Acción por el Clima

Reglamento del ozono

El Reglamento (CE) n.º 1005/2009 sobre las sustancias que agotan la capa de ozono ("Reglamento del ozono") constituye la base jurídica para la protección de la capa de ozono en la Unión Europea.

El Reglamento del ozono tiene dos objetivos:

  • Cumplir las obligaciones del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, del que la UE y todos sus Estados miembros son partes.
  • Garantizar un nivel de ambición en la UE más elevado que el exigido por el Protocolo en las zonas en que ello sea técnica y económicamente viable.

Medidas y requisitos

Para alcanzar los objetivos, el Reglamento del ozono impone una serie de medidas y requisitos en toda la UE, todos ellos destinados a minimizar el uso de las sustancias que destruyen el ozono.

Algunas de las sustancias que agotan la capa de ozono están totalmente prohibidas, mientras que otras están autorizadas para aplicaciones específicas (cuando no hay otras alternativas viables) o hasta un determinado límite (en cuyo caso se asignan cuotas de importación).

Existen diversas normas y medidas destinadas a regular el uso de las sustancias que agotan la capa de ozono en determinadas aplicaciones, de las cuales las más importantes se centran en:

  • la supresión progresiva de los hidroclorofluocarburos (HCFC), incluida la producción (artículo 11, apartados 1, 3 y 5)
  • la supresión progresiva del bromuro de metilo para aplicaciones de cuarentena y previas a la expedición (artículo 12)
  • la supresión progresiva de los halones para usos críticos (artículo 13 y anexo VI)
  • la asignación de cuotas (artículo 10, apartado 2, y artículo 16, apartado 1)
  • la concesión de licencias de importación y exportación (artículos 15, 17 y 18)
  • el registro para usos esenciales de laboratorio y análisis (artículo 10, apartado 4)
  • los requisitos de etiquetado para los recipientes y equipos de sustancias que agotan la capa de ozono (artículo 7, apartado 2, artículo 8, apartado 3, artículo 10, apartado 3, y artículo 11, apartados 3 y 6)
  • los requisitos técnicos aplicables durante la regeneración y la destrucción de las sustancias que agotan la capa de ozono (artículo 22, apartado 5, y anexo VII)
  • el control de los escapes o las emisiones al manipular sustancias que agotan la capa de ozono (artículo 23, apartados 1 a 3 y 5 a 6)
  • la comunicación anual de datos por parte de las autoridades nacionales (artículo 26)
  • la comunicación anual de datos por parte de las empresas (artículo 27)
  • las inspecciones nacionales (artículo 28).

Efectos y resultados

Uno de los objetivos de la eliminación progresiva de las sustancias que agotan la capa de ozono es sustituirlas por alternativas más respetuosas con el clima y el medio ambiente.

La legislación de la UE no solo ha sido eficaz en la regulación de las sustancias que agotan la capa de ozono, sino que ha impulsado además el desarrollo de tecnologías innovadoras en este campo. Entre ellas se incluyen:

  • alternativas al bromuro de metilo
  • nuevos agentes espumantes para las espumas aislantes
  • inhaladores dosificadores sin clorofluorocarburos (CFC) para el tratamiento del asma
  • sistemas innovadores sin halones de lucha contra incendios, por ejemplo en barcos y aviones.

Evaluación

En 2017, la Comisión Europea puso en marcha una evaluación del Reglamento del ozono para examinar su aplicación y resultados en toda la UE.

La evaluación debe finalizar en 2019. El sitio web de la evaluación ofrece más información.

Legislación relacionada

El Reglamento del ozono ha dado lugar a otros reglamentos de la UE más específicos sobre las sustancias que agotan la capa de ozono. En los reglamentos que se enumeran a continuación se establecen normas y procedimientos relativos a determinados usos de las sustancias que agotan la capa de ozono.

  • Reglamento (UE) n.º 537/2011 de la Comisión, sobre el mecanismo de asignación de las cantidades de sustancias reguladas que se autorizan para usos de laboratorio y análisis
  • Reglamento (UE) n.º 291/2011 de la Comisión, sobre los usos esenciales de sustancias reguladas distintas de los hidroclorofluorocarburos para usos de laboratorio y análisis
  • Decisión 2010/372/UE de la Comisión, relativa al uso de sustancias reguladas como agentes de transformación (actualizada)

Otras responsabilidades relacionadas con la capa de ozono

La Comisión Europea es también responsable de informar a la Secretaría del Ozono del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) sobre el uso y el consumo de sustancias que agotan la capa de ozono en todos los Estados miembros de la UE. La Secretaría del Ozono del PNUMA recoge estos datos a fin de verificar el cumplimiento internacional del Protocolo de Montreal.