Acción por el Clima

Régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE)

Política

El régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE) constituye un hito de la política europea de lucha contra el cambio climático y su herramienta principal para reducir de forma rentable las emisiones de gases de efecto invernadero. Este régimen es el principal mercado de carbono del mundo y el de mayor tamaño.

El régimen de comercio de derechos de emisión:

  • opera en 31 países (los 28 de la UE, más Islandia, Liechtenstein y Noruega)
  • limita las emisiones de más de 11.000 instalaciones de gran consumo de energía (centrales eléctricas y plantas industriales) y de las compañías aéreas que operan entre esos países
  • cubre alrededor del 45% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE.

Para un resumen detallado, veáse:
ficha informativa del RCDE UE
el manual del RCDE UE

Un régimen de "limitación y comercio"

El RCDE UE funciona según el principio de "limitación y comercio".

La cantidad total de determinados gases de efecto invernadero que pueden emitir las instalaciones contempladas en el régimen está sujeta a un límite máximo. Ese límite se reduce a lo largo del tiempo de forma que las emisiones totales disminuyen.

Dentro del límite establecido, las empresas reciben o compran derechos de emisión con los que pueden comerciar entre sí en función de sus necesidades. También pueden comprar cantidades limitadas de créditos internacionales procedentes de proyectos de reducción de emisiones de todo el mundo. El límite sobre el número total de derechos disponibles garantiza que tengan un valor.

Al final de cada año, las empresas deben entregar suficientes derechos para cubrir todas sus emisiones ya que, en caso contrario, se les imponen fuertes sanciones. Si una empresa reduce sus emisiones puede conservar sus derechos sobrantes para cubrir necesidades futuras, o bien venderlos a otra empresa que no tenga suficientes.

El comercio de derechos aporta una flexibilidad que garantiza la reducción de las emisiones donde resulte más barato. Un precio del carbono elevado también promueve la inversión en tecnologías limpias con pocas emisiones.

Emplazamiento de industria pesada

Desarrollar el mercado del carbono

Creado en 2005, el RCDE UE es el primer régimen internacional de comercio de derechos de emisión del mundo. También es el mayor, ya que representa más de tres cuartas partes del comercio internacional de carbono.

Además, el RCDE UE sirve de modelo para desarrollar el comercio de derechos de emisión en otras zonas y países. La UE desea establecer vínculos entre el RCDE UE y otros regímenes compatibles.

Reducción de las emisiones

El RCDE UE ha demostrado que poner un precio al carbono y comerciar con él puede funcionar. Las emisiones de las instalaciones incluidas en el régimen están disminuyendo como se deseaba: en algo más del 8% en comparación con el inicio de la fase 3 (v. cifras de 2016).

En 2020, las emisiones de los sectores sujetos al régimen serán un 21% inferiores a las de 2005.

En 2030, según el régimen revisado, serán un 43% más bajas.

Informes sobre los avances de la UE en la reducción de emisiones

Sectores y gases contemplados

El régimen se aplica a los sectores y gases que se indican a continuación, con particular atención a las emisiones que se pueden medir, notificar y verificar con un alto nivel de precisión:

  • dióxido de carbono (CO2) de diversas procedencias:
    • generación de calor y electricidad
    • sectores de consumo energético intensivo, incluyendo las refinerías de petróleo, acerías y plantas de producción de hierro, aluminio y otros metales, cemento, cal, vidrio, cerámica, pasta de papel y papel, cartón, ácidos y productos químicos orgánicos en bruto
    • aviación comercial
  • óxido nitroso (N2O) procedente de la producción de ácidos (nítrico, adípico y glioxílico) y de glioxal
  • perfluorocarburos (PFC) procedentes de la producción de aluminio.

La participación en el RCDE UE es obligatoria para las empresas de estos sectores. Sin embargo:

  • en algunos sectores solo se incluyen las fábricas que superan un determinado tamaño
  • pueden excluirse algunas instalaciones pequeñas si los gobiernos establecen medidas fiscales o de otra índole que reduzcan sus emisiones en una cantidad equivalente
  • en el sector de la aviación, hasta el 31 de diciembre de 2023, el RCDE UE solo se aplica a vuelos entre aeropuertos situados en el Espacio Económico Europeo (EEE).

Características principales de la fase 3 (2013-2020)

El RCDE UE se encuentra actualmente en su tercera fase, claramente distinta de las fases 1 y 2.

Los principales cambios con respecto a las dos fases anteriores son:

  • En lugar del anterior sistema de límites de emisión nacionales, ahora se aplica un límite de emisión único para toda la UE.
  • La subasta es el método generalizado para asignar derechos de emisión (en lugar de la asignación gratuita), y los derechos que aún se distribuyen de forma gratuita están sujetos a normas de asignación armonizadas.
  • Se contemplan más sectores y gases.
  • La reserva de nuevos entrantes se ha dotado con 300 millones de derechos de emisión para financiar el despliegue de tecnologías innovadoras de energías renovables y captura y almacenamiento de carbono a través del programa NER300.

Características principales de la fase 4 (2021-2030)

A principios de 2018 se revisó el marco legislativo del RCDE UE para su próximo período de comercio (fase 4) de modo que pueda alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de la UE en 2030 según el marco sobre clima y energía para 2030 y como parte de la contribución de la UE a la aplicación del Acuerdo de París de 2015.

La revisión se centra en los siguientes aspectos:

  • Consolidar el RCCE UE como motor de inversiones, aumentando el ritmo de reducciones anuales de derechos de emisión al 2,2% a partir de 2021, y reforzar el mecanismo de la reserva de estabilidad del mercado (establecido por la UE en 2015 para reducir el excedente de derechos de emisión en el mercado del carbono y mejorar la resiliencia del RCDE UE frente a futuras perturbaciones).
  • Mantener la asignación gratuita de derechos de emisión como garantía de competitividad internacional de los sectores industriales expuestos a un riesgo de fuga de carbono y garantizar, al mismo tiempo, que las normas para determinar la asignación gratuita sean específicas y reflejen los avances tecnológicos.
  • Ayudar a la industria y al sector de la energía a afrontar los retos de innovación e inversión que supone la transición hacia una economía hipocarbónica a través de una serie de mecanismos de financiación.
Documentación

La información que busca está disponible en los siguientes idiomas:

Preguntas frecuentes

La información que busca está disponible en los siguientes idiomas: