capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

NEOLÓGICA MENTE


Nanowhisker: nanofibrilla

En un documento reciente sobre nanotecnología se nos planteaba el problema de la traducción de nanowhisker:

Whiskers are a type of nanofibres. Nanofiber is defined as "nanoparticle with two dimensions at the nanoscale and an aspect ratio of greater than 3:1. Types of nanofibre include: nanowhiskers, nanorods and nanowire" (ISO Publically Available Specifications - PAS 71:2005).

El traductor pudo encontrar suficientes referencias fiables para traducir nanorod (nanobarra) y nanowire (nanohílo). Los whiskers aparecían en alguna ocasión traducidos como «triquitos» y en otras como «filamentos», de donde podría inferirse la traducción de nanowhisker como «nanotriquito» o «nanofilamento», pero antes de difundir una de estas expresiones era necesario el aval de especialistas. Nos dirigimos para ello a FideNa (Fundación pública navarra de I+D en nanotecnología). Paula Noya, física y responsable de comunicación de FideNa, atendió nuestra petición con suma amabilidad y rapidez, hizo la consulta a otros especialistas de FideNa, y en particular a Uxua Pérez de Larraya (química e investigadora del área de nanomateriales de la Fundación) y nos envió el siguiente comentario:

Efectivamente creemos que «nanobarra» y «nanohílo» son, en ambos casos, buenas soluciones para los términos nanorod y nanowire.

El caso de whisker, bajo nuestro punto de vista, es más complejo. La denominación whisker se da en distintos ámbitos y se aplica a distintos materiales, y no solo a los nanowhiskers de celulosa, que son aquellos en los que trabajamos aquí. Quizás la mejor traducción sería «nanocristal», si bien es cierto que el nanowhisker tiene una connotación de nanocristal acicular. El término «nanofibrilla» podría utilizarse, pero especificando la materia: por ejemplo, «nanofibrilla de celulosa», etc.

En la publicación electrónica Ingeniería, Terminología y Diccionarios, que recoge las intervenciones en una Jornada del Instituto de la Ingeniería, celebrada en Madrid el 11 de junio de 2007, uno de los ponentes1 decía lo siguiente sobre whisker:

Por poner otro ejemplo del campo de los materiales, tenemos la palabra whisker. Son fibras muy finas cuyo diámetro es del orden de la micra, o menor, y cuya longitud es un centenar de veces superior al diámetro, no es una fibra sin más, que es un término muy ambiguo. La opinión de la Academia al principio era llamar al whisker «triquito», y triquito, fuera de España y Francia, nadie sabe lo que es. Poner whisker, que la gente familiarizada con las fibras sabe lo que es, se entiende, mientras que llamarlo triquito es un galicismo, porque los franceses lo llaman, desde hace tiempo, trichite. En el diccionario figura como sinónimo de triquito «fibra cerámica» pero, en la actualidad, whisker puede ser una fibra cerámica, metálica o de cualquier otro material. Lo exagerado sería hacer la traducción literal y llamarle «bigotes de gato», pero yo no imagino hacer un material compuesto con «bigotes de gato». Sin embargo, si decimos whisker todo el mundo que trabaja en este campo lo reconoce y creo que en estos momentos ya es una batalla perdida querer traducirlo.

La respuesta a nuestra petición de ayuda por parte de FideNa es una prueba de que el concepto «batalla perdida» es bastante subjetivo en estos casos. En el intercambio de mensajes con nuestra especialista se descartaron otras soluciones, propuestas por el traductor, como «nanoaguja» (por tratarse de un «nanocristal acicular») o «nanopelo» (si nos alineamos con el registro coloquial del inglés). La solución avalada por los especialistas de FideNa nos parece adecuada porque evita el préstamo crudo (casi siempre una muestra de pereza intelectual) y resulta más transparente en español, sobre todo para «la gente [no] familiarizada con las fibras». La solución de compromiso, que propusimos a FideNa para intentar contentar a iniciados y legos, fue la de utilizar el término «nanofibrilla», seguido del término inglés nanowhisker (entre paréntesis y en cursiva) tan solo la primera vez que aparezca en el texto. Si es o no una batalla perdida, el tiempo lo dirá, pero no hay batalla que pueda ganarse si de antemano renunciamos a luchar.

Grupo de Coordinación, Calidad y Terminología
Departamento de Lengua Española, DG Traducción, Comisión Europea
dgt-es-linguistic-coordination@ec.europa.eu

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1

Manuel Elices Calafat, de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Véase:
http://www.iies.es/attachment/116425/.

 

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal