capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

En la sección «Cabos sueltos» se publican notas breves en que se exponen argumentos o se facilitan datos para solucionar problemas concretos de traducción o terminología. El carácter normativo o meramente orientador de las soluciones aportadas se desprende de la categoría de las fuentes. PUNTOYCOMA

CABOS SUELTOS


Business angel = inversor providencial

Un business angel –también llamado angel investor– es un inversor, con desahogada situación económica y un punto de filantropía, que apoya con su propio capital (y a veces también con sus conocimientos y asesoría) a empresas incipientes (start-up companies) o que atraviesan un periodo de crisis.

En el número 61 de este boletín se mencionaban dos posibles traducciones al español («inversores informales» o «inversores privados»). Por esnobismo o pereza –o quizás por ambas cosas–, el término inglés se usa frecuentemente en español. Basándonos en una de las fórmulas acuñadas en francés, nos atrevemos a proponer una traducción más explícita: «inversor providencial» (< investisseur providentiel), que convendría usar acompañada, al menos al principio, por el término inglés entre paréntesis. «Inversor providencial» deja claro a qué figura, no necesariamente angelical, se refiere el angel inglés y nos permite prescindir de business, término inglés relativamente impreciso, sobre todo cuando, como es el caso, tiene valor de adjetivo. A pesar de la común connotación celestial de los ángeles y la providencia, puede que a este tipo de inversores no les haga demasiada gracia bajar de la nube para responder a un nombre más prosaico.

PUNTOYCOMA

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal