capítulo siguientePágina principal

En la sección «Cabos sueltos» se publican notas breves en que se exponen argumentos o se facilitan datos para solucionar problemas concretos de traducción o terminología. El carácter normativo o meramente orientador de las soluciones aportadas se desprende de la categoría de las fuentes. PUNTOYCOMA

CABOS SUELTOS


Texto y título del Tratado Constitucional

A lo largo de este año, muchos ciudadanos europeos podrán pronunciarse sobre la Constitución que sus gobiernos firmaron el pasado 29 de octubre y que ahora ha de ratificarse. Las peripecias político-institucionales por las que ha pasado este proyecto han ido plasmándose en diversos textos según la etapa. Pese a que ha habido pocas modificaciones de calado, es bueno estar seguro del texto que se consulta o cita, por lo que ofrecemos un breve resumen del periplo de nuestra futura norma fundamental.

Cabe recalcar, previamente, un cambio que sí hay que tener en cuenta por su especial relevancia, y es el del título, que ha pasado de Proyecto de Tratado por el que se instituye una Constitución para Europa a Tratado por el que se establece una Constitución para Europa1.

(1)    La Convención Europea elaboró un Proyecto de Tratado por el que se instituye una Constitución para Europa que presentó al Consejo Europeo de Salónica (19 y 20 de junio de 2003). El texto presentado era definitivo para las partes I y II; el de las III y IV quedaba sujeto a algunas modificaciones técnicas posteriores. El 18 de julio de 2003 Giscard presentó al Presidente entrante del Consejo Europeo, en Roma, el texto definitivo del Proyecto (documento CONV 850/03; está en el sitio internet de la Convención Europea).

(2)    La Conferencia Intergubernamental (CIG), partiendo de dicho proyecto, elaboró a su vez otro proyecto de texto que presentó al Consejo Europeo2 de 17 y 18 de junio de 2004. Este nuevo proyecto se recoge en varios documentos (CIG 87/04, CIG 87/04 ADD 1 y CIG 87/04 ADD 2) de los que se ha hecho una publicación encuadernada (sólo en francés e inglés) en dos volúmenes, que ha tenido cierta difusión. Esta publicación, sin embargo, no es el texto definitivo de la Constitución, como bien indica su título («Projet»/«Draft»).

(3)    El citado Consejo Europeo de junio llegó a un acuerdo político sobre el proyecto de la CIG, acuerdo que se plasmó posteriormente en una serie de documentos que culminaron, tras la formalización jurídico-lingüística, en los siguientes3:

Estos documentos del Consejo han sido la única versión totalmente fiable para consultar y citar el texto definitivo de la Constitución hasta que se ha producido la publicación oficial del mismo en el Diario Oficial C 310, de 16 de diciembre de 2004. A partir de esta publicación, es obvio que el texto del Diario Oficial es, pues eso, el oficial y el que habría que utilizar siempre como referencia.

Todo indica que este texto no se va a denominar siempre por el título extenso, sino que con frecuencia se utilizará una forma abreviada. Al menos en dos Consejos Europeos (el de Salónica de junio de 2003 y el de Bruselas de diciembre de 2004) ya se ha utilizado la expresión «Tratado Constitucional». Otra posible denominación, menos rigurosa técnicamente, sería «Constitución Europea», pero por el momento parece estar limitada a contextos periodísticos o informales.

María Valdivieso
Consejo de la Unión Europea
maria.valdivieso@consilium.europa.eu

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 Ya no «proyecto», puesto que el texto ha sido firmado y está sólo pendiente de ratificación para entrar en vigor.
2 Formalmente, la CIG reunida en la cumbre (jefes de Estado o de Gobierno).
3 Las referencias son del sitio internet del Consejo de la Unión Europea.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

capítulo siguientePágina principal