Acción por el Clima

Mercado internacional del carbono

Política

Los mercados internacionales de carbono pueden desempeñar un papel fundamental a la hora de reducir de manera rentable las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

En todo el mundo proliferan los regímenes de comercio de derechos de emisión. Además del régimen de la UE (RCDE UE), ya funcionan o están desarrollándose sistemas nacionales o subnacionales en Canadá, China, Japón, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Suiza y los Estados Unidos.

Los mercados del carbono en el Acuerdo de París

El Acuerdo de París sienta bases robustas y ambiciosas para el uso de los mercados internacionales y refuerza los objetivos internacionales, la transparencia y la rendición de cuentas por las Partes.

Reconociendo la importancia de los mercados internacionales del carbono, el artículo 6 del Acuerdo

  • permite a las Partes utilizar el comercio internacional de derechos de emisión para contribuir a alcanzar objetivos de reducción de emisiones
  • establece un marco para unas normas de contabilidad comunes y sólidas

crea un mecanismo de mercado nuevo y más ambicioso

Un ciclón

Cooperación bilateral

China

En 2014, la Comisión Europea, en estrecha colaboración con China, puso en marcha un proyecto de tres años de duración que contribuirá a preparar y aplicar el comercio de derechos de emisión en aquel país.

El proyecto, que aportará asistencia técnica para desarrollar capacidades, apoya los siete sistemas piloto regionales ya existentes y la creación de un sistema nacional.

En la declaración conjunta UE-China sobre el cambio climático, adoptada en la cumbre que ambas partes celebraron el 29 de junio de 2015, estas acuerdan "potenciar la cooperación bilateral ya existente sobre los mercados del carbono, partiendo del proyecto en curso UE-China de creación de capacidades para el comercio de emisiones, que se ampliará, y colaborando en los próximos años sobre las cuestiones relacionadas con el comercio de emisiones de carbono".

En este contexto, la Comisión y China estudian otras actividades adicionales.

Corea

El régimen de comercio de derechos de emisión de Corea (KETS), creado en 2015, abarca alrededor del 66% de su total de emisiones de gases de efecto invernadero. Se trata del primer sistema obligatorio de comercio de emisiones en uno de los países no incluidos en el anexo I de la CMNUCC.

El KETS puede contribuir a generalizar el comercio de emisiones en las economías emergentes y los países en desarrollo.

La Comisión Europea apoya a Corea a través de un proyecto de asistencia técnica centrado en crear la capacidad necesaria para aplicar el KETS.

Cooperación multilateral

La Comisión Europea es miembro fundador de la Asociación Internacional para la Acción contra el Carbono, en la que participan los países y regiones que cuentan con sistemas obligatorios de limitación y comercio de emisiones. La ICAP, además de ser un foro para compartir experiencias y conocimientos, organiza periódicamente cursos de formación.

La Comisión también apoya el desarrollo de mercados nacionales de carbono a través de la Asociación para la Preparación del Mercado (PMR). La PMR es una plataforma para el intercambio de experiencias sobre los instrumentos de mercado en el ámbito del carbono y ayuda a unos 17 países a prepararlos y aplicarlos.

Relaciones con otros sistemas de limitación y comercio de emisiones

Vincular entre sí sistemas mutuamente compatibles de comercio de emisiones permite a los participantes de un régimen utilizar unidades de otro para cumplir las normas.

Esto presenta una serie de ventajas:

  • limita el coste de reducir emisiones
  • aumenta la liquidez del mercado
  • estabiliza el precio del carbono
  • garantiza la igualdad de condiciones al armonizar los precios del carbono en todos los territorios y
  • contribuye a la cooperación mundial en materia de cambio climático.

La normativa del RCDE UE contempla la posibilidad de vincular el sistema europeo a otros sistemas compatibles de comercio de emisiones, tanto nacionales como regionales.

Las condiciones son:

  • compatibilidad de los sistemas (deben tener la misma integridad ambiental básica; una tonelada de CO2 debe ser lo mismo en ambos sistemas)
  • obligatoriedad de los sistemas
  • presencia en los sistemas de un límite máximo a las emisiones.

La UE y Suiza han ultimado las negociaciones técnicas que suponen el primer paso hacia la vinculación de sus sistemas. Para que se firme definitivamente el acuerdo, la condición es concluir las negociaciones con Suiza sobre un conjunto más amplio de cuestiones, entre otras la libre circulación de personas. Una vez haya entrado en vigor, el acuerdo de vinculación permitirá el reconocimiento mutuo de los derechos de emisión de la UE y Suiza. Suiza mantendría un sistema independiente del RCDE UE.

También se ha planteado la posibilidad de vincular los sistemas de la UE y Australia. Las negociaciones quedaron interrumpidas al derogarse el sistema australiano, en 2014.

Documentación
La información solicitada está disponible en esta(s) lengua(s):English (en)
Estudios
La información solicitada está disponible en esta(s) lengua(s):English (en)
Preguntas frecuentes
La información solicitada está disponible en esta(s) lengua(s):English (en)