Acción por el Clima

Financiación internacional contra el cambio climático

Política

Para ayudar a los países en desarrollo a hacer frente al cambio climático se necesitarán recursos financieros significativos. La Unión Europea es la mayor contribuyente de fondos para que los países en desarrollo puedan hacer frente al cambio climático y la mayor donante de ayuda humanitaria del mundo. Aporta colectivamente más de la mitad de la ayuda mundial oficial al desarrollo. El cambio climático se integra cada vez más en la estrategia de desarrollo de la UE en sentido amplio.

La Alianza Mundial contra el Cambio Climático (AMCC) de la UE ofrece apoyo técnico y financiero a los países en desarrollo para que integren el cambio climático en sus políticas y presupuestos de desarrollo y pongan en práctica proyectos contra el cambio climático sobre el terreno. La AMCC es también una plataforma de diálogo e intercambio de experiencias.

Aumentar la financiación contra el cambio climático

Monedas y planta aislada sobre fondo blanco © iStockphoto

A la vez que sigue invirtiendo en su propia acción por el clima, la UE aumenta la financiación contra el cambio climático para ayudar a los países más pobres y vulnerables a adaptarse al cambio climático y mitigar sus consecuencias.

Ello significa que:

  • De aquí a 2020 se destinará a la acción por el clima por lo menos el 20% del presupuesto de la UE.
  • Entre 2014 y 2020, se destinará un mínimo de 14.000 millones de euros (una media de 2.000 millones al año) de subvenciones públicas a apoyar actividades en los países en desarrollo.
  • La financiación de la acción internacional por el clima será de más del doble que la media de 2012-2013.

La UE y sus Estados miembros superaron su compromiso de destinar 7.200 millones de euros de "financiación inmediata" en 2010-2012 para la intervención rápida en los países en desarrollo y, pese a las difíciles circunstancias económicas, concedieron 7.340 millones.

En 2013, la financiación de los países necesitados ascendió a 9.500 millones de euros procedentes de los presupuestos públicos y otras entidades financieras de desarrollo. En 2014, la contribución de la UE y sus Estados miembros alcanzó 14.500 millones de euros.

Para aumentar la ayuda a los países más pobres y vulnerables, la UE ha iniciado una nueva fase de la Alianza Mundial contra el Cambio Climático (AMCC+), con un compromiso previsto de unos 350 millones de euros para 2012-2020. Así ayudará a los países menos adelantados y a los pequeños Estados insulares en desarrollo a adaptarse a las consecuencias del cambio climático y a integrar la resiliencia frente al mismo en la planificación general y la ejecución de la política de desarrollo.

Contribución al objetivo de 100.000 millones de dólares

La UE mantiene su compromiso de contribuir en la proporción justa al objetivo de los países desarrollados de destinar conjuntamente 100.000 millones de dólares estadounidenses anuales de aquí a 2020 para ayudar a los países en desarrollo.

Este objetivo, que forma parte del Acuerdo de París, se mantendrá hasta 2025. Antes de esa fecha se establecerá un nuevo objetivo colectivo.

La financiación procederá de muy diversas fuentes de financiación públicas y privadas, bilaterales, multilaterales y alternativas, en el contexto de una acción de mitigación significativa y una aplicación transparente por parte de los países en desarrollo.

La UE pide a las economías emergentes que contribuyan también de acuerdo con sus posibilidades y responsabilidades.

La UE y sus Estados miembros han establecido sus estrategias y criterios para aumentar la financiación contra el cambio climático de aquí a 2020. Este aumento irá parejo a una sólida labor preparatoria en los países tanto desarrollados como en desarrollo.

Aprovechar el Fondo Verde para el Clima

En la Conferencia de Cancún sobre el cambio climático de 2010 se creó el Fondo Verde para el Clima, fondo de la ONU con una función esencial de canalizar los recursos financieros para los países en desarrollo y catalizar la financiación privada de la lucha contra el cambio climático.

Los Estados miembros de la UE han prometido aportar casi la mitad de los recursos del fondo: 4.700 millones de dólares.

Recientemente se han aprobado las ocho primeras inversiones del Fondo, Con el tiempo, el Fondo se propone lograr un equilibrio del 50% entre la financiación de la mitigación y la adaptación.

Apoyar las inversiones respetuosas con el clima

Los países necesitan atraer financiación pública y privada adicional para pasar a una economía respetuosa con el clima e impulsar el crecimiento económico sostenible. La financiación internacional contra el cambio climático debe ser una palanca para incentivar inversiones en resiliencia frente al cambio climático y economía hipocarbónica, complementando los recursos nacionales en los países en desarrollo.

El planteamiento de la UE es doble:

  • ofrecer subvenciones directas a los países más pobres y vulnerables
  • utilizar la financiación para impulsar la inversión privada, combinando las subvenciones con préstamos y acciones procedentes de fuentes públicas y privadas, como los bancos de desarrollo bilaterales y multilaterales.

Por ejemplo, desde 2007 la UE y los Estados miembros han creado diversos instrumentos de financiación combinada de subvenciones y préstamos para distintas regiones.

A través de estos instrumentos, la UE:

  • subvencionó más de 240 proyectos combinados de 2007 a 2014
  • contribuye a desbloquear inversiones en los países asociados combinando sus subvenciones con la financiación pública y privada: ha destinado más de 1.000 millones de euros a subvencionar, en países de renta baja y media, proyectos ecológicos cuyo valor total representa 25.000 millones de euros.
Documentación
La información solicitada está disponible en esta(s) lengua(s):English (en)