Acerca de la política de educación superior

Las actividades de la UE buscan aportar una dimensión internacional a los estudios, la enseñanza, la investigación y las políticas de educación superior.

Visión general

La educación y la cultura son fundamentales para crear una Europa más inclusiva, cohesionada y competitiva. En 2017, dentro de la Cumbre Social de Gotemburgo, la Comisión Europea planteó su visión para 2025 de un Espacio Europeo de Educación en el que se garantice la libre circulación de los educandos: "un continente en el que vivir temporalmente en otro Estado miembro —para estudiar, aprender o trabajar— se ha convertido en la norma y en el que hablar dos idiomas, además de su lengua materna, sea lo normal. Un continente en el que la gente sienta intensamente su identidad europea, el patrimonio cultural de Europa y su diversidad".

Para llevar adelante su labor en el campo de la educación superior, la Comisión Europea trabaja sobre tres prioridades clave para potenciar la movilidad y los intercambios de estudiantes en beneficio de todos:

  1. Una Red de Universidades Europeas
  2. El reconocimiento mutuo de títulos
  3. Una tarjeta europea de estudiante.

¿Por qué es importante la educación superior?

La educación superior y sus nexos con la investigación y la innovación desempeñan un papel fundamental, no solo para el desarrollo individual y social y la formación de un capital humano altamente cualificado, sino también de cara a los ciudadanos competentes que Europa necesita a fin de crear empleo, crecimiento económico y prosperidad.

Las instituciones de educación superior son esenciales a la hora de cumplir la estrategia de la Unión Europea con vistas a impulsar y mantener el crecimiento. La estrategia Europa 2020 ha fijado el objetivo de lograr que el 40% de los jóvenes europeos tenga un título de educación superior de aquí a 2020.

¿Cómo apoya la Unión Europea la enseñanza superior en Europa?

Para convertir la educación en un motor del desarrollo se requiere una inversión continua y sustancial. Las administraciones de los Estados miembros siguen siendo responsables de organizar e impartir la educación superior en sus respectivos países. Las actividades de la UE buscan aportar una dimensión internacional a los estudios, la enseñanza, la investigación y las políticas de educación superior.

A través de los programas Erasmus+ y Horizonte 2020, la UE apoya los intercambios internacionales de estudiantes, personal académico e investigadores y la cooperación estructurada entre las instituciones de educación superior y las administraciones públicas de países diferentes.

El objetivo es ofrecer a cuantos intervienen en la educación superior nuevas oportunidades de aprender unos de otros más allá de las fronteras nacionales y de colaborar en proyectos conjuntos para desarrollar buenos métodos de aprendizaje y enseñanza y promover la excelencia en materia de investigación e innovación.

¿Qué hace la Comisión Europea?

La Comisión Europea trabaja en estrecho contacto con los responsables políticos a la hora de apoyar el desarrollo de políticas de educación superior en los países de la UE en consonancia con la estrategia Educación y Formación 2020 (ET 2020). La agenda renovada de la UE para la educación superior, adoptada por la Comisión en mayo de 2017, establece cuatro grandes objetivos para la cooperación europea en este campo.

Para contribuir a alcanzar cada uno, la Comisión propone aplicar medidas específicas en toda la UE, principalmente a través de las diferentes vertientes de los programas Erasmus+ y Horizonte 2020. En particular, la Comisión Europea apoya:

  1. Abordar los futuros casos de inadecuación de las capacidades y promover la excelencia en el desarrollo de capacidades
  2. Crear sistemas de educación superior integradores y conectados
  3. Velar por que las instituciones de educación superior contribuyan a la innovación
  4. Apoyar sistemas de educación superior eficaces y eficientes.

Para contribuir a alcanzar cada uno, la Comisión propone aplicar medidas específicas en toda la UE, principalmente a través de las diferentes vertientes de los programas Erasmus+ y Horizonte 2020. En particular, la Comisión Europea apoya:

  • el intercambio de buenas prácticas entre distintos países a través del grupo de trabajo de educación superior de ET 2020
  • el proceso de Bolonia, destinado a fomentar la internacionalización de la enseñanza superior en Europa a través de una mayor movilidad, mayor facilidad en el reconocimiento de cualificaciones y la racionalización de los mecanismos de garantía de calidad
  • el desarrollo y utilización de instrumentos de movilidad y reconocimiento tales como el sistema ECTS y el Suplemento al Título Superior para aumentar la experiencia y facilitar los intercambios en Europa.

En fechas más recientes y en el contexto del Espacio Europeo de Educación, la Comisión Europea ha tomado otra serie de iniciativas:

  • el concepto de Redes de Universidades Europeas supone un gran cambio en las prácticas de educación superior gracias a la movilidad y la integración de los planes de estudios para fomentar la calidad, la excelencia y la innovación
  • la propuesta de Recomendación del Consejo sobre reconocimiento mutuo automático de los diplomas de enseñanza superior ayuda a eliminar los obstáculos a la movilidad de los estudiantes en Europa
  • la futura tarjeta europea de estudiante facilitará el intercambio seguro de información sobre el alumnado y reducirá la carga administrativa para las instituciones de educación superior, por lo que será un ejemplo concreto del nuevo Espacio Europeo de Educación.