capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

En la sección «Cabos sueltos» se publican notas breves en que se exponen argumentos o se facilitan datos para solucionar problemas concretos de traducción o terminología. El carácter normativo o meramente orientador de las soluciones aportadas se desprende de la categoría de las fuentes. PUNTOYCOMA

RESEÑAS


Traducción alemán-español: aprendizaje activo de destrezas básicas

Silvia Gamero Pérez  
Traducción alemán-español: aprendizaje activo de destrezas básicas       
Publicaciones de la Universitat Jaume I, serie «Aprender a traducir», núm. 2,         
Castellón de la Plana, 2005, 321 páginas.           
ISBN: 84-8021-504-6

Este manual didáctico va dirigido, según declara la propia autora, a estudiantes de Traducción, Filología u otras carreras que tengan unos conocimientos básicos del alemán y «deseen adquirir destrezas para la traducción profesional». El manual va acompañado de una Guía didáctica que contiene las soluciones a los ejercicios propuestos, junto con indicaciones teóricas de todo tipo, y que no solo está concebida como ayuda para el docente, sino que además permite un aprovechamiento autodidacta de la obra.

De las cinco partes que componen el manual cabe destacar dos bloques principales: las «Unidades didácticas sobre aspectos metodológicos y textuales» (parte 1) y los capítulos dedicados a aspectos contrastivos («Ejercicios sobre aspectos contrastivos» y «Guía de consulta sobre aspectos contrastivos»; partes 2 y 3, respectivamente).

La primera parte consta de trece unidades didácticas que, a su vez, pueden dividirse en dos bloques: las centradas en diferentes aspectos de la metodología traductora (comprensión, traducción de referencias culturales, manejo de obras de consulta y de herramientas informáticas, etc.) y las que versan sobre distintos aspectos textuales (textos narrativos, descriptivos; la traducción del modo textual, del campo temático, etc.). Cada unidad contiene una serie de ejercicios cuya resolución prepara al lector-estudiante para acometer con un bagaje adecuado el «encargo de traducción» —por utilizar la jerga universitaria— que figura al final de la unidad. Hay que destacar el acierto en la estructuración de las distintas unidades, pues la mayoría de los ejercicios se revelan muy pertinentes para anticipar los escollos de la traducción en la que acaban desembocando. Valga como ejemplo la unidad 2, en la que se analiza de forma pormenorizada una traducción real muy defectuosa —aunque representativa, lamentablemente, de muchos textos difundidos a los cuatro vientos— de un folleto publicitario. El ejercicio central de la unidad está encaminado a poner gradualmente al descubierto los errores más importantes del texto traducido. En un primer momento se le presenta al estudiante un cuadro en el que se ponen en paralelo fragmentos del original y de la traducción, acompañados de una breve descripción de los errores señalados y su categorización tipológica; la última columna del cuadro queda en blanco para que el estudiante introduzca su propuesta de solución. En una segunda fase del mismo ejercicio, se eliminan del cuadro la tipología y descripción del error y corresponde al propio estudiante detectar y explicar el problema, además de proponer una posible solución. Tras este minucioso análisis de los problemas encontrados en la versión traducida, el lector dispone de elementos suficientes para salvar las dificultades que plantea el texto original y realizar una traducción mucho más afinada.

En los dos capítulos dedicados a cuestiones contrastivas se abordan los principales problemas de este tipo que suelen plantearse en la traducción del alemán al español.         
En el apartado dedicado a las «Diferencias en las convenciones tipográficas», por ejemplo, se tratan cuestiones tan importantes —aunque frecuentemente relegadas— como la traducción de siglas y abreviaturas, los diferentes usos de los signos de puntuación o la traducción de topónimos, si bien es verdad que la mayoría de los temas esbozados se despachan con unos pocos ejercicios sin ofrecer unas pautas teóricas siquiera elementales. En el apartado titulado «Elementos de interferencia léxica», cabe destacar las páginas dedicadas a los falsos amigos, en las que se recoge no solo un catálogo de las relativamente escasas interferencias directas, sino también un extenso listado de las que pueden colarse a partir del establecimiento, en primera instancia, de una falsa equivalencia entre el alemán y el inglés (del tipo prägnant ≠ pregnant, sinnvoll ≠ sinful, etc.). Los epígrafes que abordan las discrepancias morfológicas y las diferencias en los mecanismos de sintaxis, coherencia y cohesión brindan, asimismo, abundante material para la reflexión; no obstante, también aquí se echa en falta una explicación algo más detenida de algunos temas de cierta complejidad como, por ejemplo, la traducción del estilo indirecto expresado con el Konjunktiv. Por último, aún debe reseñarse, en el lado de los aciertos, la amplia atención dedicada a las referencias culturales y a las técnicas para trasladar las realidades características de una cultura determinada a la cultura de la lengua meta.

En resumidas cuentas, este manual brinda una amplia variedad de materiales seleccionados con buen criterio que se revelan aptos para cumplir el ambicioso objetivo perseguido por la autora, que es el de pertrechar al estudioso que ya disponga de un buen nivel de alemán de unas destrezas que le permitan ejercer con unas garantías mínimas la traducción directa (alemán-español) de textos generales, esto es, no especializados. Esta obra didáctica es una muestra de que la investigación académica en el terreno de la traducción no tiene que quedar necesariamente confinada al autoconsumo, sino que puede tender puentes con el mundo real del traductor y de la traducción.

PUNTOYCOMA

 

 

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal