Acción por el Clima

Financiación internacional de la lucha contra el cambio climático

Política

Se necesitan importantes recursos financieros para aplicar el Acuerdo de París. La UE sigue apoyando la acción por el clima en los países en desarrollo.

La UE, sus Estados miembros y el Banco Europeo de Inversiones son los mayores contribuyentes de fondos públicos a los países en desarrollo para la lucha contra el cambio climático, con una aportación de 21.700 millones de euros solo en 2018.

También son los principales proveedores mundiales de ayuda oficial al desarrollo (un total de 75.200 millones de euros en 2019), y la acción de lucha contra el cambio climático está cada vez más integrada en la ayuda.

Hacer que los flujos financieros sean coherentes con los objetivos climáticos

Con arreglo al Acuerdo de París, los países se han comprometido a hacer que los flujos financieros sean coherentes con una trayectoria de bajas emisiones y resiliencia frente al cambio climático para contribuir a alcanzar los objetivos climáticos a largo plazo.

En este contexto, la UE ha puesto en marcha un ambicioso Plan de acción para financiar el desarrollo sostenible. La UE también apoya a los países en desarrollo mejorando sus condiciones para la financiación de una economía con bajas emisiones de carbono.

En octubre de 2019, la UE, junto con las autoridades competentes de Argentina, Canadá, Chile, China, India, Kenia y Marruecos, puso en marcha la Plataforma internacional de finanzas sostenibles. La Plataforma tiene por objeto aumentar la movilización de capital privado hacia inversiones sostenibles desde el punto de vista ambiental.

Contribución de la Comisión Europea

En 2018, la Comisión Europea concedió 2.700 millones de euros en subvenciones a los países en desarrollo, la mayoría de los cuales lleva a cabo actividades de adaptación al cambio climático.

La Comisión va camino de cumplir su promesa de proporcionar al menos 14.000 millones de euros (o un promedio de 2.000 millones de euros al año) para apoyar las actividades relacionadas con la lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo para 2014-2020.

Además, el 20% de todo el presupuesto de la UE para el período 2014-2020 se destina a acciones relacionadas con la lucha contra el cambio climático. La Comisión ha propuesto aumentar esta cuota a un mínimo del 25% para el período 2021-2027.

Por otra parte, el Banco Europeo de Inversiones aportó 3.000 millones de euros en 2018 para la financiación de la lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo. El Banco financia, por ejemplo, proyectos de eficiencia energética y de energías renovables en África y otras regiones, además de combinar a menudo fondos con la Comisión y las agencias de los Estados miembros de la UE.

Alianza Mundial contra el Cambio Climático+: una iniciativa emblemática de la UE

El principal canal de apoyo de la UE al diálogo político y, en especial, a la acción destinada a la lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo es la Alianza Mundial contra el Cambio Climático+ (AMCC+).

Desde 2008, la AMCC+ ha invertido cerca de 450 millones de euros en más de 60 acciones nacionales y regionales.

La AMCC+ se centra en gran medida en los países menos desarrollados y los pequeños Estados insulares en desarrollo, ya que son los más vulnerables al cambio climático.

El objetivo general es fomentar el diálogo político y la cooperación en materia de lucha contra el cambio climático entre la UE y los países en desarrollo.

Áreas prioritarias:

  • Integrar la lucha contra el cambio climático en las estrategias nacionales de desarrollo
  • Aumentar la resiliencia
  • Apoyar la formulación y aplicación de estrategias de adaptación y mitigación

Plan Europeo de Inversiones Exteriores

La UE movilizará instrumentos financieros innovadores, con especial atención al Plan Europeo de Inversiones Exteriores, para apoyar la preparación y la financiación de proyectos de desarrollo relacionados con el cambio climático.

El Plan fomentará la inversión en los países socios de la UE en África y en los países vecinos de la UE mediante:

  • El Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible, que incluye una garantía financiera y una combinación de instrumentos con el fin de movilizar muchas más inversiones públicas y privadas en desarrollo sostenible.
  • Asistencia técnica para que inversores y empresas puedan desarrollar proyectos financiables y apoyar mejoras reglamentarias.
  • La mejora del entorno empresarial y del clima de inversión en los países socios, en particular a través del diálogo periódico con los gobiernos, las empresas y otras partes interesadas.

Gracias a una aportación de 4.100 millones de euros de la Comisión Europea, se prevé que el Plan movilice más de 44.000 millones de euros en inversiones de aquí a 2020.

El Plan promoverá el crecimiento inclusivo, la creación de empleo y el desarrollo sostenible, por lo que también abordará algunas de las causas profundas de la migración irregular.

Contribución al objetivo de 100.000 millones de dólares

La UE mantiene su compromiso de contribuir al objetivo de los países desarrollados de destinar conjuntamente 100.000 millones de dólares anuales de aquí a 2020 para ayudar a los países en desarrollo.

El objetivo se prorrogó hasta 2025, antes de establecer un nuevo objetivo colectivo.

La financiación procederá de muy diversas fuentes: públicas y privadas, bilaterales, multilaterales y alternativas, en el contexto de una acción de mitigación significativa y una aplicación transparente por parte de los países en desarrollo.

La UE insta a los contribuyentes existentes y potenciales a financiar también la acción por el clima en los países en desarrollo, en consonancia con sus respectivas capacidades y responsabilidades.

En septiembre de 2019, la OCDE publicó un informe sobre la financiación de la lucha contra el cambio climático de los países desarrollados en los países en desarrollo. El informe muestra que los países desarrollados están avanzando en la financiación de la lucha contra el cambio climático y todo parece indicar que la tendencia positiva continuará. La financiación de la lucha contra el cambio climático para los países en desarrollo ascendió a 71.200 millones de dólares en 2017, frente a los 58.600 millones de dólares de 2016.

Aprovechar el Fondo Verde para el Clima

El Fondo Verde para el Clima se creó en 2010 para ayudar a los países en desarrollo a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al cambio climático.

Desde 2014, el Fondo ha reunido compromisos iniciales por valor de 10.300 millones de dólares. Los compromisos de los Estados miembros de la UE representan casi la mitad de ellos: 4.700 millones de dólares.

En el primer reaprovisionamiento del Fondo Verde para el Clima, en octubre de 2019, 27 países (Estados miembros de la UE en su mayoría) se comprometieron a reaprovisionar el fondo con el equivalente a 9.780 millones de dólares adicionales en los próximos cuatro años.

Además, algunos Estados miembros y regiones de la UE aportan alrededor del 95% de los compromisos voluntarios anuales para garantizar el funcionamiento del Fondo de Adaptación. La Comisión Europea también dotará el Fondo de Adaptación con 10 millones de euros.

Apoyar las inversiones respetuosas con el medio ambiente

Los países deben atraer financiación pública y privada adicional para pasar a una economía respetuosa con el clima e impulsar el crecimiento económico sostenible.

La financiación internacional de la lucha contra el cambio climático debe utilizarse como una palanca para incentivar inversiones en resiliencia frente al cambio climático y una economía hipocarbónica, complementando los recursos nacionales en los países en desarrollo.

El planteamiento de la UE es doble:

  • ofrecer subvenciones directas a los países más pobres y vulnerables
  • utilizar las subvenciones para movilizar inversión privada al combinarlas con préstamos y acciones procedentes de fuentes públicas y privadas, como los bancos de desarrollo bilaterales y multilaterales.

Por ejemplo, la UE y los Estados miembros han creado diversos mecanismos de financiación mixta que combinan subvenciones y préstamos para distintas regiones.

Documentación

Publicaciones

Informes

Conclusiones del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros

Comunicaciones de la Comisión

Contribuciones de la UE a la CMNUCC