capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

COLABORACIONES


Sobre el concurso Juvenes Translatores1

Desde su primera edición en 2007, la Dirección General de Traducción de la Comisión Europea viene organizando anualmente un concurso de traducción al que pueden presentarse exclusivamente los alumnos de Enseñanza Media el año en el que cumplen los 17. Las pruebas tienen lugar en todos los países de la Unión Europea a la misma hora el mismo día —finales de noviembre— y el ganador de cada país es invitado a Bruselas —en la primavera siguiente— para recoger personalmente su galardón y compartir dos días de visitas y recepciones con los ganadores de otros países.

Los alumnos pueden elegir hacia qué lengua traducen y, lógicamente, los ganadores suelen serlo por haber traducido hacia la lengua mayoritaria de su país. Excepcionalmente el año pasado hubo tres ganadores en lengua española: además del ganador de España, obtuvieron la máxima puntuación los de Francia y Rumanía, que habían elegido el español como lengua de llegada.

Publicamos a continuación un texto en el que la ganadora de Rumanía, a quien se lo pedimos cuando acudió a Bruselas a recoger su premio hace unos meses, expone su sentir sobre esta experiencia.

***

A lo largo de la vida, el destino nos ofrece la posibilidad de vivir momentos únicos e irrepetibles que nos marcan para siempre. En mi vida también han estado presentes en alguna que otra ocasión esta clase de momentos.

La experiencia que seguramente jamás lograré olvidar será la que viví hace unas semanas. Aún recuerdo aquellos días intensos y bonitos que viví en Bruselas, donde fui a recoger un premio por haber realizado la mejor traducción de Rumanía para el concurso Juvenes Translatores.

El motivo por el que participé en aquel concurso es muy simple: me gusta el español y, por tanto, todo lo que tiene que ver con él. El hecho de organizarse un concurso de traducción me gustó y me atrajo desde el primer momento y no pude negarme a participar. Fue nuestra profesora de español, Lara, la que nos avisó de que nuestro liceo, «Eugen Pora» de Cluj-Napoca, había sido seleccionado junto a otros tantos liceos de nuestro país para participar. Ella nos facilitó textos para practicar antes del concurso, no sin antes realizar una selección previa entre unos diez alumnos.

Realmente no esperaba nada. Es cierto que, al participar en alguna actividad, esperas ganar algo más que experiencia. No obstante, no pensé tanto en el premio como en la curiosidad de ver cómo era el concurso.

Como ya he dicho, el hecho de que nuestra profesora nos facilitara determinados textos para practicar antes de la prueba nos ayudó a tener una idea de lo que nos tocaría hacer el 24 de noviembre, durante el concurso. En lo que a los conocimientos se refiere, contaba con los suficientes para realizar una traducción decente, aunque nunca pensé que realizara una tan buena como la que hice.

No hubo ninguna clase de dificultades. La verdad es que, a pesar de haber oído a otros que aseguraban que el texto había sido complejo, a mí me pareció fácil e interesante, pues aparte de ser un texto que teníamos que traducir, daba una información atractiva a los jóvenes interesados en seguir estudiando una buena carrera.

Tras la experiencia, considero la traducción como un modo de profundizar en los idiomas que traduces y como un medio para aprender mejor las palabras y su significado, así como las estructuras. Es en el momento de enfrentarte al paso de una lengua a otra, cuando te das cuenta de lo bien que sabes un idioma, pues si no eres capaz de traducir una determinada palabra, estructura o frase hecha, significa que aún tienes que mejorar tu aprendizaje.

En mi opinión, saber un idioma diferente al materno es un auténtico tesoro. Te abre incontables puertas y te ayuda a crear un futuro próspero. No hay ninguna desventaja en conocer lenguas diferentes, solo ventajas, por eso me enorgullezco de conocer uno tan bonito como el español.

Aprovecho estas líneas para animar a futuros estudiantes a participar en este concurso, pues ha sido una oportunidad única para conocer más de cerca la labor de los traductores e intérpretes que trabajan constantemente para hacer llegar información y permitir la comunicación, algo muy importante dentro de la Unión Europea.

Dona Bianca Dumitrescu
Liceo Eugen Pora
Cluj-Napoca, Rumanía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal