Recorrido de navegación

Otras herramientas

  • Imprimir 
  • Reducir texto 
  • Agrandar texto 

infraestructura

La gestión de las carreteras se lleva a cabo a escala nacional, regional y local. Sin embargo, la UE prevé la financiación para mejorar las carreteras a través del Fondo de Cohesión, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el Banco Europeo de Inversiones y las redes transeuropeas (RTE).

Redes transeuropeas

La mayoría de las redes de carreteras de la UE se desarrollaron en el ámbito nacional. El objetivo de RTE es crear una red de transporte que facilite la circulación de mercancías y personas entre los distintos países de la UE. La Red Transeuropea de Transporte pretende abarcar 90 000 km de autovías y carreteras de gran calidad antes de 2020. En el futuro, la UE participará en la gestión de la seguridad vial de las carreteras contempladas por RTE a través de auditorías de seguridad durante la fase de diseño y mediante inspecciones periódicas de la seguridad de la red.

El proyecto RIPCORD-ISERESTpdf(55 kB) evaluó distintos sistemas para que los técnicos lleven a cabo la inspección de la seguridad de las carreteras. El resultado fue la publicación de un folleto con una serie de recomendaciones de buenas prácticas en las inspecciones de seguridad de las carreteras.

La Comisión Europea elaboró un programa de formación de auditores de seguridad vial para toda la UE a través del proyecto EURO-AUDITSpdf(48 kB). Esta formación se hizo necesaria debido a las nuevas auditorías obligatorias de las redes de carreteras de los países comunitarios contempladas en la legislación comunitaria.

Túneles

Los accidentes pueden ser graves cuando se producen en túneles, muchos de lo cuales son antiguos y no están proyectados para volúmenes de tráfico muy elevados. La legislación comunitaria establece unos requisitos mínimos de seguridad para los túneles, entre los que se incluyen medidas para evitar que se conviertan en trampas mortales cuando se produce un accidente. Antes de 2019 se habrán actualizado más de 1300 km de túneles de la red principal con el fin de adaptarlos a las normas de seguridad más exigentes.

El proyecto SAFE-Tpdf propuso buenas prácticas en materia de prevención de incidentes cuando se producen accidentes dentro de túneles.