First published on
30 Enero 2019

Una Europa sostenible de aquí a 2030

El desarrollo sostenible busca satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin por ello poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas. Es un concepto profundamente arraigado en las políticas europeas. A lo largo de 40 años, Europa ha establecido normas medioambientales que figuran entre las más estrictas del mundo, ha introducido políticas climáticas ambiciosas y se ha erigido en gran defensora del Acuerdo de París.

Ahora la Comisión pone en marcha un debate orientado al futuro sobre el desarrollo sostenible que forma parte de la reflexión general iniciada en marzo de 2017, con el Libro Blanco sobre el futuro de Europa.

La UE debe mejorar su competitividad, invertir en crecimiento sostenible y animar a gobiernos, instituciones y ciudadanos a actuar, abriendo camino al resto del mundo. Partiendo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, el documento de reflexión enumera los factores clave para la transición hacia la sostenibilidad. El documento plantea tres escenarios sobre la mejor manera de avanzar en pos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

  • Una estrategia global de la UE en materia de ODS que oriente todas las acciones de la Unión y los Estados miembros

Los ODS cuentan con el respaldo de la UE al más alto nivel político y son piedra angular de las futuras políticas y actividades. Las instituciones de la UE y los Estados miembros, incluidas las administraciones regionales y locales, trabajarán de común acuerdo para garantizar una mejor coordinación. Para supervisar los avances, se introducirá un procedimiento de aplicación que fijará objetivos intermedios de aquí a 2030.

  • La Comisión seguirá integrando los ODS en todas las políticas pertinentes de la UE, dejando las medidas concretas a discreción de los Estados miembros

Los ODS seguirán inspirando la toma de decisiones políticas de la Comisión y orientarán la elaboración de la estrategia de crecimiento para después de Europa 2020, sin excluir otras prioridades políticas ni forzar la mano a los Estados miembros a la hora de cumplir los ODS colectivamente y en toda la UE. Este planteamiento dejaría mayor libertad a los Estados miembros, incluidas las administraciones regionales y locales, para decidir si ajustan su actuación a los ODS y de qué manera.

  • Centrar más la atención en medidas exteriores, al tiempo que se consolida la actual ambición de la UE en materia de sostenibilidad

En materia de ODS, la UE es pionera en numerosos aspectos. Podría basarse en esta experiencia para introducir nuevas mejoras y ayudar a otros países de todo el mundo a seguir avanzando. La UE podría optar por promover sus normas medioambientales, sociales y de gobernanza de forma más resuelta, a través de acuerdos comerciales y negociaciones multilaterales. La UE también podría colaborar más estrechamente con las organizaciones internacionales que buscan alcanzar los mismos objetivos.

Files

DescargarPDF - 13.8 MB
DescargarPDF - 2.1 MB
DescargarPDF - 11.2 MB
DescargarPDF - 2.7 MB
DescargarPDF - 819.9 KB

Información afín