capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

En la sección «Cabos sueltos» se publican notas breves en que se exponen argumentos o se facilitan datos para solucionar problemas concretos de traducción o terminología. El carácter normativo o meramente orientador de las soluciones aportadas se desprende de la categoría de las fuentes. PUNTOYCOMA

COLABORACIONES


Un caso de cooperación terminológica «gabarro»

Entre las numerosas y muy diversas preguntas que llegan a nuestra base Eurodicautom, encontramos una consulta terminológica de una estudiante de Traducción de la Universidad de Alicante que está llevando a cabo una investigación sobre el término español «gabarro». Parece que este término geológico no tiene un equivalente claro en inglés, y era esa precisamente la duda que nos planteaba esta estudiante. Ella nos daba una definición de «gabarro» aproximada, donde explicaba que es un término que se refiere a manchas negras que aparecen en el granito.

Lo primero era averiguar qué significa exactamente el término en español. Según el diccionario de la RAE, «gabarro» es un nódulo de composición distinta de la masa de la piedra en que se encuentra encerrado. Al ser un término técnico, buscábamos algo más concreto, y encontramos en un diccionario geológico una definición exactamente igual a la de la RAE pero que añadía «frecuentes en el granito». Fue en una página del CSIC donde encontramos lo que más se parecía a un posible equivalente en inglés. Y cito textualmente: «Otro ejemplo de deterioro en el que tendría importancia el calentamiento por radiación es el deterioro diferencial que se observa en los enclaves microgranulares del granito, vulgarmente llamados gabarros».

Llegados a este punto, surgió la gran duda: ¿es el «gabarro» un enclave microgranular en general, o del granito en particular? Fue necesaria la ayuda de un experto para resolver esta cuestión, y gracias a internet y al correo electrónico pudimos acceder sobre la marcha a los datos del Ilustre Colegio de Geólogos de España, ponernos en contacto con ellos y plantearles nuestra duda. La respuesta fue rápida, detallada y muy profesional. Solo unas horas más tarde supimos que, efectivamente, el término «gabarro» no tiene un equivalente preciso en inglés y se emplea solo en granitos. Es un término utilizado por los canteros que se ha generalizado en otros ámbitos. Si nos restringimos al ámbito de la cantera, la traducción de «gabarro» (también llamado «negrón»), sería black knot.

Quedaba así resuelta también la cuestión del registro, pues el español «enclave microgranular» se corresponde al inglés microgranular enclave, por lo que necesitábamos encontrar un equivalente en registro a «gabarro», que resultó ser black knot.

Una vez recopilada toda esta información, escribimos a la estudiante de Alicante para resolver su duda. Inmediatamente recibimos su contestación, en la que nos explicaba cómo ella había seguido investigando por su cuenta y había contactado con un profesor de geografía de la Universidad de Manchester. Según el experto británico, en inglés, aparte del equivalente genérico microgranular enclave, se refieren al «gabarro» con el término schlieren, procedente del alemán. Este término coincide con la definición en español de «gabarro», pero se emplea para todas las rocas ígneas y no solo para el granito.

Por todo esto, la conclusión a la que llegamos es que la traducción más acertada para el término «gabarro» es black knot.

Este caso es, sin duda, un buen ejemplo de lo mucho que se puede conseguir en muy poco tiempo gracias a algunos contactos y un poco de investigación, con el componente fundamental de la colaboración, la comunicación y la buena voluntad a todos los niveles. Se demuestra aquí también lo mucho que el trabajo en equipo puede facilitar la investigación en cualquier ámbito. En el terreno de la traducción, en particular, es fundamental crear una red eficaz de colaboración interdisciplinaria para poder solucionar este tipo de problemas que, como el del ejemplo descrito en este artículo, son difícilmente solubles sin la ayuda de especialistas en la materia de una y otra lengua.

Aprovecho la ocasión para dar las gracias a aquellos que colaboraron en la solución de este problema terminológico y para animarlos a seguir cooperando de esta manera en la resolución de todo tipo de dudas que se nos planteen.

Carlota González
Becaria del Grupo CCT
DGT, Comisión Europea

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal