capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

NEOLÓGICA MENTE


Adictividad y rascable: dos neologismos transparentes y necesarios

En un documento recientemente traducido en la Comisión Europea1 se decidió utilizar adictividad para traducir el término inglés addictiveness. La necesidad de utilizar en este caso un neologismo y no una perífrasis («capacidad de producir adicción», por ejemplo) venía dada por la existencia de una definición del término en el documento:

Adictividad: Potencial farmacológico de una sustancia para causar adicción, un estado que afecta la habilidad del individuo para controlar el comportamiento, generalmente ofreciendo una recompensa o un alivio de los síntomas de abstinencia, o ambos.

Por otro lado, el término «adictividad» resulta transparente y podría figurar perfectamente en el diccionario, como «adhesividad», «conductividad», «conmutatividad», etc., palabras que recoge el DRAE y que están formadas siguiendo el mismo patrón. Si se incluyera en un diccionario general, bastaría una definición básica que remitiera al adjetivo: «cualidad de adictivo».

En el mismo documento antes citado se decidió utilizar el sustantivo neológico rascable para traducir scratch-off. Veamos el contexto:

Entre estos elementos y características prohibidos se encuentran, entre otros, textos, símbolos, nombres, marcas, signos figurativos u otros, colores engañosos, prospectos interiores u otro material adicional como etiquetas adhesivas, pegatinas, prospectos exteriores, fundas o «rascables».

El término del original inglés es scratch-offs (en plural), simplificación sustantivada de scratch-off game o card, que podría definirse como cualquier imagen o motivo (holograma, foto, etiqueta, película plastificada, etc.) que, al ser rascado, deja al descubierto una imagen, cifra, símbolo, etc., que, generalmente, permite obtener un premio.

Se decidió utilizar este sustantivo neológico genérico de origen adjetival para marcar la diferencia con otros productos como el «rasca» (marca registrada de la ONCE) o la «tarjeta rascable» de los sorteos instantáneos de los supermercados, etc. La sustantivación de este adjetivo se basa en casos similares, como por ejemplo el de «jugable», común entre los aficionados a los videojuegos: «una demo jugable», «un programa jugable» ® «un jugable». Es útil transformar el adjetivo en sustantivo cuando, como en este caso, no sabemos concretamente (porque el original no lo especifica) cuál es el soporte: «una tarjeta rascable», «un cromo rascable», «una imagen rascable» ® «un rascable». Puede parecer un atrevimiento excesivo de una modernez poco elegante, pero recordemos que el adjetivo «sumergible» se sustantivó (y no precisamente ayer) para referirse a lo que acabó llamándose, con otro adjetivo sustantivado, «submarino». Y aún hay más ejemplos: los que tengan ya cierta edad recordarán aquellos tiempos en que se utilizaba coloquialmente la palabra «fumable». No me resisto a copiar aquí este texto periodístico, publicado por ABC el 6 de agosto de 1989 y titulado «Veinte años de Woodstock»:

Miles de jóvenes desparramados por el suelo, despojándose gradualmente de sus floridos ropajes a medida que el recital avanzaba en el tiempo y aumentaba la velocidad de circulación de alcoholes y fumables —antológica la intervención del servicio de megafonía advirtiendo de la mala calidad de ciertos «tripis» marrones—. La lluvia, más que aguar la fiesta, sirvió de entretenimiento con que llenar las horas muertas. ¡Con qué gusto ejemplar se revolcaban sobre el barro, en acto de plena comunión con la Naturaleza!2

Luis González
Comisión Europea
luis.gonzalez@ec.europa.eu

 

 

 

 
1 Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados miembros en materia de fabricación, presentación y venta de los productos del tabaco y los productos relacionados, http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/Lex
UriServ.do?uri=COM:2012:0788:FIN:ES:PDF
.
2 Extraído del corpus CREA de la Real Academia Española.

 

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal