¿De qué se trata?

El tráfico de bienes culturales es la transferencia o la retención ilegales del patrimonio cultural, es decir, de objetos que posean valor artístico, histórico o arqueológico para un país determinado.

¿Por qué?

El tráfico de bienes culturales puede darse por diversas circunstancias, desde robos menores hasta excavaciones furtivas o traslados de obras de arte en situaciones de conflicto armado.

Sea cual sea el motivo, se trata de una de las principales formas de comercio delictivo, y los actuales mecanismos nacionales e internacionales no cuentan ni con el material ni con el apoyo necesarios para afrontar el problema.

Función de la Comisión

La Comisión ha detectado en este ámbito varios problemas que es urgente abordar, como:

  • Incoherencia de la terminología y las definiciones jurídicas, concretamente entre las lenguas de la UE.
  • Discordancia entre las legislaciones de los Estados miembros.
  • Falta de información y datos sobre el tráfico de bienes culturales.

La Comisión es responsable de adoptar medidas para garantizar, por un lado, una sólida base real de la política, y, por otro, la posibilidad de establecer medidas eficaces para afrontar el problema de manera concertada con otras organizaciones internacionales.

Labor realizada

La Comisión Europea coopera ya estrechamente, para reforzar la normativa, con diversas organizaciones, como:

La UE también tiene en cuenta la lucha contra el tráfico ilegal en sus relaciones con los países en desarrollo.El programa Euromed Patrimonio, financiado por la UE, colabora estrechamente con la Unesco para capacitar a las administraciones nacionales. La UE apoya asimismo el plan de acción de la Unesco en Siria y, en concreto, la lucha contra el tráfico ilegal de bienes culturales .

Además, actualmente se está detallando el apoyo de la UE al plan de acción de la Unesco en Mali, en coordinación con otros colaboradores internacionales, con objeto de integrar en el mismo el inventario, la informatización y la protección de los manuscritos de Tombuctú y limitar así el tráfico ilegal en la región.

En enero de 2014, la Comisión Europea organizó en Marruecos un taller panafricano de protección de bienes culturales para luchar contra el pillaje, el robo y el tráfico ilegal.

La Comisión también está actuando en el plano interno con objeto de reforzar la base real y el marco político. Para ello es necesaria la cooperación de los departamentos de:

Próximas etapas

La labor de la Comisión en este ámbito continuará, en primer lugar, a través de la cooperación entre las organizaciones internacionales y, asimismo, mediante debates con los Estados miembros y operaciones de recopilación de información.

El sector podrá contar también con el apoyo del programa Europa Creativa y de otras iniciativas de la Comisión Europea, como el programa Culturas ACP+, iniciativa de 30 millones de euros destinada a fomentar la cooperación cultural en África, el Caribe y el Pacífico.