capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

NEOLÓGICA MENTE


Dos novedades: estadounidismo y acremar

Estadounidismo

El DRAE recoge, en el avance de su vigésima tercera edición, la voz «estadounidismo: palabra o uso propios del español hablado en los Estados Unidos de América».

El término ha sido propiciado por la Academia Norteamericana de la Lengua Española (que propone también el neologismo «hispanounidense», este no recogido en el DRAE), con el fin normalizador de diferenciar esas palabras o usos, presentes en el lenguaje administrativo por ejemplo, de los del llamado «espanglish» y de introducir paulatinamente en el diccionario, con la marca «EU», las voces reconocidas como «estadounidismos».

En este contexto, y en buena lógica, el avance de la vigésima tercera edición del DRAE incorpora también la voz «espanglish: modalidad del habla de algunos grupos hispanos de los Estados Unidos, en la que se mezclan, deformándolos, elementos léxicos y gramaticales del español y del inglés».

Es de destacar el interés de que, a diferencia de los usos de otras comunidades hispanohablantes, los «estadounidismos» presentan la peculiaridad de proceder en gran medida del contacto con el inglés y de la práctica de la traducción. Pero asimismo cabe advertir de las sutiles similitudes y diferencias, no siempre bien percibidas en ese contexto de tan acusado intercambio lingüístico, no solo entre «estadounidismo» y «espanglish», sino con lo que es simplemente «anglicismo» o incluso «anglo-americanismo» («vocablo, giro o rasgo idiomático peculiar o procedente del inglés hablado en los Estados Unidos de América»), voz que el DRAE recoge ya de antiguo y cuya proximidad al nuevo «estadounidismo» ofrece un buen motivo de reflexión.

Más información:

ANLE: http://www.anle.us/303/El-espanol-de-los-Estados-Unidos.html.

L. Molinero. El español de los Estados Unidos, un nuevo punto de partida, http://www.anle.us/usr/docs/el-espanol-de-eeuu.pdf.

El Nuevo Herald, http://www.elnuevoherald.com/2012              
/09/29/1311332/diccionario-rae-acepta-la-alabra.html
.

Acremar

La Fundéu ha avalado, en una nota reciente (2.10.2012), el neologismo «acremar». Este término aparece desde hace algún tiempo en determinadas publicaciones y páginas web del ámbito culinario y viene a significar «dar a un ingrediente una consistencia untuosa, de crema o pomada».

Para designar esa consistencia, los recetarios y manuales culinarios, y especialmente de repostería, utilizan habitualmente el término «punto de pomada», que no es sino uno de los diversos «puntos» entre los estados sólido y líquido que adquieren los ingredientes durante la preparación, como el punto de caramelo, de hebra, de nieve, etc. La acción suele mencionarse como «poner (o “montar”, “batir”, “trabajar” etc.) a punto de pomada», y se aplica especialmente a la mantequilla, que debe tener ese «punto» para la elaboración correcta de recetas tan suculentas como la de la insuperable tarta Sacher1.

La Fundéu avala el término «acremar» por tratarse de un neologismo bien formado y lo prefiere a «cremar», opción que se plantea también, ya que este puede prestarse a confusiones.

Más información:

http://www.fundeu.es/consultas-A-acremar-cremar-26535.html.

PUNTOYCOMA
Comisión Europea
dgt-puntoycoma@ec.europa.eu

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1

Entre una abundante bibliografía, véanse por ejemplo Teubner, C., El gran libro de la repostería, Everest, León, 1994 (trad. Diorki), o VV. AA., El gran libro de la repos-tería paso a paso, Everest, León, 2002 (trad. C. Peris Caminero), o las populares páginas de Eva Arguiñano en internet: http://www.hogarutil.com/cocina/cocineros/eva-arguinano.

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal