¿De qué se trata?

El patrimonio cultural de la Unión Europea es un mosaico rico y diversificado de expresiones culturales y creativas que nos han transmitido las generaciones europeas anteriores y que debemos transmitir a las venideras.

Incluye parajes naturales, conjuntos arquitectónicos, yacimientos arqueológicos, museos, monumentos, obras de arte, ciudades históricas, obras literarias, musicales y audiovisuales, y todo el saber, las costumbres y las tradiciones de los ciudadanos europeos.

¿Por qué?

El patrimonio cultural enriquece la vida de los ciudadanos, impulsa los sectores cultural y creativo y desempeña un papel importante en la creación y el incremento del capital social europeo.

También es un recurso importante para el crecimiento económico, el empleo y la cohesión social, ya que ofrece todo un potencial para revitalizar zonas urbanas y rurales y fomentar el turismo sostenible.

Aunque la política cultural es ante todo competencia de los Estados miembros y las administraciones regionales y locales, la UE tiene un compromiso con la protección y la valorización del patrimonio cultural europeo mediante una serie de políticas y programas.

Función de la Comisión

La función de la Comisión se fundamenta en el artículo 3, apartado 3, del Tratado de Lisboa, que estipula que "la Unión respetará la riqueza de su diversidad cultural y lingüística y velará por la conservación y el desarrollo del patrimonio cultural europeo".

El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea otorga a la Comisión la tarea específica de contribuir al florecimiento de las culturas de los Estados miembros, dentro del respeto de su diversidad, "poniendo de relieve al mismo tiempo el patrimonio cultural común" (artículo 167 del TFUE).

Por tanto, la función de la Unión Europea es apoyar y complementar las acciones de los Estados miembros para conservar y promover el patrimonio cultural europeo.

La Comisión ha puesto en marcha una serie de políticas y programas en este ámbito y también apoya y fomenta la colaboración entre los Estados miembros y los profesionales del patrimonio.

Labor realizada

Hay todo un abanico de políticas, programas y fondos de la UE que van en beneficio del patrimonio cultural europeo. En el periodo 2007-2013 se invirtieron 3.200 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional en patrimonio, 1.200 millones del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural en patrimonio rural y cerca de 100 millones del Séptimo Programa Marco en investigación del patrimonio.

La UE cuenta con tres acciones dedicadas específicamente al patrimonio cultural: las Jornadas Europeas de Patrimonio, el Premio de Patrimonio Cultural de la UE y el Sello de Patrimonio Europeo. Las políticas de la UE en otros ámbitos también lo tienen cada vez más en cuenta, por ejemplo en la evaluación del impacto ambiental y las ayudas estatales.

En mayo de 2014 los ministros de Cultura de la UE hicieron un llamamiento para "integrar el patrimonio cultural en las políticas nacionales y europeas" y "elaborar un planteamiento estratégico sobre el patrimonio cultural".

Para responder al llamamiento, en julio de 2014 la Comisión Europea adoptó la Comunicación "Hacia un enfoque integrado del patrimonio cultural europeo". También pueden consultarse el comunicado de prensa. Los detalles de las posibilidades que ofrecen estos y otros programas figuran en el informe sinóptico .

La colaboración entre los Estados miembros en materia de patrimonio cultural prosigue a través del Consejo de Ministros de Educación, Juventud, Cultura y Deporte y del método abierto de coordinación . Todo ello supone una importante labor en el ámbito del patrimonio cultural por parte de las Presidencias belga, lituana, griega e italiana de la Unión Europea.