Acción por el Clima

Gases fluorados de efecto invernadero

Política

Los gases fluorados (o "gases F") son una familia de gases artificiales utilizados en una amplia gama de aplicaciones industriales. Como no dañan la capa de ozono atmosférica, a menudo se utilizan como sustitutos de las sustancias que agotan la capa de ozono. No obstante, los gases fluorados son potentes gases de efecto invernadero, con un efecto de calentamiento hasta 23.000 veces superior al del dióxido de carbono (CO2), y sus emisiones están registrando un fuerte aumento.

Datos sobre los gases fluorados

  • Los tres grupos de gases fluorados son los hidrofluorocarburos (HFC), los perfluorocarburos (PFC) y el hexafluoruro de azufre (SF6). Los HFC son, con mucho, los gases fluorados más importantes desde el punto de vista climático.
  • Los gases fluorados representan el 2% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en la UE, pero las emisiones de gases fluorados han aumentado un 60% desde 1990, a diferencia de las de todos los demás gases de efecto invernadero, que se han reducido.
  • Algunos gases fluorados, en particular los HFC, tienen una vida relativamente corta, mientras que otros, en particular los PFC y el SF6, pueden permanecer en la atmósfera durante miles de años.
  • Los equipos o productos como las espumas que contienen gases fluorados pueden tener una larga vida útil. Su buena gestión, como el mantenimiento y la recuperación de los gases al final de la vida útil de los equipos o productos, es, por tanto, esencial.

Reducción de dos tercios de las emisiones de gases fluorados en la UE de aquí a 2030

La UE está tomando medidas reglamentarias de control de los gases fluorados en el contexto de su política de lucha contra el cambio climático.

El primer Reglamento sobre los gases fluorados se adoptó en 2006 y consiguió estabilizar las emisiones de gases F de la UE en los niveles de 2010.

El nuevo Reglamento, que sustituye al primero y es aplicable desde el 1 de enero de 2015, refuerza las medidas existentes e introduce una serie de modificaciones de gran alcance. De aquí a 2030, reducirá las emisiones de gases fluorados en la UE en dos tercios con respecto a los niveles de 2014.

Esto representa una contribución justa y rentable del sector de los gases fluorados al objetivo de la UE de reducir su total de emisiones de gases de efecto invernadero entre un 80% y un 95% en 2050 con respecto a los niveles de 1990.

Los recortes esperados de emisiones acumulativas son del orden de 1,5 gigatoneladas de equivalentes de CO2 para 2030 y de 5 gigatoneladas para 2050. La segunda cifra es superior al CO2 producido por 1.000 millones de vuelos de ida y vuelta de París a Nueva York y superior a la suma de todos los gases de efecto invernadero emitidos en la UE durante un año.

La legislación también impulsa la innovación y el crecimiento y el empleo verdes fomentando el uso de tecnologías ecológicas basadas en alternativas menos perjudiciales para el clima.

Acción internacional sobre HFC (hidrofluorocarburos)

El 15 de octubre de 2016, la XXVIII reunión de las Partes del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono adoptó la enmienda de Kigali con el fin de añadir los HFC a la lista de sustancias reguladas. La reducción progresiva prevista de los HFC podría evitar aproximadamente 80 gigatoneladas de equivalentes de CO2 hasta 2050 y constituye una importante contribución a la lucha contra el cambio climático.

Las 197 partes del Protocolo de Montreal acordaron adoptar medidas para reducir gradualmente la producción y el consumo de HFC. La UE y otros países desarrollados deben tomar la primera medida de reducción en 2019, mientras que la mayoría de los países en desarrollo iniciarán la reducción gradual en 2024.

La UE ratificó la enmienda de Kigali el 27 de septiembre de 2018. Los Estados miembros de la UE están en proceso de ratificar individualmente esta enmienda.

Para qué se usan los gases fluorados

Los gases fluorados se utilizan en varios tipos de productos y aparatos, principalmente como sustitutos de sustancias que agotan la capa de ozono, como los clorofluorocarburos (CFC), los hidroclorofluorocarburos (HCFC) y los halones, que se están retirando en virtud del Protocolo de Montreal y la legislación de la UE.

  • Los hidrofluorocarburos (HFC) se utilizan en diversos sectores y aplicaciones, por ejemplo, como refrigerantes en equipos de refrigeración, aire acondicionado y bombas de calor; como agentes espumantes; como disolventes, y en extintores de incendios y aerosoles.
  • Los perfluorocarburos (PFC) se utilizan generalmente en el sector de la electrónica (por ejemplo, en la limpieza por plasma de obleas de silicio) y en la industria cosmética y farmacéutica. En el pasado, los PFC se utilizaron también en los extintores de incendios y aún pueden encontrarse en antiguos sistemas de protección contra incendios.
  • El hexafluoruro de azufre (SF6) se utiliza principalmente como gas aislante en equipos de conmutación de alta tensión y en la producción de magnesio y aluminio.

La disponibilidad de alternativas a los gases fluorados respetuosas con el clima se ha evaluado exhaustivamente en estudios llevados a cabo por la Comisión y otros organismos.

Documentación

Política internacional

Documentos de orientación para el Reglamento sobre los gases fluorados

Petición de normalización

Estadísticas