CApítulo siguientePágina principal

CABOS SUELTOS


Tráfico de ilícitos

El Departamento de Español Urgente alerta sobre esta nueva expresión, usada, quizá, en la jerga propia de la policía de aduanas y que equivale, al parecer, al tradicional "contrabando". La expresión, que no figura como tal en el Código Penal, puede complicarse con formas como "tráfico de ilícitos visibles" (contrabando propiamente dicho, por ejemplo, de tabaco o hachís) y "tráfico de ilícitos invisibles" (blanqueo de dinero).

Los problemas son dos:

  1. El término "tráfico", en la acepción de "negocio ilegal", podría considerarse, en principio, sinónimo de "contrabando". Pero éste parece tener, como nos comenta Helio Gómez, jurista del Consejo al que hemos consultado al respecto, connotaciones más artesanales y románticas, mientras que por "tráfico" se entiende "tráfico organizado", es decir, el realizado por bandas que se dedican a negocios delictivos. Y no siempre el tráfico es ilegal: el tráfico bancario puede ser una actividad lícita, por ejemplo. De ahí el añadido "de ilícitos", menos redundante de lo que podría parecer.

    De hecho, en el Código Penal "contrabando" ha desaparecido, sustituida por "tráfico" (de drogas, de armas, de especies amenazadas...). El "tráfico de influencias", tipificado ahora por primera vez, parece ser cosa aparte.
  2. Los "ilícitos" esos. Ésta parece ser una pirueta verbal que elimina el concepto sustantivo: "productos" o "mercancías" o "bienes" ilícitos, y resulta especialmente poco gramatical en español. Pero como la lengua va siempre por delante de la norma, el término parece ya bastante acuñado, y tiene además la ventaja de ser muy expresivo e inmediatamente comprensible.

capítulo siguientePágina principal