capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

RESEÑAS


Finnegans Wake, en español

La editorial Cátedra acaba de publicar el Finnegans Wake de Joyce, traducido al español por Francisco García Tortosa, Ricardo Navarrete y José María Tejedor. Aunque no dispongo todavía de la referencia del libro, me parece interesante -de nuevo a vueltas con lo de la traducibilidad- reproducir un resumen del artículo de F. García Tortosa, titulado «Traducir Finnegans Wake», que aparece en «ABC cultural», n° 57 de 4 de diciembre de 1992:

«En ambientes críticos y literarios se ha convertido en tópica la afirmación de que la obra de Joyce Finnegans Wake es la más difícil de la literatura universal... La dificultad... estriba principalmente en que es un libro inclusivo: miles de historias y experiencias se entrecruzan y superponen; los personajes se desdoblan y multiplican en el tiempo y en el espacio y las alusiones se disparan en tantas direcciones que... ni el inglés coloquial ni el literario suponían un medio adecuado... El argumento que Joyce trataba de transmitir le obligó a crear una lengua nueva. Esta lengua parte del inglés standard (sic), al que somete a una parcial distorsión... y en el que empotra decenas de lenguas extranjeras.

En la traducción... hemos intentado seguir el método de composición de Joyce. El español del texto, por ejemplo, es el resultado de una leve distorsión, que representa aproximadamente el diez por ciento de las entradas léxicas... Se han introducido vocablos de todas las lenguas peninsulares, intentando de este modo imitar a Joyce en su inclusión en la lengua de Finnegans Wake de términos representativos de los dialectos ingleses...

Habría que añadir, finalmente, que nuestro interés se ha centrado... en someter al español a un nuevo experimento, y así tratar de demostrar... que nuestra lengua es capaz de soportar las mismas presiones que el inglés y salir de la prueba más rica».

Para terminar, y a modo de ejemplo, reproduzco arbitrariamente unas frases del Anna Livia Plurabelle, que, en palabras de Rafael Conte, también en el mismo «ABC Cultural», «es el fragmento más citado, publicado, examinado y repetido de ese misterioso y oscuro aerolito literario»:

«Fue novicia lo que hizo, nieteloesperas, es pior, el Rey frenténtico Humphrey, con pulísitas ararnas, aventís y tos. Pero Tonal dirhem. Sé que si. Tempo corriente no aguarda a la gente. Quien prima verea así baja marea. O, sobado estrupador! Sinvergaonzoneando el matrimonio y foliando a barlovento...»

Joaquín Calvo Basarán

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal