Educación superior eficaz y eficiente

La eficacia y la eficiencia de los sistemas de educación superior dependen, en parte, de la disponibilidad de fondos y la promoción de una cultura de calidad.

Hacia una educación superior eficaz y eficiente

Lograr una educación superior eficaz y eficiente depende de que las autoridades públicas logren crear el marco adecuado en el que puedan operar las instituciones de educación superior, que se caracteriza por una financiación adecuada y unas políticas eficaces de garantía de la calidad, entre otros factores. 

El marco estratégico para la educación y la formación (ET 2020) de la UE subraya que: 

  • los sistemas de educación superior requieren una financiación adecuada, y el gasto público en educación superior debe protegerse, ya que se trata de una inversión en crecimiento económico
  • los retos que afronta la educación superior requieren una gobernanza y unos sistemas de financiación más flexibles, que equilibren una mayor autonomía de las instituciones docentes con la rendición de cuentas de todos los interesados.

La agenda renovada de la UE para la educación superior también destaca la necesidad de recursos humanos y financieros desplegados de manera adecuada y eficiente, así como el uso de incentivos y sistemas de recompensas.

Por otra parte, la reforma y la modernización del sistema europeo de educación superior se basan en los esfuerzos y competencias del personal docente y de investigación. A pesar de ello, los niveles de dotación de personal no se amplían al mismo ritmo que el número de estudiantes en muchos casos.

Para garantizar que Europa produzca, atraiga y retenga el profesorado de calidad que necesita es esencial mejorar las condiciones laborales y la formación profesional inicial y continua, así como fomentar un mayor reconocimiento de los méritos docentes e investigadores.

¿Por qué es importante una educación superior eficaz y eficiente? 

El aseguramiento de la calidad aumenta la confianza en la educación superior. Todas las instituciones de educación superior deben contar con un sistema riguroso de aseguramiento de la calidad interno evaluado por agencias externas de garantía de la calidad. 

Estos retos requieren una mayor flexibilidad. Las instituciones autónomas pueden especializarse más fácilmente, promoviendo la mejora del rendimiento en la enseñanza y la investigación, así como la excelencia en los sistemas de enseñanza superior. Sin embargo, las restricciones legales, financieras y administrativas suelen limitar la libertad de las instituciones a la hora de definir estrategias y estructuras y diferenciarse de sus competidoras.

Además, los gobiernos nacionales de los Estados miembros de la UE siguen siendo responsables de sus sistemas de educación superior y de la financiación de los mismos.

¿Qué está haciendo la UE para fomentar la eficacia y la eficiencia de la educación superior?

A través de su apoyo a la cooperación en materia de investigación y políticas, la Comisión ayuda a los Estados miembros de la UE a desarrollar modelos eficaces de gobernanza y financiación de la educación superior. La Comisión también colabora con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en la revisión de las estructuras de financiación, incentivos y recompensas de los sistemas de enseñanza superior. 

Además, la Comisión fomenta el aprendizaje mutuo sobre buenas prácticas de gobernanza y financiación entre los Estados miembros a través del instrumento de asesoramiento por homólogos y de actividades de aprendizaje entre iguales.

Entre 2014 y 2020, 17 Estados miembros han destinado fondos estructurales y de inversión europeos a la educación superior. En total, se han destinado 5.200 millones de euros del Fondo Social Europeo a la formación de personas, la reforma de los programas y la adaptación de la educación a las necesidades del mercado laboral. 

Además, otros 1.500 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional se han dedicado a la revitalización y la construcción de nuevas infraestructuras educativas. 

Las instituciones de educación superior disponen también del apoyo basado en préstamos gestionado por el Grupo del Banco Europeo de Inversiones. Las instituciones pueden solicitar un préstamo para modernizar sus instalaciones a través del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas y participar en programas de financiación innovadores, como los préstamos para máster Erasmus+ para estudiantes internacionales. 

Por lo que se refiere al aseguramiento de la calidad, las Normas y Directrices en materia de Garantía de la Calidad en el Espacio Europeo de Educación Superior establecen un marco común que garantiza la rendición de cuentas a nivel europeo, nacional e institucional. El Registro Europeo de Agencias de Garantía de la Calidad de la Enseñanza Superior contribuye a desarrollar una dimensión europea de la garantía de calidad.

La Comisión publica informes de situación sobre la evolución de la garantía de la calidad a nivel europeo en el ámbito de la educación superior.