capítulo siguientePágina principal

COMUNICACIONES


LA TRADUCCIÓN DE LO INEFABLE

Entre los días 1 y 3 de diciembre de 1993 se celebró en Soria el I Congreso Internacional de Traducción e Interpretación con el sugerente título de «La traducción de lo inefable». Esta iniciativa es otra muestra de la auténtica eclosión de manifestaciones relacionadas con la traducción y la interpretación que está teniendo lugar en España en los últimos tiempos. Con la convocatoria de este congreso, que se va a celebrar con carácter bienal, la ciudad de Soria aspira a crear un ambiente propicio para albergar en el futuro una Facultad de Traducción, pese a la dura competencia que oponen otras ciudades y universidades españolas en las que ya está en funcionamiento dicha Facultad o tienen una aspiración semejante. Es evidente que un número excesivo de centros que ofrezcan este tipo de estudios puede producir una saturación a corto plazo, pero es muy loable el esfuerzo de una ciudad con las características de Soria por crear un pequeño campus universitario de prestigio.

El congreso contó con la participación de especialistas de diversos países europeos, como el profesor Raymond van den Broeck y la profesora Lieve Behiels, que imparten clases de traducción y traductología en universidades belgas. Se presentaron seis ponencias y más de treinta comunicaciones y se celebraron tres mesas redondas. La primera jornada se dedicó específicamente al tema general del congreso, aunque se trataron también otros asuntos relacionados con la traducción. La segunda jornada, titulada «Jorge Guillén, la emoción ontológica», se dedicó a la obra del poeta castellano, de cuyo nacimiento se ha celebrado en 1993 el centenario. Guillén, además de extraordiario poeta, fue traductor al español de poesía en otras lenguas. La última jornada se dedicó al escritor francés Claude Simon (Premio Nobel de Literatura), que envió un mensaje al congreso; se abordaron distintos aspectos de su obra y los problemas de su traducción al español, al inglés y al sueco. Además de los temas generales del congreso, también se trató sobre la traducción y la interpretación en las instituciones internacionales, la traducción de textos científicos y tecnológicos y la traducción automática, por ejemplo. Las actas del congreso, al parecer, se publicarán próximamente.

Estas jornadas, que alcanzaron una altura científica considerable, reunieron a traductores, teóricos de la traducción, filólogos y críticos literarios, lo que facilitó un enriquecedor intercambio de puntos de vista y evitó la discusión excesivamente especializada en ámbitos cerrados. Precisamente la traducción necesita reforzar sus vínculos con otras disciplinas sin las cuales no existiría.

La organización del congreso fue excelente. Esperamos que el próximo congreso de Soria ofrezca nuevos estímulos para la investigación y el intercambio de experiencias en el terreno de la traducción.

Alberto Rivas Yanes
Tfno. 32094

capítulo siguientePágina principal