First published on
27 Abril 2017

En abril de 2017, el Gobierno húngaro puso en marcha una consulta nacional a todos los hogares del país bajo el lema «Stop Brussels» («Detener a Bruselas»), centrada en seis aspectos concretos.

Algunas de las afirmaciones y acusaciones formuladas en la consulta no reflejan la realidad o son incluso gravemente engañosas.

La Comisión Europea desea poner las cosas en su lugar, aportando con tal fin datos irrefutables.

 

Falsedad: «Bruselas quiere obligarnos a suprimir la reducción de las tasas de servicios públicos»

Verdad: La Comisión comparte el objetivo del Gobierno húngaro de suministrar energía a los hogares a precios asequibles. La mejor forma de conseguirlo es crear unos mercados de la energía competitivos, fomentar la eficiencia y la innovación energéticas y trabajar juntos a escala europea para garantizar la seguridad del abastecimiento.

 

Falsedad: «Bruselas quiere forzar a Hungría a permitir la entrada de inmigrantes ilegales»

Verdad: La Unión Europea está luchando contra la migración irregular y ayudando a los Estados miembros a gestionar sus fronteras exteriores.

 

Falsedad: «Los inmigrantes ilegales que se dirigen a Hungría reciben incentivos para cometer actos ilegales, no solo por parte de los tratantes de personas, sino también de algunas organizaciones internacionales»

Verdad: La Unión Europea aplica una política de tolerancia cero a la trata de personas y lleva largos años luchando contra este delito de explotación.

 

Falsedad: «Cada vez son más las organizaciones con apoyo extranjero que operan en Hungría con el fin de interferir en los asuntos internos de Hungría de manera poco transparente»

Verdad: Las condiciones en las que las ONG llevan a cabo sus actividades se rigen, en principio, por el Derecho nacional. La Unión Europea, por su parte, tiene estrictas normas sobre la transparencia y la representación de intereses en las instituciones europeas.

 

Falsedad: «Bruselas está atacando nuestras medidas de creación de empleo»

Verdad: Ni la Comisión, ni la Unión Europea, están atacando las políticas de creación de empleo húngaras.

 

Falsedad: «Bruselas está atacando a nuestro país por las rebajas de impuestos»

Verdad: La Comisión Europea no interfiere en las políticas tributarias nacionales, ni propone hacerlo. Las normas de la UE en materia de fiscalidad deben ser aprobadas por unanimidad por todos los Estados miembros, lo que significa que todas las normas vigentes han sido aprobadas por el Gobierno húngaro.In April 2017, the Hungarian government launched a national consultation of all Hungarian households, entitled «Stop Brussels», focusing on 6 specific issues.

Files

DescargarPDF - 344.2 KB