Asuntos Marítimos y Pesca
Revista digital

LA UE asume la obligación de desembarque

LA UE asume la obligación de desembarque

La nueva obligación de desembarque de la UE, que se introducirá paulatinamente a partir de este año, pondrá fin a las devoluciones al mar de pescado comercializable. Esta práctica es nefasta para las poblaciones de peces y para el entorno marino, así  como costosa para los pescadores. Los descartes se solían producir cuando los pescadores capturaban accidentalmente pescado para el que no tenían cuota, pescado dañado o menos rentable, o pescado por debajo de la talla reglamentaria que no podían vender.

Para permitir que los pescadores se adapten al cambio, la obligación de desembarque se introducirá paulatinamente entre 2015 y 2019 para toda la pesca comercial y se aplicará pesquería por pesquería. 

© Eric Gevaert | Dreamstime.com

La obligación de desembarque lleva en vigor desde el 1 de enero de este año para la pesca pelágica y la industrial, así como para la pesca del salmón y del bacalao en el Báltico. Todas las capturas tendrán que permanecer a bordo y deberán desembarcarse y deducirse de las cuotas. El pescado por debajo del tamaño reglamentario no podrá destinarse al consumo humano. Las capturas solo podrán devolverse al mar si están cubiertas por una exención de minimis o de elevada supervivencia. 

Los buques pelágicos afectados son:

  • los arrastreros de fondo y de mediana profundidad que capturen arenque, caballa, jurel, bacaladilla, espadín, ochavo y argentina;
  • los cerqueros que capturen arenque, caballa, jurel y bacaladilla;
  • los palangreros que capturen caballa.  

 

La práctica de los descartes ("slipping") también seguirá siendo ilegal, por lo que todas las capturas de especies sujetas a cuotas deberán desembarcarse y deducirse de dichas cuotas. Si las capturas de un buque exceden su cuota, y no puede lograrse una cuota adicional, se debe dejar de faenar.

Las nuevas normas estarán acompañadas por una mejor documentación, sobre todo mediante una información más detallada en el cuaderno diario de pesca y en las declaraciones de desembarque. Otros tipos de documentación disponibles incluyen los sistemas de vigilancia electrónica remota, los observadores en el mar y los muestreos en tierra.  

Las pesquerías pelágicas en aguas internacionales también estarán sujetas a la obligación de desembarque. Este no será el caso de las aguas fuera de la UE en las que un acuerdo internacional estipule la devolución obligatoria del pescado al mar. Los pescadores de la UE con acceso a las aguas de un tercer país deberán respetar las normas de dicho país.

Con arreglo a un conjunto de normas recientemente adoptadas, los pescadores dispondrán de dos años de adaptación antes de la entrada en vigor de las sanciones. Estas consistirán en puntos de penalización para las licencias de pesca si no se respetan las nuevas obligaciones.

Para más información, haga clic aquí.

Números anteriores
Junio de 2017 - número 75
Marzo de 2017 - número 74
Noviembre de 2016 - número 73
Agosto de 2016 - número 72