Acción por el Clima

Reglamento del ozono

El Reglamento (CE) n.º 1005/2009 sobre las sustancias que agotan la capa de ozono ("Reglamento del ozono") constituye la base jurídica para la protección de la capa de ozono en la Unión Europea.

El Reglamento del ozono tiene dos objetivos:

  • Cumplir las obligaciones del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, del que la UE y todos sus Estados miembros son partes.
  • Garantizar un nivel de ambición en la UE más elevado que el exigido por el Protocolo en las zonas en que ello sea técnica y económicamente viable.

Medidas y requisitos

El Reglamento del ozono impone en toda la UE una serie de requisitos destinados a minimizar el uso —y, por ende, las emisiones— de sustancias que agotan la capa de ozono.

En general, las sustancias que agotan la capa de ozono están totalmente prohibidas, pero existen algunas excepciones que permiten y controlan el uso de dichas sustancias en determinadas aplicaciones específicas para las que no existen alternativas viables.

Las disposiciones más importantes se refieren a:

  • prohibiciones generales de producir, comercializar, importar o exportar sustancias que agotan la capa de ozono, incluso en aparatos, así como la prohibición de utilizar bromuro de metilo para la cuarentena y el tratamiento previo a la expedición de mercancías (artículos 4, 5, 6, 11 y 12)
  • exenciones que permiten el uso de las sustancias como materia prima, como agente de transformación en procesos específicos por parte de determinadas empresas y en procesos esenciales de laboratorio y análisis, así como exenciones temporales para usos críticos de halones en determinados aparatos (artículos 7, 8, 10 y 13)
  • asignación de cuotas a los importadores y productores (artículos 10.2 y 16.1)
  • concesión de licencias de importación y exportación (artículos 15, 17 y 18)
  • registro para usos esenciales de laboratorio y análisis (artículo 10.4)
  • requisitos de etiquetado para los recipientes y equipos de sustancias que agotan la capa de ozono (artículos 7.2, 8.3, 10.3, 11.3 y 11.6)
  • requisitos técnicos aplicables durante la regeneración y la destrucción de las sustancias que agotan la capa de ozono (artículo 22)
  • control de los escapes o las emisiones al manipular sustancias que agotan la capa de ozono (artículo 23)
  • comunicación anual de datos por parte de las autoridades nacionales (artículo 26)
  • comunicación anual de datos por parte de las empresas (artículo 27)
  • requisitos para llevar a cabo inspecciones nacionales (artículo 28)

Evaluación

En 2019, la Comisión Europea puso en marcha una evaluación del Reglamento del ozono para examinar su aplicación y resultados en toda la UE.

Los resultados de la evaluación fueron los siguientes:

  • El Reglamento está cumpliendo sus objetivos, es decir:
    • garantizar el cumplimiento de los acuerdos internacionales sobre la protección de la capa de ozono, y
    • propiciar un alto nivel de ambición en cuanto a la protección de la capa de ozono y, dado que las emisiones de las sustancias que agotan la capa de ozono son también una advertencia climática, la reducción de las emisiones también está atenuando el cambio climático.
  • El Reglamento sigue siendo muy pertinente y tiene un claro valor añadido de la UE. Solo un enfoque común y armonizado de la UE puede lograr que se cumplan las obligaciones del Protocolo de Montreal y se respeten las normas del mercado interior.
  • En general, el Reglamento está bien adaptado a la legislación pertinente de la UE e internacional, pero hay margen para aumentar su coherencia.
  • Si bien el Reglamento es eficiente, algunos resultados pueden lograrse a través de actividades más sencillas y que requieran menos recursos.

Principales documentos:

Evaluación de impacto

Sobre la base de los resultados de la evaluación, la Comisión inició en 2020 una evaluación de impacto para examinar si puede seguir mejorando el Reglamento y de qué manera. Las opciones políticas que se están investigando tienen por objeto:

  • lograr un mayor nivel de reducción de emisiones a la luz del Pacto Verde Europeo
  • mejorar la eficiencia del Reglamento del ozono, manteniendo al mismo tiempo controles eficaces y previniendo las actividades ilegales
  • garantizar un buen seguimiento
  • mejorar la coherencia del Reglamento del ozono

Principales documentos:

Legislación relacionada

El Reglamento del ozono se complementa con normas y procedimientos de la UE más específicos en relación con determinados usos de las sustancias que agotan la capa de ozono:

  • Reglamento (UE) n.º 537/2011 de la Comisión, sobre el mecanismo de asignación de las cantidades de sustancias reguladas que se autorizan para usos de laboratorio y análisis
  • Reglamento (UE) n.º 291/2011 de la Comisión, sobre los usos esenciales de sustancias reguladas distintas de los hidroclorofluorocarburos para usos de laboratorio y análisis
  • Decisión 2010/372/UE de la Comisión, relativa al uso de sustancias reguladas como agentes de transformación (actualizada en 2013)

Otras responsabilidades relacionadas con la capa de ozono

La Comisión Europea es también responsable de informar a la Secretaría del Ozono del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) sobre el uso y el consumo de sustancias que agotan la capa de ozono en todos los Estados miembros de la UE. La Secretaría del Ozono del PNUMA recoge estos datos a fin de verificar el cumplimiento internacional del Protocolo de Montreal.