Oficina Europea de Lucha contra el Fraude

Qué hacemos

Qué hacemos

Competencias de la OLAF

El presupuesto de la Unión Europea subvenciona una gran variedad de programas y proyectos para mejorar la vida de los ciudadanos de la UE y de otros países. El uso inadecuado de los fondos del presupuesto o la evasión de los impuestos, derechos y aranceles que lo financian perjudican directamente a los ciudadanos y a todo el proyecto europeo.

La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) es el único organismo de la UE encargado de detectar, investigar y detener el fraude con fondos de la UE.

En el ejercicio de sus competencias, la OLAF:

  • lleva a cabo investigaciones independientes sobre el fraude y la corrupción que afectan a los fondos de la UE, con el fin de velar por que el dinero de los contribuyentes de la UE se destine a proyectos que puedan generar crecimiento y empleo en Europa
  • contribuye a reforzar la confianza de los ciudadanos en las instituciones europeas mediante la investigación de faltas graves del personal de la UE o de miembros de las instituciones de la UE
  • desarrolla una sólida política de lucha contra el fraude en la UE.

¿Qué puede investigar la OLAF?

La OLAF puede investigar asuntos relacionados con el fraude, la corrupción y otros delitos que afecten a los intereses financieros de la UE en relación con lo siguiente:

  • todo el gasto de la UE, cuyas principales categorías son los Fondos Estructurales, los fondos de política agrícola y desarrollo rural, los gastos directos y la ayuda exterior
  • algunos aspectos de los ingresos de la UE, principalmente los derechos de aduana
  • las sospechas de faltas graves del personal de la UE o de miembros de las instituciones de la UE.

El ciclo de vida de una investigación de la OLAF

La OLAF recibe información sobre posibles fraudes e irregularidades de muy diversas fuentes, en la mayoría de los casos como resultado de controles de los responsables de la gestión de los fondos de la UE en las instituciones o en los Estados miembros.

Todas las denuncias que recibe la OLAF se someten a una evaluación inicial para determinar cuáles de ellas son de su competencia y reúnen las condiciones para iniciar una investigación.

Las investigaciones pueden consistir en entrevistas e inspecciones de locales y se clasifican en una de las tres categorías siguientes:

  • Investigación interna. Las investigaciones internas son investigaciones administrativas dentro de las instituciones y organismos de la Unión Europea con objeto de detectar fraudes, corrupción y cualquier otra actividad ilegal que afecte a los intereses financieros de las Comunidades Europeas, incluidos los casos graves relacionados con el desempeño de actividades profesionales.
  • Investigación externa. Las investigaciones externas son investigaciones administrativas fuera de las instituciones y organismos de la Unión Europea con objeto de detectar fraudes u otra conducta irregular por parte de personas físicas o jurídicas. Los casos se clasifican dentro de este tipo cuando la OLAF contribuye de manera mayoritaria a la investigación.
  • Casos de coordinación. La OLAF contribuye a las investigaciones que efectúan las autoridades nacionales u otros departamentos de la UE facilitando la puesta en común y el intercambio de información y de contactos.

Una vez concluida la investigación, la Oficina emite recomendaciones sobre las medidas que deben llevar a cabo las instituciones de la UE y los gobiernos nacionales implicados: suelen consistir en investigaciones penales, recuperaciones financieras u otras medidas disciplinarias. Por último, supervisa cómo se aplican esas recomendaciones. 

Directrices sobre los procedimientos de investigación dirigidas al personal de la OLAF
Plan de gestión de 2019 
Plan estratégico 2016-2020