capítulo siguientecapítulo siguientePágina principal

En la sección «Colaboraciones» se recogen opiniones y propuestas firmadas por lectores o por miembros de la Redacción cuando intervienen a título personal. La responsabilidad de los cabos sueltos firmados y de las colaboraciones incumbe a sus autores. PUNTOYCOMA

COLABORACIONES


Formación de palabras y traducción

En el número 9 de PUNTOYCOMA Marisa Delgado aludía indirectamente a un problema central en el estudio de la creación léxica como es la posibilidad o imposibilidad de acuñar nuevas palabras mediante procedimientos tales como la derivación (a la que podríamos añadir la composición) y lo relacionaba con la traducción. Nuestra compañera planteaba una doble pregunta: ¿cuándo es posible traducir una palabra derivada de la lengua de origen por una palabra también derivada no existente en la lengua de destino?, ¿qué dice la Academia al respecto? Creo que la primera parte de la pregunta se refiere a la posibilidad de calcar una formación de la lengua de origen en la lengua de destino, por ejemplo, sufijación en el caso de writable (escribible), prefijación en el caso de disability (discapacidad) o composición en free determination (libre determinación), utilizando morfemas equivalentes en una y otra lengua [lexemas: free (libre), ability (capacidad), write (escrib-); sufijos: -ble; prefijos: -dis)]. Parece evidente que siempre es posible calcar una formación léxica si la traducción no contraviene las reglas de formación de la lengua de destino. En este sentido nada habría que objetar a la utilización de neologismos como escribible, discapacidad o libre determinación, creados de conformidad con las reglas de derivación (sufijación y prefijación respectivamente) en los dos primeros casos y mediante un procedimiento de composición en el último. Ahora bien, ¿por qué se utiliza una paráfrasis sintáctica ("que puede expresarse por escrito") en lugar de la palabra sufijada en el caso de escribible? o ¿por qué puede parecernos a algunos extraña la utilización de libre determinación en lugar de autodeterminación? En estos casos entran en juego factores que nada tienen que ver con la posibilidad o imposibilidad de crear una palabra, es decir, con la gramaticalidad o agramaticalidad de una formación léxica. Estos factores no guardan relación con el funcionamiento interno de la lengua, con el sistema, sino con su uso, con el habla. Si no empleamos escribible, es seguramente porque su significado ("que puede ser escrito o escribirse") nos parece demasiado vago (compárense las siguientes frases: "es un pensamiento escribible" / "es un pensamiento que puede expresarse por escrito"), y si nos parece mejor autodeterminación, es porque en español se prefiere la prefijación con auto- a la composición con el adjetivo libre para crear este tipo de palabras. Otro ejemplo: es posible crear el adjetivo multimedial para referirse a un tipo de enseñanza ("enseñanza multimedial") porque la formación se atiene a las condiciones formales y semánticas de creación de palabras con un sufijo -al (por ej., nacional), pero la fortuna de este término no dependerá de factores gramaticales, sino de su aceptación por parte de los hablantes. A partir de todo lo dicho no es difícil deducir que la Real Academia, y con esto entramos en la segunda parte de la pregunta, sólo podría pronunciarse sobre la validez de un término en el ámbito del sistema, debiendo limitarse en los demás casos a reflejar el uso lingüístico. Por ello, el capítulo dedicado a la formación léxica en la edición reformada de su Gramática de 1962 tiene un carácter descriptivo y no normativo. Para terminar quisiera señalar que el hecho de que una palabra "posible" no aparezca en el o en los diccionarios no significa que no "pueda" utilizarse. Una laguna puede ser debida a esos factores no sistemáticos de los que hemos hablado y la conveniencia de suplirla con la creación léxica correspondiente requiere un análisis individual de cada caso.

José Luis Martín Yuste
JMO A3/068A
Tel. 34909

capítulo siguientecapítulo siguientePágina principal