COLABORACIONES


La Unión vuelve a ser Económica: últimos Tratados y mecanismos

La Comunidad Europea comenzó por ser una unión basada en la organización en común de ciertos mercados energéticos y agrarios (CECA, CEE, CEEA)1. Todo estaba escorado hacia los aspectos económicos y comerciales (más lo segundo que lo primero, pese al adjetivo «económico» que durante décadas apellidó a la Comunidad). De hecho, una de las mayores frustraciones históricas de los europeístas de entonces era la aparente incapacidad de los Estados miembros de pasar a una mayor integración de índole política, especialmente en asuntos como la política exterior (aquello de «hablar con una sola voz»).

Con el tiempo fue ganando terreno toda una serie de nuevas políticas comunes y de procedimientos de toma de decisiones cada vez más supranacionales, con el consiguiente traspaso de competencias de los Estados miembros a las instituciones comunes. Así, con el Tratado de Maastricht (1992) se instauraba una estructura en tres «pilares»: el económico-comercial-energético de las Comunidades Europeas2, más la política exterior (Política Exterior y de Seguridad Común, o PESC) y los asuntos de Interior (Justicia y Asuntos de Interior, o JAI).

De este modo se atenuaba el desequilibrio inicial a la vez que se avanzaba hacia una mayor integración supranacional3 en un número creciente de ámbitos de actuación (o políticas). Pero el terreno económico, o mejor dicho el monetario, también siguió abonándose, con la creación de la moneda única, el euro. Esta era una de las dos patas de la Unión Económica y Monetaria (UEM) que se fue estableciendo durante la década de los noventa. El euro sucedió en 1999 a aquella otra moneda más bien virtual, el ecu, una unidad monetaria que se había utilizado durante veinte años, pero únicamente como patrón de valoración para los intercambios comerciales.

Y entonces llegó la crisis. Por una serie de razones —sobradamente conocidas y que no hacen al caso—, los dirigentes europeos han llegado a la conclusión de que una moneda común sin una coordinación suficiente de las políticas económicas de sus usuarios es presa fácil de la inestabilidad en los volátiles mercados financieros de nuestros días. Los Estados miembros han comenzado así a intentar reforzar la otra pata de la UEM, la de la política económica propiamente dicha. Y para ello han puesto en marcha en los dos últimos años toda una panoplia de iniciativas con las que se busca aumentar la estabilidad financiera, en especial la de la zona del euro, que es la que más ha acusado los embates de la crisis.

Así, tras la primera crisis de Grecia, ya en mayo de 20104 se adoptaron dos instrumentos de resolución de crisis con el fin de asegurar la estabilidad, unidad e integridad de la Unión Económica y Monetaria. Este paquete de estabilidad se componía de dos recursos crediticios: la Facilidad Europea de Estabilización Financiera (FEEF) y el Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (MEEF).

La Facilidad Europea de Estabilización Financiera (FEEF)

Este instrumento fue constituido el 7 de junio de 2010 por los representantes de los gobiernos de los Estados miembros de la zona del euro5. De carácter provisional, estaba destinado a ser el germen de una especie de futuro «fondo monetario europeo». Es un fondo que se encarna en una sociedad anónima de Derecho luxemburgués cuyos accionistas son los Estados miembros de la zona del euro. Se sostiene en las garantías de dichos Estados, pero no cuenta en principio con capital desembolsado.

Su finalidad es prestar, junto con el FMI, apoyo financiero a los Estados miembros que atraviesen por problemas a causa de circunstancias excepcionales que escapen a su control, y contribuir así a la estabilidad conjunta de la zona del euro. La ayuda se concreta en acuerdos de servicio de préstamo y préstamos, y su concesión está supeditada al cumplimiento de programas de ajuste presupuestario y económico por parte del Estado beneficiario.

Este instrumento se rige por el Acuerdo Marco de la Facilidad Europea de Estabilización Financiera6. Se trata de un acuerdo firmado entre los Estados miembros de la zona del euro y la citada FEEF. Es decir, que no es un tratado intergubernamental, sino un acuerdo entre Estados y una sociedad financiera, ya que entonces los Tratados no permitían su creación en el marco de la UE. En él se determinan las condiciones prácticas de desembolso de los fondos, los instrumentos de financiación y aval, etc.

Mencionemos aquí un detalle interesante sobre la denominación de este instrumento. Pese a que en la versión oficial, publicada en el BOE por el Gobierno español signatario, se optó por el calco del inglés Facility, es llamativa la frecuencia con la que otros textos, algunos documentos de las instituciones europeas pero sobre todo la prensa, han venido utilizando la equivalencia más adecuada de «Fondo».

El Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (MEEF)

El segundo elemento del paquete de estabilidad fue el Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (MEEF). Se instituyó mediante un Reglamento7 basado en el artículo 122.2 del Tratado de Funcionamiento de la UE. Así pues, a diferencia del anterior, en este caso estamos ante un instrumento que entra de lleno en el marco jurídico de la UE (Derecho derivado). Por lo tanto, los beneficiarios del MEEF pueden ser cualquiera de los Estados miembros de la Unión, no solo los del euro.

El MEEF es un mecanismo financiero destinado asimismo a preservar la estabilidad financiera de la Unión Europea. Permite a la Comisión Europea proporcionar ayuda financiera —en este caso de la propia Unión—, en forma de préstamos o de líneas de crédito, a un Estado miembro que se vea afectado por una perturbación económica o financiera grave ocasionada por acontecimientos excepcionales que no pueda controlar. Para financiar estas ayudas, la Comisión puede contraer empréstitos en los mercados de capitales o en instituciones financieras, en nombre de la UE y con la garantía implícita del presupuesto general8 en caso de impago. Los fondos así obtenidos los presta a su vez al Estado beneficiario. Este devuelve la totalidad del capital más los intereses igualmente a través de la Comisión.

El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)

Pero ni la FEEF ni el MEEF se habían concebido como mecanismos a largo plazo. Ya durante su gestación los Estados miembros habían empezado a diseñar9 un mecanismo permanente de crisis para salvaguardar la estabilidad financiera de la zona del euro en su conjunto. Sería el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), destinado a asumir las funciones de la FEEF y del MEEF. Este nuevo instrumento se instituyó y se rige mediante el Tratado Constitutivo del Mecanismo Europeo de Estabilidad10, que entró en vigor el pasado 27 de septiembre.

Para que este tratado pudiera firmarse dentro del marco jurídico de la UE hubo de modificarse primeramente el artículo 136 del Tratado de Funcionamiento11, añadiéndose un nuevo apartado 3 según el cual:

- Los Estados miembros cuya moneda es el euro podrán establecer un mecanismo de estabilidad que se activará cuando sea indispensable para salvaguardar la estabilidad de la zona del euro en su conjunto;

- La concesión de toda ayuda financiera necesaria con arreglo al mecanismo se supeditará a condiciones estrictas.

Los signatarios son únicamente los países del euro, que son también los miembros del MEDE. Este tratado tampoco es, pues, un tratado unieuropeo, sino un acuerdo intergubernamental.

El objetivo fundamental del MEDE es «salvaguardar la estabilidad financiera de la zona del euro en su conjunto y de sus Estados miembros»12, aminorando para ello la crisis de confianza que hace peligrar dicha estabilidad. Para conseguir esto, el MEDE permite facilitar, en caso necesario y en colaboración con el FMI, asistencia financiera a los Estados miembros de la zona del euro «que experimenten o corran el riesgo de experimentar graves problemas de financiación»13, es decir, que tengan problemas para acceder con normalidad a la financiación en el mercado. La asistencia financiera toma la forma de préstamos, adquisición de títulos de deuda soberana y otros instrumentos, y está sujeta a una estricta condicionalidad. En efecto, el Estado que la recibe ha de firmar previamente un memorándum de entendimiento en el que se determinan con precisión las condiciones asociadas a la ayuda.

En un plano más práctico, el MEDE es una organización intergubernamental, una institución financiera internacional con sede y oficina principal en Luxemburgo, constituida por los países del euro, que también son miembros de la misma. Los miembros reciben acciones del MEDE como contrapartida de su contribución al capital de la institución. Aparte de este capital inicial aportado por los miembros, el MEDE puede obtener fondos emitiendo instrumentos financieros, o bien mediante acuerdos o convenios financieros o de otro tipo con sus propios miembros o con entidades financieras. Es decir, puede contraer préstamos de bancos u otras entidades en el mercado de capitales. Una diferencia importante con los dos instrumentos anteriores es que el MEDE contará con una parte de capital desembolsado, no solo con garantías.

El MEDE está pues llamado a ir sustituyendo a los dos mecanismos precursores, la FEEF y el MEEF. El relevo estaba previsto inicialmente para julio de 2013 pero, con la entrada en vigor acelerada del MEDE, por el momento coexistirá con la FEEF (la cual seguirá funcionando hasta que se hayan devuelto todos los préstamos y liquidado todas las obligaciones).

El Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria (TECG)

El otro tratado intergubernamental que se ha concebido como complemento del Tratado del MEDE es el Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria (TECG)14. Sus signatarios son veinticinco de los veintisiete Estados miembros15, pero el contenido es vinculante solo para los países del euro; los demás signatarios pueden aplicar voluntariamente todas sus disposiciones o algunas de ellas. Ahora bien, pese a que en un primer momento el TECG queda fuera del marco jurídico de la Unión, está llamado explícitamente a integrarse en los Tratados fundacionales (Derecho primario)16 en un plazo de cinco años.

Según se afirma en el artículo 1 del propio Tratado, su finalidad es «reforzar el pilar económico de la unión económica y monetaria mediante la adopción de un conjunto de normas destinadas a promover la disciplina presupuestaria a través de un pacto presupuestario, a reforzar la coordinación de sus políticas económicas y a mejorar la gobernanza de la zona del euro, respaldando así la consecución de los objetivos de la Unión Europea en materia de crecimiento sostenible, empleo, competitividad y cohesión social». Lo que se pretende, en último término, es transmitir confianza a los mercados financieros, demostrándoles que se están tomando medidas reales para sanear las cuentas públicas, «y de esta manera hacer frente a una de las principales fuentes de inestabilidad financiera»17.

Para alcanzar esta ambiciosa meta, se introduce para las cuentas públicas la llamada «regla de oro» (o «regla de equilibrio presupuestario», según el propio Tratado). Se trata de promover la disciplina presupuestaria de los países del euro, aplicando para ello unos criterios muy estrictos de déficit y endeudamiento públicos. La concreción de los criterios exigidos se halla en el título III del Tratado, denominado «Pacto Presupuestario».

Además, en el Tratado se acuerda coordinar las políticas económicas de los Estados del euro y mejorar la gobernanza de esta zona mediante un nuevo tipo de reuniones de sus dirigentes (las Cumbres del Euro), reforzando así el pilar económico de la Unión Económica y Monetaria. Para garantizar el cumplimiento de los criterios establecidos se introduce un sistema de sanciones disuasorias y se obliga a los Estados signatarios a incorporar la regla de equilibrio presupuestario a sus constituciones18. Por último, se confiere a la Comisión y al Consejo mayores poderes de supervisión de los presupuestos y del endeudamiento de los Estados con problemas.

La idea de controlar en la UE el déficit y el endeudamiento públicos en aras del equilibrio presupuestario no es nueva, ni mucho menos. Empezó a barajarse desde la génesis de la Unión Económica y Monetaria como medio de coordinar las políticas económicas. Se concretó con el Tratado de Maastricht (1992), que ya introducía criterios de disciplina presupuestaria19 y, posteriormente, con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (1997)20. Lo que el TECG supone, en resumen, es hacer más estrictas las reglas de Maastricht y poner medios efectivos para hacerlas cumplir, mediante la posibilidad de sanciones.

Cabe señalar que el mencionado «Pacto Presupuestario» es solo una parte del TECG, pero al haber sido el germen original del mismo21 se utiliza con frecuencia este término para referirse al Tratado en su conjunto. A menudo se encuentra incluso la variante incorrecta de «pacto fiscal» (aun en el acto de ratificación por España del TECG, donde figuran ambas denominaciones).

El TECG es explícitamente complementario del Tratado del MEDE. En efecto, la concesión de asistencia financiera con cargo al MEDE queda supeditada a la ratificación del TECG por parte del Estado que solicite tal asistencia22.

Todos estos tratados, acuerdos y mecanismos se enmarcan en lo que se ha dado en llamar la nueva gobernanza económica europea. Veamos otros elementos de este sistema.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento

Como ya hemos mencionado, en 1997 se adoptó el Pacto de Estabilidad y Crecimiento23, que completa y precisa el artículo 104 C del Tratado de Maastricht sobre los déficits públicos excesivos. El Pacto es un marco de coordinación de las políticas económicas y presupuestarias nacionales de los Estados miembros, en aras del buen funcionamiento de la UEM. Sus objetivos son:

  • reforzar la supervisión de las situaciones presupuestarias y la supervisión y coordinación de las políticas económicas;

  • acelerar y aclarar el procedimiento de déficit excesivo;

  • conseguir a medio plazo situaciones presupuestarias próximas al equilibrio o de superávit.

Está compuesto por dos Reglamentos y una Resolución del Consejo24, y se estructura en dos componentes:

  • un componente preventivo: la supervisión de las situaciones presupuestarias de los Estados miembros, a fin de garantizar la disciplina presupuestaria necesaria, y la coordinación de sus políticas económicas; se establecen objetivos presupuestarios a medio plazo y programas de estabilidad y convergencia;

  • un componente disuasorio, que rige el procedimiento de déficit excesivo.

El Pacto atravesó por no pocas vicisitudes, principalmente la desigual aplicación del procedimiento de déficit excesivo en función del Estado miembro afectado. En consecuencia, en 2005 se decidió reformar el sistema25 y flexibilizar formalmente su aplicación en función de las circunstancias específicas de cada caso.

El Semestre Europeo

A fin de que las instituciones unionenses puedan incidir de forma más activa en la elaboración de los presupuestos nacionales de los Estados miembros, en 2011 se puso en marcha un ciclo de coordinación de las políticas económicas denominado Semestre Europeo26. Es «un procedimiento de evaluación de las políticas presupuestarias y estructurales de los Estados miembros, reforzando la coordinación antes de que se aprueben los Presupuestos nacionales por los respectivos Parlamentos»27. Su finalidad es sincronizar la evaluación de las políticas presupuestarias y estructurales de los Estados miembros.

El sistema consiste en dividir el año en dos semestres:

[...] el Consejo Europeo determinará cada mes de marzo los principales retos económicos que afronta la UE, y proporcionará orientaciones estratégicas sobre las políticas correspondientes. Teniendo en cuenta tales orientaciones, los Estados miembros presentarán sus estrategias presupuestarias a medio plazo en sus respectivos programas de estabilidad y de convergencia. Al mismo tiempo, elaborarán programas nacionales de reforma que establecerán las medidas que hayan de adoptarse para reforzar sus políticas en ámbitos como el empleo y la integración social. Todos estos programas se presentarán simultáneamente en abril. Cada mes de julio, basándose en los programas presentados en abril, el Consejo Europeo y el Consejo proporcionarán asesoramiento político antes de que los Estados miembros finalicen sus presupuestos para el año siguiente28.

Después del «Semestre Europeo» viene el «semestre nacional», con el debate y la tramitación del proyecto de presupuesto de cada Estado miembro en el Parlamento nacional correspondiente.

El Pacto por el Euro Plus

Un instrumento más de la nutrida panoplia para hacer frente a la crisis es el Pacto por el Euro Plus, que se adoptó en el Consejo Europeo de 24 y 25 de marzo de 2011. Lo firmaron los Estados miembros de la zona del euro más otros seis Estados de la UE29.

Sus objetivos declarados son: reforzar el pilar económico de la Unión Económica y Monetaria, intensificar la coordinación de la política económica y mejorar la competitividad, para lograr así una mayor convergencia. El Pacto estimula a los signatarios a adoptar reformas en los ámbitos siguientes:

  • impulso de la competitividad: seguimiento de la evolución salarial y de la productividad;

  • impulso del empleo: reformas del mercado laboral, educación, fiscalidad;

  • sostenibilidad de las finanzas públicas: pensiones, atención sanitaria y prestaciones sociales;

  • estabilidad del sector financiero;

  • coordinación de la política tributaria.

Estos objetivos generales se irán concretando de año en año. Los Estados miembros participantes habrán de asumir compromisos de actuaciones concretas para doce meses, compromisos que habrán de reflejarse en los programas nacionales de reforma y en los programas de estabilidad que cada año sometan a la evaluación de la Comisión, el Consejo y el Eurogrupo en el contexto del Semestre Europeo.

Dos paquetes

Para completar y reforzar este ya amplio panorama se han previsto dos conjuntos legislativos, uno ya vigente y el otro en preparación: el paquete legislativo sobre gobernanza económica (también conocido por su denominación inglesa, six-pack) y el paquete legislativo sobre supervisión presupuestaria (o two-pack).

El paquete legislativo sobre gobernanza económica está compuesto por seis instrumentos legislativos (cinco reglamentos y una directiva) que se adoptaron en noviembre de 201130.

  • Reglamento (UE) n.o 1173/2011, sobre la ejecución efectiva de la supervisión presupuestaria en la zona del euro.

  • Reglamento (UE) n.o 1174/2011, relativo a las medidas de ejecución destinadas a corregir los desequilibrios macroeconómicos excesivos en la zona del euro.

  • Reglamento (UE) n.o 1175/2011, por el que se modifica el Reglamento (CE) n.o 1466/97 del Consejo, relativo al refuerzo de la supervisión de las situaciones presupuestarias y a la supervisión y coordinación de las políticas económicas.

  • Reglamento (UE) n.o 1176/2011, relativo a la prevención y corrección de los desequilibrios macroeconómicos.

  • Reglamento (UE) n.o 1177/2011, por el que se modifica el Reglamento (CE) n.o 1467/97, relativo a la aceleración y clarificación del procedimiento de déficit excesivo.

  • Directiva 2011/85/UE, sobre los requisitos aplicables a los marcos presupuestarios de los Estados miembros.

El paquete legislativo sobre supervisión presupuestaria, a su vez, consta de dos reglamentos y viene a reforzar el primer paquete. Está todavía en fase de negociación 31.

Ambas series de actos legislativos han venido recibiendo en inglés la socorrida denominación informal de six-pack y two-pack, a raíz simplemente del número de actos que cada una comprendía. En español, sin embargo, hay que decir que no ha prosperado ninguna de las equivalencias que figuran en los textos traducidos32. Ello ha dado lugar a una dispersión que es de lamentar, ya que ha impedido la identificación clara de estas iniciativas y, lo que es peor, ha redundado en el empleo frecuente de las denominaciones inglesas.

ES

EN

FR

IATE

Acuerdo Marco de la Facilidad Europea de Estabilización Financiera

Acuerdo Marco de la FEEF

European Financial Stability Facil-ity Framework Agreement

 

EFSF Framework Agreement

accord-cadre régissant le Fonds européen de stabilité financière

 

accord-cadre régissant le FESF

3532501

Facilidad Europea de Estabilización Financiera

 

FEEF

European Financial Stability Facility

 

EFSF

Fonds européen de stabilité financière

 

FESF

3521368

Mecanismo Europeo de Estabilidad

 

 

MEDE

European Stability Mechanism

 

 

ESM

Mécanisme européen de stabilité

 

MES

3528795

Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera

 

 MEEF

European financial stabilisation mechanism

 

EFSM

mécanisme européen de stabilisation financière

 

MESF

3520890

Pacto de Estabilidad y Crecimiento

 

 

PEC

Stability and Growth Pact

 

 

SGP

pacte de stabilité et de croissance

 

PSC

899099

Pacto por el Euro Plus

Euro Plus Pact

pacte pour l'euro plus

3531837

Pacto Presupuestario

fiscal compact

pacte budgétaire

3540470

Semestre Europeo para la coordinación de políticas económicas

 

 

Semestre Europeo

European Semester for economic policy coordination

 

 

European Semester

semestre européen pour la coordination des politiques économiques

 

semestre européen

3521805

Tratado Constitutivo del Mecanismo Europeo de Estabilidad

 

Tratado del MEDE

Treaty establishing the European Stability Mechanism

 

ESM Treaty

traité instituant le Mécanisme européen de stabilité

 

traité instituant le MES

3536803

Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria

 

Tratado de Estabilidad

 

 

TECG

Treaty on Stability, Coordination and Governance in the Economic and Monetary Union

 

Treaty on Stability, Coordination and Governance

 

TSCG

Traité sur la stabilité, la coordination et la gouvernance au sein de l'Union économique et monétaire

 

[–]

 

[–]

3541036

REFERENCIAS

IATE (base terminológica de las instituciones de la UE).

Conclusiones de los Consejos Europeos: http://www.european-council.europa.eu/council-meetings/conclusions?lang=es.

Nota de terminología (Consejo de la UE) 3-2011, de María Fernández de Heredia (documento interno).

Martínez Lago, M. Á., «La reforma del régimen jurídico de la estabilidad presupuestaria y el Tratado de Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria», en Noticias de la Unión Europea, julio de 2012, p. 105.

Gordo, E. y Del Río, A., «El mecanismo de asistencia financiera para la recapitalización bancaria en la UEM», Banco de España, Boletín Económico, junio de 2012, pp. 19-24, http://www.bde.es/f/webbde
/SES/Secciones/Publicaciones/InformesBoletinesRevistas/Boletin

Economico/12/Jun/Fich/be1206-art1.pdf
.

Sitio internet de La Moncloa, Referencia del Consejo de Ministros del 24.6.2011, «Firma de la Enmienda al Acuerdo Marco de la Facilidad Europea de Estabilización Financiera», http://www.lamoncloa.gob.es  
/ConsejodeMinistros/Referencias/_2011/refc20110624.htm#AcuerdoMarco
.

Sitio internet del Consejo de la UE, «Se ha inaugurado el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)» (8.10.2012), http://www.consilium.europa.eu/homepage/highlights/the-european-stability-mechanism-(esm)-inaugurated?lang=es.

Sitio internet del MEDE, Frequently Asked Questions on the European Stability Mechanism (ESM), http://www.esm.europa.eu/pdf/FAQ ESM 12112012.pdf (en inglés).

Comunicado de prensa con ocasión de la firma del TECG (2.3.2012), http://www.consilium.europa.eu  /uedocs/cms_data/docs/pressdata/en/ec/128454.pdf (en inglés).

María Valdivieso
Consejo de la Unión Europea
maria.valdivieso@consilium.europa.eu

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 Tratado constitutivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) de 1951 («Tratado de París»); Tratado constitutivo de la Comunidad Económica Europea (CEE) y Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (CEEA, o Euratom), ambos de 1957 («Tratados de Roma»).
2 La CEE de los orígenes convertida ahora en CE (el adjetivo «económica» se cae del nombre) junto con la CECA y Euratom.
3 Con el traspaso de competencias y a través de la generalización de la votación por mayoría cualificada en detrimento de la unanimidad.
4 Cumbre de los Estados miembros de la zona del euro del 7.5.2010 y Consejo de Economía y Finanzas (Ecofin) del 9.5.2010.
5 Dieciséis en la fecha de firma del Acuerdo. Estonia lo suscribió posteriormente, tras adoptar el euro en 2011.
6

 España lo firmó en Madrid el 10.6.2010. Entró en vigor el 4.8.2010.
Texto del Acuerdo: BOE 164 de 11.7.2011, p. 76137, BOE-A-2011-11824, http://www.boe.es/boe/dias/2011/07/11/pdfs/BOE-A-2011-11824.pdf.

7 Reglamento (UE) n.o 407/2010 del Consejo, por el que se establece un mecanismo europeo de estabilización financiera (DO L 118 de 12.5.2010, p. 1), http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2010:118:0001:01:ES:HTML.
8 Esta garantía radica en el margen existente hasta el límite de los recursos propios establecido en el Marco Financiero Plurianual.
9 Consejos Europeos de octubre y diciembre de 2010 y de marzo de 2011.
10

 Firmado en Bruselas en una versión modificada el 2.2.2012. La primera versión se había firmado el 11.7.2011. Ratificado por España el 21.6.2012 (BOE 239 de 4.10.2012, p. 70375, BOE-A-2012-12378), http://www.boe.es/boe/dias/2012/10/04/pdfs/BOE-A-2012-12378.pdf.
Texto del Tratado: http://www.european-council.
europa.eu/media/582869/01-tesm2.es12.pdf
.
El Mecanismo se inauguró el 8.10.2012.

11 Decisión 2011/199/UE del Consejo Europeo, de 25 de marzo de 2011, que modifica el artículo 136 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea en relación con un mecanismo de estabilidad para los Estados miembros cuya moneda es el euro (DO L 91 de 6.4.2011, p. 1), http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ   
/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2011:091:0001:01:ES:HTML
. Esta modificación aún no ha entrado en vigor, por lo que el nuevo apartado no se ha integrado todavía en la versión consolidada del Tratado.
12 Tratado del MEDE, preámbulo. .
13 Ibidem
14

Firmado en Bruselas el 2.3.2012. Ratificado por España mediante la Ley Orgánica 3/2012, de 25 de julio (BOE 178 de 26.7.2012, p. 53541, BOE-A-2012-9981), http://www.boe.es/boe/dias/2012/07/26/pdfs/BOE-A-2012-9981.pdf.
La entrada en vigor se producirá en principio el 1 de enero de 2013, aunque está supeditada a la ratificación por parte de un número determinado de Estados miembros cuya moneda es el euro.
Texto del Tratado: http://european-council.europa.eu/   media/639250/02_-_tscg.es.12.pdf.

15 Los diecisiete Estados del euro más Bulgaria, Dinamarca, Letonia, Lituania, Hungría, Polonia, Rumanía y Suecia (es decir, todos los Estados miembros excepto Chequia y el Reino Unido) .
16

«[...] el objetivo de los Jefes de Estado o de Gobierno de los Estados miembros [...] es incorporar lo antes posible las disposiciones del presente Tratado a los Tratados en los que se fundamenta la Unión Europea» (TECG, preámbulo).

17 Tratado del MEDE, preámbulo.
18 Cosa que España hizo el 27 de septiembre de 2011, http://www.boe.es/boe/dias/2011/09/27/pdfs/BOE-A-2011-15210.pdf, al introducir en la Constitución el nuevo artículo 135 sobre el principio de estabilidad presupuestaria.
19 Artículo 104 C sobre el déficit público excesivo.
20 De los criterios que ya establecía el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (véase más abajo) se mantiene el del 60 % del PIB para el endeudamiento público, pero se reduce en principio el del déficit público del 3 % al 0,5 %.
21 Véase la Declaración de los Jefes de Estado o de Gobierno de la zona del euro de 9.12.2011, http://www.consilium.europa.eu/uedocs/cms_data/docs/pressdata/es/ec/126673.pdf.
22 Tratado del MEDE, considerando 5.
23 Propuesto por el Consejo Europeo de Dublín (diciembre de 1996) y adoptado por el Consejo Europeo de Ámsterdam (junio de 1997).
24

 Reglamento (CE) n.o 1466/97, relativo al reforzamiento de la supervisión de las situaciones presupuestarias y a la supervisión y coordinación de las políticas económicas (DO L 209 de 2.8.1997, p. 1), http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:31997R1466:ES:NOT.
    Reglamento (CE) n.o 1467/97, relativo a la aceleración y clarificación del procedimiento de déficit excesivo (DO L 209 de 2.8.1997, p. 6),
http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:31997R1467:ES:NOT .
    Resolución del Consejo sobre el Pacto de estabilidad y crecimiento, de 17.6.1997 (DO C 236 de 2.8.1997, p. 1),
http://eurlex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:31997Y0802(01):ES:NOT .

25 Reglamentos (CE) n.o 1055/2005 y n.o 1056/2005 del Consejo (DO L 174 de 7.7.2005, p. 1 y p. 5), http://eur-lex.europa.eu/JOHtml.do?uri=OJ:L:2005:174:SOM:ES:HTML .
26 Propuesto por la Comisión en mayo de 2010 en su Comunicación «Reforzar la coordinación de las políticas económicas» (COM(2010) 250 final), <http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:52010DC0250:ES:NOT> y aprobado por el Consejo de Economía y Finanzas (Ecofin) el 7.9.2010.
27 Martínez Lago (2012), p. 113.
28 Sitio internet del Consejo de la UE, «El semestre europeo - por una economía más robusta» (9.9.2010), http://www.consilium.europa.eu/homepage/showfocus.aspx?lang=es&focusID=66743.
29

Una primera versión, de 11 de marzo de 2011, fue suscrita únicamente por los Estados del euro y se denominó Pacto por el Euro. A la segunda versión se sumaron además Bulgaria, Dinamarca, Letonia, Lituania, Polonia y Rumanía, cambiándose entonces la denominación.
Texto del Pacto: Conclusiones del Consejo Europeo de 24-25 de marzo de 2011, EUCO 10/11, anexo I, p. 13,
http://register.consilium.europa.eu/pdf/es/11/st00/st00010.es11.pdf.

30 DO L 306 de 23.11.2011, http://eur-lex.europa.eu/JOHtml.do?uri=OJ:L:2011:306:SOM:EN:HTML .
31

Propuesta de Reglamento sobre el reforzamiento de la supervisión económica y presupuestaria de los Estados miembros cuya estabilidad financiera dentro de la zona del euro experimenta o corre el riesgo de experimentar graves dificultades (COM(2011) 819 final), http://eur-lex.europa.eu/
LexUriServ/LexUri-Serv.do?uri=CELEX:52011PC0819:ES:NOT
.
Propuesta de Reglamento sobre disposiciones comunes para el seguimiento y la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios y para la corrección del déficit excesivo de los Estados miembros de la zona del euro (COM(2011) 821 final),
http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:52011PC0821:ES:NOT.

32  IATE recoge algunas de ellas: «conjunto de medidas legislativas sobre el gobierno económico», «conjunto de medidas de gobernanza económica» (para el primer paquete); «conjunto de dos medidas legislativas relativas a la supervisión económica y presupuestaria», «paquete legislativo sobre supervisión presupuestaria», «segundo paquete de gobierno económico», «segundo paquete sobre gobernanza económica» (para el segundo).

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal