Acción por el Clima

Reparto del esfuerzo: objetivos de emisiones de los Estados miembros

Política

La legislación sobre el reparto del esfuerzo establece objetivos anuales vinculantes de emisiones de gases de efecto invernadero para los Estados miembros para los períodos 2013-2020 y 2021-2030. Los objetivos se refieren a las emisiones de la mayoría de los sectores no incluidos en el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE), como los transportes, los edificios, la agricultura y los residuos.

La legislación sobre el reparto del esfuerzo forma parte de una serie de políticas y medidas sobre el cambio climático y la energía que contribuirán a que Europa avance hacia una economía hipocarbónica y aumente su seguridad energética.

Los objetivos nacionales supondrán colectivamente una reducción de las emisiones totales de la UE de alrededor del 10% de aquí a 2020 y del 30% de aquí a 2030, en relación con los niveles de 2005.

Junto con la reducción de las emisiones cubiertas por el RCDE UE del 21% de aquí a 2020 y del 43% de aquí a 2030, la UE podrá cumplir sus objetivos climáticos para 2020 y 2030.

Reducción de las emisiones de aquí a 2020: 10%

La Decisión de reparto del esfuerzo forma parte del marco estratégico de políticas en materia de cambio climático y energía para 2020 de la UE.

Establece objetivos nacionales de emisiones para 2020, expresados en porcentaje de variación con respecto a los niveles de 2005. También fija las modalidades de cálculo de las asignaciones anuales de emisiones (AAE) en toneladas para cada año entre 2013 y 2020 y define los mecanismos de flexibilidad.

Los objetivos nacionales se basan en la riqueza relativa de los Estados miembros, medida en términos de producto interior bruto (PIB) per cápita.

Los países menos ricos asumen objetivos menos ambiciosos porque es probable que su crecimiento económico, relativamente superior, produzca emisiones más importantes y que sus capacidades de inversión sean relativamente menores.

Las metas nacionales de emisiones para 2020 oscilan entre una reducción del 20% de aquí a 2020 (respecto de los niveles de 2005) para los Estados miembros más ricos, y un incremento del 20% en el menos rico, Bulgaria. Croacia, que se adhirió a la UE el 1 de julio de 2013, está autorizada a aumentar las emisiones en un 11%.

Reducción de las emisiones de aquí a 2030: -30 %

El Reglamento sobre las reducciones anuales vinculantes de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los Estados miembros entre 2021 y 2030 (Reglamento sobre el reparto del esfuerzo), adoptado en 2018, forma parte de la estrategia de la Unión de la Energía y la aplicación en la UE del Acuerdo de París.

Establece objetivos nacionales de reducción de emisiones para 2030 para todos los Estados miembros, que oscilan entre el 0% y el -40% con respecto a los niveles de 2005.

Más información sobre los objetivos y los mecanismos de flexibilidad para 2021-2030

Medidas nacionales

Contrariamente a los sectores del RCDE UE, que están regulados a escala de la UE, los Estados miembros son responsables de las políticas y las medidas nacionales para limitar las emisiones de los sectores cubiertos por la legislación sobre el reparto del esfuerzo.

Ejemplos de posibles políticas y medidas:

  • reducir las necesidades de transporte
  • fomentar el transporte público
  • abandonar los transportes basados en combustibles fósiles
  • apoyar programas de rehabilitación de edificios
  • utilizar sistemas de calefacción y refrigeración más eficientes
  • utilizar energías renovables para la calefacción y la refrigeración
  • favorecer prácticas agrícolas más respetuosas con el clima
  • transformar estiércol animal en biogás.

Medidas de la UE

Las medidas adoptadas a escala de la UE ayudarán a los Estados miembros a reducir las emisiones. Por ejemplo:

  • las normas de emisión de CO2 para los turismos y furgonetas nuevos reducirán las emisiones del transporte por carretera;
  • las emisiones de los edificios se reducirán con medidas para mejorar la eficiencia energética de los edificios, requisitos de diseño ecológico para los productos relacionados con la energía y sistemas de etiquetado energético para informar a los consumidores;
  • las restricciones sobre gases industriales fluorados (gases F) y la aplicación de otras políticas medioambientales de la UE, por ejemplo, sobre los residuos y la protección del suelo, también contribuirán a la consecución de los objetivos nacionales.

Gases y fuentes

La Decisión de reparto del esfuerzo cubre los seis gases de efecto invernadero regulados por el Protocolo de Kioto durante el primer período de compromiso (2008-2012):
  • dióxido de carbono (CO2)
  • metano (CH4)
  • óxido nitroso (N2O)
  • hidrofluorocarburos (HFC)
  • perfluorocarburos (PFC)
  • hexafluoruro de azufre (SF6).

El Reglamento de reparto del esfuerzo añade a estos el trifluoruro de nitrógeno (NF3), que representa una fuente muy pequeña en la UE.

Los objetivos se refieren a las emisiones dentro de la UE de gases de efecto invernadero procedentes de las categorías de fuentes del IPCC (energía, procesos industriales y utilización de productos, agricultura y residuos).

No se aplican a las emisiones reguladas por el RCDE UE ni a las emisiones y absorciones resultantes del uso de la tierra, las emisiones y absorciones derivadas del cambio de uso de la tierra y la silvicultura (UTCUTS), que están cubiertas por el Protocolo de Kioto y, a partir de 2021, por el Reglamento UTCUTS.

Documentación

La información que busca está disponible en los siguientes idiomas:

Estudios

La información que busca está disponible en los siguientes idiomas:

Preguntas frecuentes

La información que busca está disponible en los siguientes idiomas: