capítulo siguientecapítulo siguientePágina principal

Multidisplicinar, pluridisciplinar, multidisciplinario, pluridisciplinario

En la presente nota, nos preguntamos cuál es la formación léxica más conveniente para un significado que, más o menos, puede parafrasearse del siguiente modo: «que afecta a una diversidad de disciplinas (en el sentido de "materias") o tiene que ver con ellas». La categoría adjetiva se expresa en estas voces mediante un sufijo adjunto a la base léxica «disciplina», («-ar» o «-ario»), mientras que para el significado de pluralidad o diversidad se emplea un prefijo («multi-» o «pluri-»).

En principio, la adjetivación de «disciplina» puede producirse por la adición de cualquiera de los sufijos mencionados -o de otros sufijos adjetivos, como, por ejemplo, «-al» («disciplinal»)- y el análisis de las prefijaciones españolas con «multi-» y «pluri-» no deja entrever que en nuestra lengua haya una preferencia por alguno de los dos prefijos, ni en lo que respecta a frecuencia de uso ni a contexto de aparición (presencia ante un determinado tipo de palabras).

En el primer caso (la sufijación) surge la dificultad de que tanto «disciplinar» como «disciplinario» han especializado su significado: la primera palabra significa «referido a la disciplina eclesiástica» y la segunda se refiere casi siempre a la «disciplina» entendida en su primera acepción de «doctrina, instrucción de una persona, especialmente en lo moral» o en la tercera acepción del Diccionario de la Academia: «observancia de las leyes y ordenamiento de una profesión o instituto», con lo que «disciplina», en el sentido de «materia», se ha quedado, por decirlo así, «huérfana» de sufijación adjetiva.

Aquí nos encontramos ante una cuestión bastante común en el ámbito de la creación léxica: ¿qué hacer cuando se quiere crear una palabra (en este caso sufijada) que ya existe con un significado especializado distinto del del nuevo sentido? Puede optarse por utilizar sufijos diferentes para referirse a distintas acepciones de la misma palabra, como sucede con «reactivo» y «reaccionario» a partir de «reacción», o recurrir a la extensión semántica de la palabra compleja, como en las voces sufijadas que nos ocupan.

El problema se plantea cuando hay varias palabras posibles para llevar a cabo la extensión semántica. ¿Por qué se ha desechado «disciplinal», que el Diccionario de la Academia define como «concerniente a la disciplina y buen régimen»? ¿Son «disciplinar» y «disciplinario» libremente intercambiables en las palabras prefijadas con «multi-» y «pluri-»?

En términos generales, puede decirse que será más fácil ampliar el significado de una palabra cuando sus rasgos semánticos sean percibidos como menos inherentes a la misma, normalmente por tratarse de rasgos específicos de un ámbito concreto. Sería el caso de «disciplinar», que indica que el núcleo del sintagma nominal correspondiente se refiere a «la disciplina eclesiástica». En un sentido, puede decirse que esta última descripción semántica es menos inherente a «disciplinar» que el rasgo de acatamiento a un régimen, instituto, etc., presente en «disciplinal» y «disciplinario». En cuanto a estas dos últimas palabras, no vemos ninguna explicación para que «disciplinal» haya quedado descartada como candidata a la extensión semántica de la que hablamos.

Según lo dicho en los párrafos anteriores, parecería, pues, más normal que la ampliación de significado «referente a diversas materias» afectara a «disciplinar». Pero dado que, en opinión de muchos hablantes, la extensión semántica se ha producido también en «disciplinario», lo máximo que puede decirse es que «multidisciplinar» y pluridisciplinar» son, no más correctos que «multidisciplinario» y «pluridisciplinario», sino más usuales.

En definitiva, estamos, como en otros muchos debates terminológicos, ante un problema que no admite conclusiones normativas, sino sólo una observación del uso, que variará inevitablemente de idiolecto a idiolecto. Un hablante utilizará las palabras que esté más acostumbrado a ver u oír. Y por si cupieran dudas sobre lo dicho, piénsese que, mientras que el Diccionario Actual de la Lengua Española (ed. Vox) recoge las voces «interdisciplinar» e «interdisciplinario», pero sólo «pluridisciplinar», el Diccionario de la Academia incluye solamente «interdisciplinario» y ninguna de las voces que dan título a esta nota.

José Luis Martín Yuste
jose.martin@ec.europa.eu

capítulo siguientecapítulo siguientePágina principal