capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

RESEÑAS


Entornos informáticos de la traducción profesional. Las memorias de traducción

Gloria Corpas Pastor y María José Varela Salinas (eds.)
Entornos informáticos de la traducción profesional. Las memorias de traducción.
Editorial Atrio, Granada, 2003, 339 páginas.
ISBN: 84-96101-15-0

Este libro se orienta a la traducción profesional y se centra en el uso que ésta hace de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), en particular los sistemas de traducción asistida por ordenador (TAO), y más concretamente los sistemas de memoria de traducción (TMS), última frontera, por el momento, de la traducción técnica o especializada.

Las dos editoras, las profesoras Gloria Corpas y María José Varela, organizaron en la Universidad de Málaga, en el año 2002, un curso de especialización con el mismo título que la obra reseñada. De dicho curso nació el proyecto de publicación y surgieron buena parte de los autores.

El libro tiene una buena estructura y sus capítulos siguen un orden lógico. Tras el prólogo, a cargo del conocido traductor y divulgador de la traducción Xosé Castro, y la introducción, a cargo de las editoras, se presentan dos ejemplos prácticos de organización del trabajo con TIC/TAO en entornos altamente profesionales. Juanjo Arevalillo expone el funcionamiento de la empresa que dirige, Hermes Traducciones, mientras que nuestro compañero de Redacción Josep Bonet presenta lo que fue la Dirección General de Traducción, conocido desde julio de 2003 como Dirección General de Traducción, hecho que demuestra una vez más que los libros ya salen de la imprenta con una fina pátina de edad, incluso cuando versan sobre tecnologías de punta.

A continuación se describen los TMS más conocidos: Déjà Vu, Trados 5.5 y 6.5, Star Transit, Multitrans y Wordfast. Posteriormente, Harold Somers y Gabriela Fernández Díaz comparan los TMS con la traducción automática basada en ejemplos, mundos diferentes que pueden confundirse en ocasiones debido a ciertas similitudes entre ellos. Más adelante, Luis Cerezo Ceballos evalúa dos TMS comerciales. Por último, Pilar Sánchez-Gijón describe tres TMS «menos conocidos», si bien el tercero de ellos es Wordfast, ya presentado anteriormente en el capítulo firmado por su autor, Yves Champollion.

Se tratan seguidamente aspectos profesionales concretos del trabajo de TAO. Así, Juanjo Arevalillo nos explica las dificultades para encontrar traductores que se manejen a gusto en la maraña de nuevas tecnologías de la traducción y Romano Maggi nos expone el trabajo de localización de software.

Los dos últimos capítulos tienen un planteamiento mucho más pedagógico. No en balde pertenecen las editoras al ámbito académico. José Ramón Biau y Anthony Pym nos ponen en guardia ante las pretendidas maravillas que pueden hacer los TMS, si bien concluyen que es preciso adaptar la formación de traductores para tener en cuenta el fenómeno. Las editoras, por último, ponen un broche de oro al tratar la inclusión de elementos curriculares relativos a entornos informáticos en las licenciaturas de traducción e interpretación. O, dicho en román paladino, de cómo enseñar las tecnologías de TAO a los futuros traductores.

En resumen, se trata de un excelente libro, escrito con rigor por algunos de los mejores profesionales de la traducción.

PUNTOYCOMA

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal