capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

CABOS SUELTOS


Algunos tipos de bancos1

Una consulta relacionada con la traducción de un acuerdo comercial nos llevó recientemente a hacer una búsqueda sobre los términos utilizados para denominar los diferentes tipos de entidades y actividades bancarias. Aunque la abundancia de noticias y documentos sobre el sector financiero que hemos podido leer en los últimos años nos ha hecho familiarizarnos con ellos, un repaso más detenido pone de manifiesto cierta confusión y sugiere que puede ser útil recordar algunos conceptos básicos.

La confusión puede deberse en parte al hecho de que los nombres utilizados designan, más que bancos, modelos teóricos de negocio o de actividad bancaria que admiten modulaciones diferentes según los países y las entidades que los ponen en práctica. Es decir, que lo que entendemos, por ejemplo, por «banco de inversiones» se concreta en la práctica en un conjunto de servicios y una estrategia corporativa diferentes según se realicen en Singapur o en Suiza (a tenor de la legislación y los intereses de expansión como centro financiero de cada uno de estos países), y según se trate de JP Morgan o Citigroup, por citar algunos. Además, la clasificación de los bancos puede hacerse atendiendo a criterios heterogéneos (servicios prestados, ámbito de las operaciones, clientes, etc.) pero compatibles, de manera que una misma entidad puede estar clasificada a la vez en categorías diferentes o parcialmente coincidentes.

Esta relativa elasticidad de los términos no impide que se distingan algunas categorías generales que debemos traducir de forma unívoca. Las dos principales son las de «banco comercial» (commercial bank), que ofrece a particulares y empresas servicios financieros generales, como los de pago, depósito, préstamo, fondos de inversión, hipoteca o tarjetas, y «banco de inversiones» (merchant bank en inglés británico, investment bank en inglés americano), cuya actividad se centra en los mercados de capitales y las operaciones de las grandes empresas y otros inversores institucionales y puede intervenir en grandes operaciones con las administraciones públicas. Un error bastante común que debemos evitar es el de confundir «banco comercial» con «banco minorista». En efecto, cuando un banco comercial presta sus servicios a particulares o PYME ejerce la «banca minorista» o «banca al por menor» (retail banking, retail bank), mientras que cuando presta sus servicios a grandes empresas y acepta únicamente depósitos de elevado importe está practicando la «banca mayorista» o «banca al por mayor» (wholesale banking, wholesale bank). Otra gran categoría general es la de «banco extraterritorial» o «banco offshore» (off-shore bank), que designa entidades bancarias situadas normalmente (aunque no necesariamente) en paraísos fiscales y reguladas por leyes especiales que les conceden mayor libertad operativa y un tratamiento fiscal más favorable.

Se han consolidado en IATE las entradas que recogen estos términos, suprimiéndose algunas fichas duplicadas o insuficientes y completándose otras con definiciones y enlaces a algunas de las referencias consultadas.

 

EN

ES

IATE

commercial bank

banco comercial

1072045

merchant bank

investment bank

banco de inversiones

1071816

retail bank

banco minorista

1744153

wholesale bank

banco mayorista

1119363

offshore bank

banco extraterritorial

1126661

Blanca Collazos
Comisión Europea
blanca.collazos@ec.europa.eu

 

 

 

1 Gracias a nuestra colega María del Cura por su orientación y sus puntualizaciones.

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal