capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

Traducciones literales

En los textos del Boletín de la UE traducidos del francés con la ayuda de un programa informático de "pretratamiento" se ha empezado a sustituir la traducción literal "ayudas de Estado" (< aides d´Etat) por ayudas estatales. La primera fórmula no era, claro está, incorrecta1, pero la segunda parece menos ambigua y más frecuente en el contexto económico (subvenciones de los Estados a sectores en crisis). Existe en francés el adjetivo étatique, pero con un uso más restringido que nuestro estatal.

Para evitar esta literalidad, a menudo innecesaria, recordamos otros casos, frecuentes en publicaciones comunitarias, de expresiones con valor adjetivo en francés que se pueden traducir mediante simples adjetivos en español:

Adjetivos

De la pêche > pesquero. Los franceses utilizan, además de la expresión de la pêche, el cultismo halieutique para suplir la falta del adjetivo equivalente a pesquero. En este sentido, la traducción literal de halieutique por haliéutico introduce en español un término y un registro innecesarios. Ejemplos: secteur de la pêche > sector pesquero, efforts de pêche > esfuerzo pesquero, exploitation halieutique > explotación pesquera.

Du/de travail: puede ser laboral y no siempre de trabajo. Accident du travail: accidente laboral, incapacité de travail: incapacidad laboral. (Véase también, sobre la mala traducción del industrial inglés, el "cabo suelto" del puntoycoma nº 7, pág. 1.)

De base: básico (o fundamental); por ejemplo, produits de base > productos básicos, recherche de base > investigación fundamental. El basique francés se usa exclusivamente en la terminología química para referirse a las bases. En el sentido de "básico, fundamental" se considera un anglicismo prescindible. Así, en el Robert électronique: "basique (2) (anglic. critiqué) L'anglais, le français basique: de base, fondamental."

También hay expresiones de claro cuño francés como Droits de l'homme que encontramos a veces traducidas literalmente al español como Derechos del Hombre, cuando nuestros Derechos Humanos parecen menos sexistas y nos evitan recurrir a la farragosa fórmula políticamente correcta del francés Droits de l'homme et de la femme.

¿Des- o de-?

La "guerra digital" declarada en España y sus aún incruentas escaramuzas están girando en torno a los descodificadores. La Academia admite decodificador y decodificar, pero este reconocimiento es también una baliza, por la remisión que hace el DRAE a las voces descodificador y descodificar, en las que aparecen las definiciones. En español es más frecuente des- que de- como prefijo con valor privativo o de inversión del significado. Las palabras con de- no son muchas (decapitar: cultismo para "descabezar", decorticar, degollar) y la mayoría proceden de otras lenguas. Así, del francés: decapar, decolorar (en español era "descolorar"), defoliación, deforestar (el DRAE admite también "desforestar"), deformar, degradar, depreciar (cf. esp. "despreciar"), detraer, devaluar; del italiano: decrecer; o del inglés: deflación. Los ejemplos con des- son numerosísimos, tanto en el registro familiar (desmadejar, desmadrarse, desternillarse) como en el técnico (desmodular, desfibrilación).

En un organismo especializado como la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones) usan exclusivamente las formas con de- (demodulación, decodificador, etc.) para traducir los términos equivalentes en inglés o francés; pero no estaría de más, antes de dejarse llevar por el original, comprobar qué dicen los diccionarios y pensar si no sería más claro para un hispanohablante expresar el valor privativo o de inversión del significado con el prefijo des-. Así evitaremos la proliferación de traducciones dobles (descodificador/decodificador, desmodulador/demodulador) y resolveremos la duda "¿con des- o con de-?"






1 Coup d'Etat > golpe de Estado y no estatal, aunque en este caso se trata de un calco y el valor adjetivo de "d'Etat" no está nada claro: no parece un "golpe" de o desde el Estado (para eso ya tenemos el "Fujigolpe" o "autogolpe"), sino un "golpe" al, o incluso "con" el Estado; o sea, como hemos leído en algún periódico latinoamericano, un estadazo.

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal