capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

COMUNICACIONES


Versión CD-ROM de TERMIUM

Desde hace algunas semanas, la Unidad de Terminología de Bruselas cuenta con una versión CD-ROM de la famosa base de datos de la Secretaría de Estado de Canadá. TERMIUM, que así se llama esta joya, contiene unas 900.000 fichas, desgraciadamente sólo en francés e inglés. Bien surtida de términos administrativos y económicos, incluye en menor proporción terminología técnico-científica (aunque, como cabe imaginar, en tal avalancha de fichas se encuentra un poco de todo).

La consulta resulta fácil, gracias a un sistema de ventanas (hasta 3 simultáneamente), que permite una búsqueda rápida. Así, mientras una ventana nos muestra la ficha con el término que nos interesa, en otra aparece nuestro término en un listado alfabético. De esta manera, podemos echar una ojeada, sin mayor esfuerzo, a los términos que preceden o siguen a la entrada que tenemos en la ficha.

El sistema permite además rastrear la pista de un término no sólo en el campo en el que éste se reseña, sino también en cualquier otro campo de la ficha: definición, contexto, notas, etc.

Para más información, os podéis dirigir a: Alex Andersen, (JECL 2/174, Tfno.: 54177) o a los terminólogos españoles de Bruselas.

Premio a la claridad

El pasado 19 de noviembre tuvo lugar el acto de entrega de premios a las mejores traducciones a una lengua clara y comprensible de la jerigonza comunitaria. La iniciativa se debe a dos organizaciones que representan los intereses de los consumidores: ERICA (European Research into Consumer Affairs) y CECG (Consumers in the European Community Group). Las lenguas representadas fueron el inglés, el francés, el alemán, el neerlandés, el italiano, el español y el danés (el orden de enumeración de las lenguas es responsabilidad de los organizadores).

H.A. Rhee recibió el premio a la mejor traducción del euroespañol por la versión del siguiente fragmento de un texto legislativo de la Comisión:

Considerando que las ventajas especiales que se conceden a los agricultores jóvenes pueden facilitar no solamente su instalación sino también la adaptación de la estructura de su explotación con posterioridad a su primera instalación.

Traducción:

Hay subvenciones para jóvenes agricultores para instalarse y para adaptar estancias.

Sin comentarios.

Eugenio Rivière

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal