CABOS SUELTOS


Nomenclatura de Salmonella para uso corriente

Las bacterias del género Salmonella, frecuente causa de infecciones intestinales, presentan particularidades taxonómicas que se reflejan en su nomenclatura. El nombre científico de los organismos suele constar del nombre del género, con mayúscula inicial, seguido del de la especie, con minúscula, ambos escritos en cursiva. Ejemplo: Escherichia coli. Por tanto, puede extrañar al traductor o lector más o menos profano encontrar nombres como Salmonella Enteritidis y Salmonella Typhimurium. No hay razón, pues son correctos.

Las disquisiciones sobre la taxonomía de Salmonella entre los especialistas duran ya décadas, y se ilustran en numerosas publicaciones científicas1. Inicialmente se consideraba que el género incluía más de dos mil especies. Más tarde, las investigaciones fueron mostrando que se trataba de serotipos o serovariedades denominados serovares, y que en realidad hay solo dos especies de Salmonella, a saber, S. bongori y S. enterica2.

Pertenecen a esta última especie los patógenos de más interés para la salud pública, que pueden infectar a las personas a través del contacto con animales o alimentos de origen animal3. Esta especie se divide en seis subespecies, también designadas con números romanos. De estas, S. enterica subsp. enterica (I) posee no menos de mil cuatrocientos serovares, dos de los cuales, los llamados Enteritidis y Typhimurium, son los más frecuentes y dañinos.

Teniendo en cuenta este razonamiento, la manera correcta de denominarlos sería «Salmonella enterica enterica serovar Enteritidis» y «Salmonella enterica enterica serovar Typhi-murium».

Ante nombres tan prolijos, no son pocos los profesionales que siguen asignando a estas variedades las denominaciones que les corresponderían según su antigua consideración de especies, y escriben Salmonella enteritidis y Salmonella typhimurium4. Estos nombres coexisten con otros, también abreviados pero que dejan patente su carácter de serovares, al usar la letra redonda y la mayúscula inicial: Salmonella Enteritidis, Salmonella Typhimurium. Esta escritura goza de las preferencias de numerosos especialistas y de servicios institucionales como la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, el laboratorio de referencia de la Unión Europea para la salmonelosis (Rijksinstituut voor Volksgezondheid en Milieu, con sede en Bilthoven, Países Bajos) o los Centers for Disease Control and Prevention de EE. UU. A nosotros nos parece más clara y nos permitimos recomendarla.

 

Victoria Carande Herrero
Comisión Europea
victoria.carande-herrero@ec.europa.eu

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 F. W. Brenner, R. G. Villar, F. J. Angulo, R. Tauxe y B. Swaminathan, «Salmonella Nomenclature», Journal of Clinical Microbiology, 2000, vol. 38, n.o 7, pp. 2465-2467, http://jcm.asm.org/content/38/7/2465.full.
2 G. M. Garrity, J. A. Bell y T. G. Lilburn, Taxonomic Outline of the Prokaryotes Bergey's Manual® of Systematic Bacteriology, 2.a ed., Springer, Nueva York - Berlín -Heidelberg, 2004, pp. 121 y 122, http://mibi.uni-muenster.de/imperia/md/content      /biologie_immb/_v/download/fgmtaxonomiews10-11/bergey.pdf.
3 Nota sobre Salmonella publicada por la Biblioteca Virtual en Salud del Uruguay,  
http://www.bvsops.org.uy/pdf/salmonella.pdf.
4 B. J. Tindall, P. A. D. Grimont, G. M. Garrity y J. P. Euzéby, «Nomenclature and taxonomy of the genus Salmonella», International Journal of Systematic and Evolutionary Microbiology, 2005, vol. 55, n.o 1, pp. 521-524, http://ijs.sgmjournals.org/content/55/1/521.

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal