capítulo siguientePágina principal

RESEÑAS


PONS Bildwörterbuch (DE, EN, FR, ES)

Jean Claude Corbeil y Ariane Archambault
Ernst Klett Verlag für Wissen und Bildung
Stuttgart, Dresde, 1992
960 páginas. ISBN 3-12-517830-4.

El "diccionario en imágenes" de PONS es la versión alemana del publicado originalmente por Editions Québec/Amérique inc. de Montréal. Tiene como particularidad sus ilustraciones, que han sido realizadas utilizando las más modernas técnicas infográficas. Cuenta con 20.000 términos (los "duden" tienen unos 28.000) en cada una de las cuatro lenguas, que se recogen al final de la obra en un índice cuatrilingüe, y 350 ilustraciones de gran nitidez y belleza. Está organizado enciclopédicamente en 28 capítulos y 650 temas, que van desde las coordenadas astronómicas hasta los símbolos científicos, pasando por los utensilios de cocina o la ropa.

La parte española es válida en términos generales, pero, desgraciadamente presenta errores demasiado evidentes, así como americanismos que pueden chocar al lector español. Hay errores que podríamos denominar de apresuramiento, por ejemplo: pág. 48, "satélite de detección a larga distancia" en lugar de "satélite de teledetección"; pág. 466, "comunicación por satélite de transmisión" en lugar de "teledifusión por satélite (o vía satélite)". Probablemente la traducción se ha hecho en estos casos a partir del inglés.

Otros errores se deben a la falta de coordinación (una secuela del apresuramiento). Así, al mismo aparato se le llama en la pág. 400 "tocadiscos compacto", en la pág. 405 "lector de disco compacto" y en la pág. 407 "tocadiscos para discos compactos". Cuecen habas a ambos lados del Atlántico. Como es obvio, estas discrepancias sólo se dan en la versión española. Hay también errores de bulto (pág. 380 "bolso clásico" en lugar de "cartera") e incluso de ortografía (pág. 349 el nefando "panal" en lugar de "pañal"; pág. 526 "disquette" en lugar de "disquete", cuando "cassette" se transcribe correctamente por "casete"). Entre los americanismos, que por supuesto no son censurables, aunque no dejarán por ello de chocar al hispanohablante europeo, se puede citar "rubia", que en España sería "ranchera" (pág. 425), y "ají" (pág. 69) que equivaldría a la carpetovetónica y temible "guindilla".

Estos defectos no restan interés al diccionario en su aspecto lexicográfico, y menos aún en el enciclopédico, pues las ilustraciones conservan todo su valor y permiten la consulta de la imagen a la palabra, que es la verdadera aportación de este "diccionario de imágenes".

Joaquín Calvo Basarán
JMO A3/070
Tel.: 34442

capítulo siguientePágina principal