Agricultura y Desarrollo Rural

Futuro de la PAC

Futuro de la PAC

Futuro de la PAC
Futuro de la PAC

La evolución de los mercados agrarios mundiales y los nuevos compromisos de la Unión Europea (UE) sobre el cambio climático y el desarrollo sostenible obligan a la política agrícola común a volver a adaptarse y prepararse para estos retos permanentes.

El 29 de noviembre de 2017, la Comisión Europea presentó una Comunicación en la que expone sus ideas sobre el futuro de la alimentación y de la agricultura. La Comunicación es consecuencia de una consulta sobre el futuro de la política agrícola común (PAC) efectuada con la finalidad de comprender mejor qué aspectos de la política actual se podrían simplificar y modernizar.
 

El futuro de la alimentación y de la agricultura

En su Comunicación la Comisión propone una serie de cambios de la PAC, dirigidos principalmente a simplificarla y a garantizar una mejor relación calidad-precio. Además de presentar los ámbitos prioritarios que debe abordar la futura PAC, propone también un enfoque más flexible de la aplicación de la política para obtener resultados más eficaces.

La lucha contra el cambio climático y la conservación del medio ambiente es el reto principal al que se enfrenta la UE y la PAC debe desempeñar un papel más importante en esta batalla, no solo para proteger a los agricultores de los efectos del cambio climático, sino también para garantizar que la agricultura no contribuya a empeorar el problema. A escala europea se fijarán nuevos y rigurosos objetivos que permitan a la agricultura contribuir plenamente al cumplimiento de los compromisos internacionales contraídos por la UE sobre cambio climático y sostenibilidad.

También a nivel de la UE se desarrollarán unas herramientas basadas en métodos que hayan demostrado su eficacia para así garantizar la consecución de los objetivos. Los países de la UE tendrán flexibilidad para elegir qué herramientas utilizar en función de su contexto nacional para conseguir los resultados deseados. A continuación, cada Estado miembro elaborará su propio plan estratégico, aprobado por la Comisión Europea, donde plasmará de qué forma prevé alcanzar los objetivos en cuestión. Se prestará mayor atención a efectuar un seguimiento del progreso realizado y a garantizar una financiación orientada a resultados concretos, en vez de centrarse tanto en los aspectos relativos al cumplimiento. La sustitución de un planteamiento igual para todos por un planteamiento a la medida de cada uno significa que habrá una mayor proximidad entre esta política, con sus repercusiones en la vida real, y quienes la aplican sobre el terreno.

Con el sistema de pagos directos se mantendrá la ayuda a los agricultores, pero la Comunicación reconoce que hay que revisar la forma en que esos pagos se distribuyen actualmente. Establece una serie de posibles opciones para garantizar que los pagos, dentro de los Estados miembros y entre ellos, se distribuyan de manera más justa y se dirijan donde más se necesiten.

Hay también otras propuestas, como las siguientes:

  • Fomentar la utilización de tecnologías modernas para asistir a los agricultores sobre el terreno y aportar al mercado una mayor transparencia y seguridad.
  • Hacer más para animar a los jóvenes a dedicarse a la agricultura, por ejemplo mediante un enfoque más coherente con cada Estado miembro.
  • Abordar las preocupaciones de los ciudadanos sobre la producción agrícola sostenible, incluidos la salud, la nutrición, los residuos alimentarios y el bienestar animal.
  • Garantizar una PAC coherente con otras políticas de la UE sobre cuestiones como el comercio, la migración y el desarrollo sostenible.
  • Crear una plataforma a escala de la UE sobre la gestión de riesgos para ayudar del mejor modo posible a los agricultores a hacer frente a los imponderables climáticos, la volatilidad de los mercados y otros riesgos.

En el primer semestre de 2018, la Comisión presentará las propuestas legislativas íntegras sobre la manera concreta de alcanzar los objetivos esbozados en la Comunicación, una vez publicada la propuesta de presupuesto de la UE para siete años a partir de 2020 (el denominado marco financiero plurianual o MFP).

Preguntas y respuestas

Ficha informativa: Simplificación

Ficha informativa: La agricultura y la PAC en la UE

Ficha informativa: Ayuda a los agricultores

Ficha informativa: La PAC y el medio ambiente

Ficha informativa: Agricultura 2.0
 

Resultados de la consulta

Los resultados de la consulta, que se desarrolló durante tres meses y finalizó el 2 de febrero de 2017, se presentaron el 7 de julio en una conferencia en Bruselas y coincidieron en los siguientes aspectos:

  • mantenimiento de una política agrícola común sólida a escala de la UE
  • valor añadido por disponer de una política agrícola común
  • retos futuros (nivel de vida equitativo para los agricultores, medio ambiente y cambio climático)
  • necesidad de una política más sencilla y eficaz.

Datos de la consulta pública

Durante los tres meses en que estuvo abierta la consulta, la Comisión Europea recibió más de 320.000 respuestas, procedentes principalmente de particulares.

Estadísticas generales por país

Los resultados, junto con el análisis de la Comisión del estado actual de la cuestión, se incorporaron en la Comunicación sobre el futuro de la alimentación y de la agricultura.
 

Y después...

  • Propuestas presupuestarias (marco financiero plurianual): mayo de 2018.
  • Propuestas legislativas completas sobre la manera concreta de alcanzar los objetivos señalados en la Comunicación (primer semestre de 2018).

 

Antecedentes

La Comunicación y el proceso de consulta previo se basan en una serie de realizaciones de 2016, como la declaración de Cork 2.0, la conferencia anual sobre las perspectivas agrícolas, las reuniones periódicas del grupo de diálogo civil y el informe del grupo de trabajo sobre mercados agrícolas.

 

Más información

Proceso legislativo de la UE