Cada Estado miembro de la UE es responsable de su propia política cultural. La función de la Comisión Europea es contribuir a hacer frente a los retos comunes, como el impacto de la transición digital, los cambios en los modelos de gobernanza cultural y la necesidad de estimular el potencial innovador de los sectores cultural y creativo.

La Comisión también tiene un compromiso con el fomento de la diversidad cultural, la protección del patrimonio cultural, la superación de los obstáculos que dificultan la movilidad de los profesionales de la cultura y el apoyo a la contribución de las industrias culturales y creativas al crecimiento y la creación de empleo en toda la UE, de acuerdo con los principios de la actual Agenda Europea para la Cultura.

La Comisión ya ha propuesto una Nueva Agenda Europea para la Cultura (ver también: documento de trabajo de los servicios de la Comisión, comunicado de prensa y ficha informativa). La Nueva Agenda tiene en cuenta la evolución del sector cultural, se centra en la positiva contribución de la cultura a la sociedad, la economía y las relaciones internacionales de Europa y establece métodos de trabajo mejorados con los Estados miembros, la sociedad civil y los socios internacionales.

La Nueva Agenda delimita el marco en que se realizará la próxima fase de la cooperación a escala de la UE a partir de 2019. Los Estados miembros definen los principales temas y métodos de trabajo para la colaboración en el sector mediante planes de trabajo en materia de cultura aprobados por el Consejo de Ministros.

¿En qué se traduce esta actuación?

El Plan de trabajo en materia de cultura (2015-2018), adoptado por el Consejo de Ministros de la UE en diciembre de 2014, establece cuatro prioridades fundamentales para la cooperación europea en este campo:

  • Cultura accesible e integradora
  • Patrimonio cultural
  • Sectores cultural y creativo: economía creativa e innovación
  • Promoción de la diversidad cultural, cultura en las relaciones exteriores de la UE y movilidad.

Esta lista de prioridades se ve complementada con 20 actuaciones concretas.

El nuevo Plan de trabajo en materia de cultura, que se aplicará a partir de 2019, está pendiente de adopción por los Ministros de Cultura de la UE.

¿Por qué es necesaria?

El sector de la cultura es, cada vez más, una fuente de creación de empleo que contribuye al crecimiento en Europa. Además, es un medio excelente para favorecer la inclusión social y prestar apoyo a la diversidad cultural.

La Agenda contribuye así a las diez prioridades de la Comisión Europea para el periodo 2014-2019 y a cumplir los compromisos europeos con los acuerdos internacionales, como la Convención de las Naciones Unidas sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales.

¿Qué se ha hecho hasta ahora?

Tras los éxitos cosechados con los programas europeos Cultura y MEDIA, en 2014 la Comisión puso en marcha Europa Creativa, programa marco consolidado de apoyo a los sectores cultural y creativo europeos.

La financiación del programa se complementa con actividades de aprendizaje recíproco entre los Gobiernos de los Estados miembros (a través del método abierto de coordinación) y entre las ciudades y regiones. A esto se añaden informes y estudios periódicos y recopilaciones de datos para ofrecer información actualizada y pertinente sobre el sector y los aspectos económicos de la cultura.

A través de la cooperación cultural internacional, especialmente en forma de debates con los Estados miembros y revisiones periódicas de la aplicación de la Agenda Europea para la Cultura, se han determinado otras prioridades y medidas.

El 8 de junio de 2016, la Comisión y la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad adoptaron la comunicación conjunta "Hacia una estrategia de la UE para las relaciones culturales internacionales".

Tras haber consultado a las partes interesadas del sector, el 22 de mayo de 2018 la Comisión aprobó una Nueva Agenda Europea para la Cultura.

¿Cuáles serán las próximas etapas?

El programa Europa Creativa será la principal fuente de financiación europea para el sector de la cultura hasta 2020. También prestará apoyo a las actividades del Plan de trabajo en materia de cultura vigente hasta finales de 2018.

Las actividades conjuntas para obtener estadísticas comparables y de calidad sobre la cultura en la UE, que representan una de las prioridades horizontales del Plan de trabajo, permiten que Eurostat publique nuevos datos de manera periódica.

En la actualidad, una serie de grupos de trabajo de expertos de los Estados miembros se reúnen en el marco del método abierto de coordinación (MAC) para analizar los temas definidos en el Plan de trabajo en materia de cultura. El MAC constituye el principal método de trabajo de los Estados miembros en el ámbito de la cultura.

Otros métodos de trabajo son los siguientes: grupos de expertos ad hoc, seminarios temáticos organizados por la Comisión, estudios, reuniones informales de representantes de los Ministerios de Cultura y de Asuntos Exteriores y conferencias como el Foro Europeo de la Cultura.

En el segundo semestre de 2018 el Consejo estudiará la próxima fase de la cooperación cultural a escala de la UE, con vistas a la preparación del próximo Plan de trabajo en materia de cultura a partir de 2019.