capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

RESEÑAS


Sobre la traducción

EUGENE NIDA
Sobre la traducción
Selección y traducción de Eugene Nida y María Elena Fernández-Miranda-Nida
Ediciones Cátedra, Madrid, 2012, 481 pp.

Reúne el presente volumen una selección de capítulos de Toward a Science of Translating y The Theory and Practice of Translation, de Eugene Nida, en traducción al español. Nida ha sido el lingüista y traductólogo de orientación funcionalista que más ha influido en el devenir de los estudios de traducción (translation studies) como disciplina académica, si bien su área de especialización fue la traducción bíblica. No por capricho se ha caracterizado uno de los dos libros del presente volumen como «the “Bible” not just for Bible translation, but for translation theory in general» (Gentzler, 2001: 45)1: el impacto de Toward a Science of Translating no se ha limitado al ámbito de la traductología bíblica (para ser más específicos, de la traductología bíblica desarrollada en inglés), sino que se ha visto reflejado de un modo u otro en un puñado de teorías, enfoques y planteamientos que se han formulado por todo el mundo en las últimas cuatro décadas, como la teoría del skopos en Alemania, los estudios descriptivos de traducción en Israel y los Países Bajos, o la revisión de las teorías clásicas de la traducción (principalmente, del xin-da-ya, de Yan Fu) en China.

Aunque España no ha sido una excepción2, la lectura del magnum opus de Nida ha estado reservada a aquellos que dominan la lengua de Wycliffe, Purvey y Tyndale (a diferencia de The Theory and Practice of Translation, que tradujo Alfonso de la Fuente Adánez al español en 1986). A este respecto, cabe señalar, aprovechando la temática bíblica, la buena nueva que supone la publicación de Sobre la traducción, que contiene diez capítulos de «Hacia una Ciencia de la Traducción» y ocho de «Teoría y Práctica de la Traducción», a los que el autor añadió un apéndice.

María Elena Fernández-Miranda (traductora, junto al propio Nida, de Sobre la traducción) publicó en el número 128 de puntoycoma una tribuna sobre el volumen que aquí reseñamos, en la que presenta la teoría de la equivalencia dinámica (principal contribución del autor al mundo de la traducción) y los procesos que forman parte de la actividad traductora (análisis, transferencia, reestructuración y comprobación de la traducción). Aprovechamos la publicación de dicha tribuna a modo de resumen del contenido para proceder directamente a reseñar algunos aspectos específicos.

El primero es el escrupuloso respeto que muestra Sobre la traducción por los textos originales, según se refleja en las referencias bibliográficas. A pesar del lapso de tiempo que ha transcurrido desde la aparición de Toward a Science of Translating y The Theory and Practice of Translation (en 1964 y 1969, respectivamente), las referencias bibliográficas se han mantenido intactas en la versión española. Dicho de otro modo: se trata de una traducción de tipo filológico, en tanto en cuanto «reproduce la forma y el contenido del texto original, explicándolos, donde sea necesario, al lector en notas o glosarios para franquear la distancia cultural y temporal» (Nord, 1996: 93). Tratándose de dos obras que han marcado un hito en el estudio científico de la traducción, las citas, alusiones y referencias forman una parte indispensable del texto, y harán las delicias de aquellos interesados en la relación de la teoría de la equivalencia dinámica con el contexto epistemológico en el que se formuló (por ejemplo, las referencias a Noam Chomsky resultan bastante jugosas, si bien Nida sostuvo que su teoría se anticipó a la gramática transformacional). Por otro lado, los que estén interesados en el recorrido del testigo que cedió Nida a la investigación traductológica (o, dicho en plata, en la influencia que han ejercido las ideas nidianas en los estudios de traducción) encontrarán en el apéndice una selección crítica de publicaciones más o menos recientes (el apéndice se redactó en 1996) que continúan con la reflexión sobre la elaboración de una teoría integral de la traducción.

A este respecto, Sobre la traducción demuestra que la recurrente utilización del sustantivo «pionero» para referirse a Eugene Nida está plenamente fundamentada. Dos décadas antes de que el «giro cultural» (cultural turn) de los estudios de traducción apuntalara la visión de la traducción como actividad no solo interlingüística sino principalmente intercultural, Nida señalaba la íntima conexión de los aspectos lingüísticos de la traducción con los factores culturales (como oportunamente recordó Pol-lux Hernúñez con el ejemplo de «Ama al Señor con todo tu hígado»3), pero sin caer en el determinismo esencialista que había caracterizado el planteamiento de la traducción de la lingüística estructuralista: como afirma el autor en el capítulo «Introducción a la naturaleza del significado», «las similitudes que unen a la humanidad como “especie” cultural son mucho mayores que las diferencias que las separan» (p. 50). Asimismo, la lectura de «Hacia una Ciencia de la Traducción» y «Teoría y Práctica de la Traducción» desde el vantage point que ofrece la distancia cronológica permite establecer un interesante diálogo entre el enfoque de Nida y otras líneas de investigación que se han desarrollado con posterioridad (por ejemplo, entre el planteamiento de la «redundancia» del mensaje traducido, en el capítulo sobre «Los principios de correspondencia», y la hipótesis de la explicitación, según la formuló Shoshana Blum-Kulka a mediados de los años ochenta).

En vista del énfasis de Nida en la importancia de la claridad en la práctica de la traducción, el segundo aspecto que reseñamos es la abundancia de ejemplos que contiene Sobre la traducción. A este respecto, huelga señalar la excelente labor de selección por parte del tándem Nida/Fernández-Miranda, a sabiendas de que el carácter ad hoc de muchos ejemplos de los textos originales debió de darles más de un quebradero de cabeza a la hora de buscar «equivalentes» en español. Además, el autor hace gala de su abultada experiencia como secretario de traducciones de la Bible Society of America proporcionando un sinfín de ejemplos de traducciones de la Biblia a un amplio conjunto de idiomas (en particular, en el capítulo sobre «Tipos de correspondencias y contrastes»).

Si bien resulta comprensible el protagonismo que concede el autor a dichos ejemplos («alfarero, a tus cacharros», como reza el poema de Machado), la preponderancia de ejemplos extraídos de la Biblia ha sido una de las principales pegas que se le han puesto a la producción de Nida en inglés. A este respecto, Sobre la traducción difiere de los textos originales en la incorporación de un mayor número de ejemplos de carácter general, a fin de «interesar a un público más amplio de traductores» (pp. 9, 273). Dichos ejemplos resultan ilustrativos y aclaradores de los aspectos en los que se fundamenta la propuesta nidiana, diluyendo considerablemente la densidad conceptual del marco teórico y facilitando su comprensión.

El tercer y último aspecto es el carácter no solamente teórico sino también aplicado de Sobre la traducción. Los lectores encontrarán, además de una profunda disquisición sobre las aportaciones de la lingüística generativa y la teoría de la información al estudio de la traducción, una detallada disección de los factores, problemas, procesos y prioridades que rigen la actividad traductora desde la perspectiva de la equivalencia dinámica, demostrando que uno de los fuertes de Nida era precisamente «traducir» complejas teorías sobre la transferencia de los diferentes tipos de significado en torno a un conjunto coherente de reflexiones e indicaciones sobre la práctica profesional de la traducción.

A pesar de la aparente discordia entre el prescriptivismo del enfoque de Nida y los estudios de traducción contemporáneos (de orientación eminentemente descriptiva), conviene recordar que el autor ofreció en Toward a Science of Translating, con la colaboración del traductor bíblico William Wonderly, una metodología para la descripción de traducciones, como recoge el apartado titulado «Análisis de los diferentes tipos de traducción» (pp. 192-202), que sirvió de referente para lo que, a partir de la publicación del Descriptive Translation Studies and Beyond de Gideon Toury, se ha denominado «estudios descriptivos de traducción». Por otro lado, la distancia cronológica y epistemológica de la teoría de la equivalencia dinámica respecto de los estudios de traducción contemporáneos no debería ofuscar sino resaltar la trascendencia histórica de la contribución par excellence de Nida. La inclusión del receptor y del contexto de recepción en el proceso de traducción supuso precisamente la ruptura con el prescriptivismo identitario y orientado hacia el texto de origen con el que hasta entonces se había abordado la relación entre el texto original y el texto traducido, como ilustran las preguntas: «Al comprobar la fidelidad de una traducción, la cuestión esencial es “¿para quién?” y “¿para qué contexto cultural?”» (p. 10) y las argumentaciones de este cariz:

No se puede afirmar que una traducción concreta sea buena o mala sin tomar en consideración múltiples factores, que a su vez han de ser calibrados de diversas formas, con respuestas notablemente diferentes. De ahí que haya siempre una variedad de respuestas válidas a la pregunta: «¿Es esta una buena traducción?» (p. 169).

Asimismo, el planteamiento de la traducción como proceso de comunicación supuso un avance fundamental para el posterior perfilamiento de los estudios de traducción como la interdisciplina o disciplina de disciplinas que constituye en la actualidad. La teoría de la equivalencia dinámica demostró el acierto de la incorporación de aportaciones de disciplinas como la antropología, la sociolingüística y la pragmática a la investigación traductológica.

El fallecimiento de Nida aconteció poco antes de la publicación de esta última adición a su dilatadísima producción científica. A este respecto, cuesta imaginarse una herencia más rica para la traductología en español que la primera traslación de una de las obras que más ha influido en el estudio de eso que llamamos traducción, más si cabe tratándose de una edición hecha con tanto esmero. Los lectores encontrarán en Sobre la traducción una ventana abierta de par en par al pensamiento de uno de los insignes traductólogos cuyas tesis continúan resultando provocativas e inspiradoras tras décadas de su formulación.

REFERENCIAS

Fernández-Miranda, María Elena (2012): «Sobre la traducción». puntoycoma, n.o 128, 16-25.

Gentzler, Edwin (2001 [1993]): Contemporary Translation Theories. Clevedon: Multilingual Matters.

Nord, Christiane (1996): «El error en la traducción: categorías y evaluación». En: Amparo Hurtado Albir (ed.), La enseñanza de la traducción. Castelló de la Plana: Universitat Jaume I, 91-107.

Ortega Arjonilla, Emilio, Juan Pedro Monferrer-Sala y Vicente López Folgado (eds.) (2006): Eugene A. Nida. Pionero de la traductología contemporánea. Granada: Atrio-Universidad de Córdoba.

Torregrosa, Carmen (2007): «De traductor bíblico a Biblia de traductores». puntoycoma, n.o 101, 9-12.

 

Jorge Jiménez Bellver
Universidad de Texas en Brownsville
jorgejimenezbellver@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 En la misma línea, Carmen Torregrosa (2007) presentó su reseña de la monografía Eugene A. Nida. Pionero de la traductología contemporánea con el título «De traductor bíblico a Biblia de traductores».
2  Véase el artículo de Emilio Ortega Arjonilla, «Aportaciones de Eugene A. Nida a los estudios de traducción en España y a la traductología desarrollada en español», en Ortega Arjonilla, Monferrer-Sala y López Folgado (2006: 49-76).
3 http://elpais.com/diario/2011/09/10/necrologicas/1315605602_850215.html.
 

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal