Semestre Europeo / Análisis por países

Para ayudar a los Estados miembros a lograr un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, durante el Semestre Europeo la Comisión Europea lleva a cabo un análisis de las distintas políticas en cada país, incluida la política de educación y formación.

¿De qué se trata?

Aunque la responsabilidad de los sistemas de educación y formación incumbe a los países miembros, la UE cumple un cometido esencial de apoyo y complemento a la labor de mejora y modernización de sus sistemas educativos.

En una economía globalizada y basada en el conocimiento, Europa necesita trabajadores bien cualificados, que puedan competir en productividad, calidad e innovación. En tiempos de rápida transformación tecnológica y social, esto es aún más válido. Sin embargo, la experiencia reciente hace pensar que la discrepancia entre las cualificaciones de los trabajadores y exigidas por el mercado laboral va en aumento, lo que contribuye al desempleo y limita el crecimiento.

De acuerdo con los objetivos de la Estrategia Europa 2020, las prioridades son, entre otras:

  • adecuar las capacidades a los mercados laborales
  • reducir el abandono escolar a menos del 10% y
  • aumentar el porcentaje de titulados universitarios al 40% como mínimo.

¿Cómo se hace?

Para ayudar a los Estados miembros a lograr un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, durante el Semestre Europeo la Comisión Europea lleva a cabo un análisis de las distintas políticas en cada país, incluidas las de educación y formación. Esto no solo permite a los Estados miembros abordar los retos observados, ya sea en el ámbito nacional, regional o de la UE, sino que les ayuda a evaluar los avances a la hora de llevar a cabo las reformas necesarias y satisfacer las necesidades de inversión.

Para ayudar a los Estados miembros a abordar los problemas más urgentes, en el primer semestre del año se publica una serie de recomendaciones específicas por países (Semestre Europeo) englobadas en la Estrategia Europa 2020 de crecimiento y empleo.

Por otra parte, cada año el Monitor de la Educación y la Formación publica un análisis actualizado de los desafíos basado en una serie de valores de referencia, lo que también contribuye a basar las políticas en datos objetivos.