía, el pensamiento crítico y la capacidad de resolución de problemas son unos atributos cada vez más cruciales.

Para aumentar la calidad y la pertinencia de la educación superior y aumentar el número de estudiantes universitarios, hacen falta urgentemente criterios y métodos docentes flexibles e innovadores. De acuerdo con el documento de la UE "Un nuevo concepto de educación", una manera de conseguirlo es aprovechar las ventajas transformadoras de las TIC y otras nuevas tecnologías para enriquecer la enseñanza, mejorar las experiencias de aprendizaje y apoyar el aprendizaje personalizado.

Labor realizada

La Comisión Europea puso en marcha una iniciativa europea para el seguimiento de los titulados con el fin de mejorar el conocimiento a escala nacional y de la UE sobre la manera en que progresan en sus carreras profesionales o en la educación continua. Este conocimiento puede apoyar las mejoras de la orientación profesional, el diseño de los programas, la estrategia institucional y la elaboración de políticas.

La Recomendación del Consejo relativa al seguimiento de los titulados (2017/C 423/01) inició la cooperación transfronteriza para mejorar los mecanismos nacionales de seguimiento de los titulados. A fin de seguir avanzando a este respecto, la Comisión creó un grupo informal de expertos.

La Comisión puso en marcha una encuesta europea de titulados, en fase piloto, para recoger datos comparables de la UE sobre pertinencia de los estudios para el mercado laboral, capacidades de los titulados, flujos de movilidad, ciclos de estudios, actitudes y compromiso civil.

La Comisión pondrá en marcha asimismo una coalición EU STE(A)M a mayor escala que reunirá a diferentes sectores de la educación, la empresa y los empleadores del sector público para fomentar la incorporación de las materias STE(A)M pertinentes y modernizar STE(A)M y otros planes de estudios.