Maritime Affairs and Fisheries
Online Magazine

Poner fin a la sobrepesca: mucho que celebrar, mucho por hacer

Poner fin a la sobrepesca: mucho que celebrar, mucho por hacer

La década de esfuerzos coordinados centrados en evitar el colapso de las poblaciones de peces y maximizar los rendimientos sostenibles en aguas europeas está dando fruto.

Buenas noticias

En el documento de consulta de la Comisión Europea sobre las posibilidades de pesca en 2014, publicado el 30 de mayo, se destacan los progresos que se están realizando para acabar con la sobrepesca. El número de poblaciones de peces del Atlántico nororiental y las aguas adyacentes que se encuentran dentro de los límites biológicos seguros está actualmente en su nivel más elevado desde principios de la década de 1980, y ha pasado lentamente de 12 (29%) en 2003 a 24 (59%) en 2013. El porcentaje de poblaciones sometidas a sobrepesca en dichas regiones cayó del 94% en 2005 al 39% el año en curso. Además, aunque en 2005 solo había dos poblaciones de peces en las que se pescaba al rendimiento máximo sostenible (RMS), en la actualidad hay 25. 

 

“No obstante, no podemos dormirnos en los laureles. Si queremos poner fin a la sobrepesca en la fecha límite acordada, debemos redoblar nuestros esfuerzos.”

 

Ending overfishing: much to celebrate, much to do - © European Union
Ending overfishing: much to celebrate, much to do - © European Union
Maria Damanaki, Comisaria Europea de Asuntos Marítimos y Pesca, afirma: «Estas cifras demuestran que las medidas de gestión responsable de la pesca pueden funcionar y funcionan. No obstante, no podemos dormirnos en los laureles. Si queremos poner fin a la sobrepesca en la fecha límite acordada, debemos redoblar nuestros esfuerzos».

 

Nuestro conocimiento de las poblaciones de peces sigue siendo cada vez más amplio y profundo. En la última década han mejorado considerablemente la recogida de datos y el cumplimiento de la normativa, gracias a las innovaciones del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM). Los científicos conocen ahora el estado del 50% de las poblaciones de peces del Atlántico nororiental y las áreas colindantes, y pueden ofrecer asesoramiento sobre las posibilidades de pesca de 77 poblaciones (el número más elevado en una década).

 

El beneficio neto de la pesca subió un 41% en 2011.

 

Junto a la reducción de la sobrepesca se da un aumento de los beneficios. A causa principalmente del incremento de los precios de mercado, el beneficio neto de la pesca subió un 41%: de 324 millones de euros en 2010 a 457 millones en 2011, según las últimas cifras disponibles. Este incremento se ha producido a pesar del aumento de los costes de combustible, que ha encarecido la gestión de las flotas de pesca.

 

Noticias menos buenas

Pese a todo lo que se ha avanzado en la reducción de la sobrepesca, varias especies siguen capturándose a niveles insostenibles. El 88% de las poblaciones de peces del Mediterráneo y el mar Negro sufren sobrepesca. El caso de la caballa del Atlántico nororiental pone de relieve la necesidad de mejorar la cooperación internacional en materia de pesca sostenible. Los desacuerdos entre Islandia, las Islas Feroe, Noruega y la UE están provocando un conflicto en torno a las cuotas fijadas de manera unilateral, que exceden con mucho los totales admisibles de capturas (TAC) que aconseja la comunidad científica. En consecuencia, los TAC de esta especie en 2013 volvieron a ser un 36% superiores a lo aconsejable desde el punto de vista científico.

 

El 88% de las poblaciones de peces del Mediterráneo y el mar Negro sufren sobrepesca.

 

El descarte de capturas contribuye a la sobrepesca y al agotamiento de poblaciones. La nociva práctica de devolver al mar peces muertos o agonizantes suele producirse cuando los pescadores tratan de respetar las cuotas asignadas a otras especies, intentan maximizar el valor de su captura o utilizan redes de malla pequeña para intentar capturar especies de tamaño reducido pero valiosas. La tasa de descarte del bacalao en el mar del Norte está reduciéndose, pero, por término medio, todavía se echa por la borda una cuarta parte del bacalao que se captura. Algunas especies tienen una tasa de descarte aún mayor: alrededor del 40% en el caso de la solla y del 56% en el del merlán. Para cumplir el objetivo de eliminar los descartes casi por completo (algunas capturas involuntarias son inevitables en este sector), la UE introducirá progresivamente prohibiciones de descarte a partir del 1 de enero de 2015. Se espera que para conseguirlo se necesiten cuatro años, durante los cuales los pescadores podrán adaptarse de manera gradual a este nuevo sistema y modificar sus equipos para mejorar la selectividad de la pesca.

Queda mucho trabajo por hacer

La Comisión está adaptando su manera de fijar las cuotas de pesca del próximo año según asesoramiento científico, a fin de garantizar una pesca sostenible dentro de los rendimientos máximos sostenibles. Con carácter previo, la Comisión está consultando a la industria pesquera y a los Estados miembros acerca del mejor modo de proceder. También se consultará con Noruega y con otros países que no son miembros de la UE, y tendrán lugar más debates durante el segundo semestre de este año. Las cuotas se fijarán a finales de diciembre.

Past Issues
June  2017 - Issue 75
March  2017 - Issue 74
November 2016 - Issue 73
August 2016 - Issue 72