Recomendación del Consejo relativa a las competencias clave para el aprendizaje permanente

La Comisión Europea colabora con los Estados miembros de la UE para promover las competencias, conocimientos y perspectivas clave con el fin de facilitar el aprendizaje permanente.

Competencias clave

La Comisión Europea colabora con los Estados miembros de la UE con el fin de apoyar y reforzar el desarrollo de las competencias clave y las capacidades básicas para todos, desde una edad temprana y a lo largo de la vida. Entre las competencias clave se encuentran los conocimientos, capacidades y actitudes que toda persona necesita tanto para su realización y desarrollo personales, como para su empleabilidad, inclusión social y ciudadanía activa. 

Para fomentar las competencias clave se trata de: 

  • proporcionar una educación, formación y aprendizaje permanente de alta calidad para todos
  • apoyar al personal docente para que ponga en práctica planteamientos de enseñanza y aprendizaje basados en las competencias 
  • alentar una variedad de planteamientos y contextos de enseñanza para el aprendizaje permanente
  • explorar distintos planteamientos para la evaluación y validación de las competencias clave.

¿Qué se está haciendo? 

El Consejo ha adoptado una Recomendación relativa a las competencias clave para el aprendizaje permanente basada en una propuesta de la Comisión. Dicha Recomendación establece ocho competencias clave para el desarrollo personal, la adopción de un estilo de vida saludable y sostenible, la empleabilidad, la ciudadanía activa y la inclusión social:  

• competencia en lectura y escritura 
• competencia multilingüe
• competencia matemática y competencia en ciencia e ingeniería 
• competencia digital y competencia en tecnología
• competencias interpersonales y habilidad para adquirir nuevas competencias 
• competencia en ciudadanía activa 
• competencia emprendedora 
• competencia en conciencia y expresión culturales. 

Esta Recomendación del Consejo proporciona un marco europeo común de referencia sobre las competencias claves a responsables políticos, proveedores de educación y formación, interlocutores sociales y a los propios alumnos. Asimismo, también propone formas exitosas de promover el desarrollo de competencias a través de planteamientos innovadores en materia de aprendizaje, métodos de evaluación y apoyo al personal educativo.