capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

RESEÑAS


Perdón imposible. Guía para una puntuación más rica y consciente

José Antonio Millán
Perdón imposible. Guía para una puntuación más rica y consciente.
RBA, Barcelona, 2005, 172 páginas.
ISBN: 84-7871-278-X

Los signos de puntuación, afirma José Antonio Millán, «constituyen el auténtico espíritu de las palabras». Una puntuación deficiente en un texto impide que este cumpla correctamente su función comunicativa y probablemente eliminará buena parte de los efectos que el autor pretendía ejercer en el lector. Si bien existe un código mínimo que debe cumplir cualquier texto, la puntuación no puede limitarse a una serie de reglas, ni es fácil de enseñar, puesto que su objeto es representar la peculiar «respiración» de un escrito y depende, en última instancia, de la elección personal.

Por ello, a priori no resultaba fácil encontrar el tono más adecuado para una guía de este tipo, destinada a un público general no especializado. Millán lo ha conseguido, conjugando el rigor conceptual y una cierta erudición con un estilo ameno dentro de una estructura ligera y sobre todo con un enfoque práctico. Probablemente sea esta la causa de la notable repercusión que el libro ha tenido, poco frecuente en este género de publicaciones. Tal como indica el autor, se sitúa en la estela del exitoso Eats, Shoots & Leaves, de Lynne Truss, «singular confluencia de un best-seller y del tema de la puntuación».

El título del libro de Millán, como es sabido, retoma la anécdota atribuida a Carlos V, que convirtió la sentencia «perdón imposible, que cumpla su condena», que debía firmar, en un acto de clemencia mediante un simple desplazamiento de la coma: «perdón, imposible que cumpla su condena».

Tras un capítulo introductorio en el que se delimitan las funciones y los orígenes de nuestros signos de puntuación, el autor dedica el grueso de sus veintidós capítulos a la exposición de los usos de los distintos signos en español, pero también intercala otros dos capítulos, sobre la puntuación del Quijote y sobre la puntuación en la traducción, que, tal como sugiere en el prólogo, el lector no interesado puede dejar de lado.

Desde la «maravillosa coma», hasta las comillas y las juguetonas estrellas, los círculos y los rombos, pasando por la «ventana abierta» de los dos puntos, las distintas variedades del punto, los «signos de entonación» (la exclamación y la interrogación) o la raya y los signos hermanados con ella, el menos y el guión, el autor presenta con agudeza cada signo y lo ilustra mediante ejemplos de todos los registros del idioma. Es interesante el mencionado breve capítulo dedicado a la comparación entre la puntuación de distintas lenguas y al reflejo de sus diferencias en la traducción literaria; el autor concluye expresando su impresión de que en el pasado «los traductores solían plantearse su tarea con más libertad que hoy en día, que se muestran más pegados al original».

Esta Guía tiene algo de manifiesto y de carta de amor a los signos de puntuación. En el libro predomina el enfoque descriptivo sobre el normativo, por lo que es inútil buscar en él la solución a todas las dudas o un repertorio exhaustivo de toda la casuística posible, aspecto ya atendido por otros manuales.

José Antonio Millán, autor de muy variados intereses, desde la literatura y el arte hasta las nuevas tecnologías y la edición electrónica, ofrece en su página personal (http://jamillan.com/), reseñada en PUNTOYCOMA nº 88, abundante material complementario (una bibliografía ampliada, notas e ilustraciones, más un índice de conceptos aumentado) que no se recoge en la edición en papel, así como comentarios de los lectores, una sección de disparates de puntuación y un concurso.

PUNTOYCOMA

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal