capítulo siguientePágina principal

En la sección «Cabos sueltos» se publican notas breves en que se exponen argumentos o se facilitan datos para solucionar problemas concretos de traducción o terminología. El carácter normativo o meramente orientador de las soluciones aportadas se desprende de la categoría de las fuentes. PUNTOYCOMA

CABOS SUELTOS


Flat rate / lump sum

Flat rate y lump sum no significan lo mismo, como podría pensarse al comprobar que ambos términos suelen traducirse en los textos comunitarios con la fórmula «a tanto alzado». Lump sum es una cantidad que se abona de una sola vez y no a plazos (por ejemplo, alguien se jubila y en lugar de percibir la pensión mensualmente, recibe de golpe una cantidad global), mientras que flat rate es una cantidad, una cuota, un porcentaje, etc. que se fija de manera uniforme e invariable para todos los casos sin atender a las circunstancias particulares de cada uno de ellos. Es importante tener en cuenta esta diferencia cuando estos dos términos aparecen juntos en un documento, como ocurre en el Reglamento (CE, Euratom) nº 1605/20021, por el que se aprueba el Reglamento financiero. En efecto, en su artículo 108 bis, los términos lump sum y flat-rate financing se han traducido consecutivamente (letras b) y c) del apartado 1) como «cantidades a tanto alzado» y «financiación a tanto alzado», con la consiguiente confusión en cuanto a la diferencia existente entre estas dos formas de subvención. Quien tradujo el Reglamento (CE, Euratom) nº 2342/20022, sobre normas de desarrollo del Reglamento (CE, Euratom) nº 1605/2002, hizo bien en precisar la traducción de lump sums vertiéndolo como «cantidades fijas únicas». Por consiguiente, conviene tener presente esta última traducción más precisa.

Un ejemplo de lump sum serían los 20 000 euros que se le dan de golpe a un investigador para la realización de su estudio, ni un euro más, ni un euro menos, sean cuales sean sus gastos; flat rate financing, sin embargo, puede ser un porcentaje de los costes directos para cubrir los costes indirectos, o una escala de unidades en la que se fijen, por ejemplo, las dietas de los participantes en el proyecto o el importe en euros por página producida. En ambos casos se trataría, efectivamente, de subvenciones a tanto alzado, porque el pago no se efectúa tras llevar a cabo una cuenta detallada de la labor realizada y los gastos afrontados.

Antonio Pérez Sánchez
Tablón terminológico de la Unidad ES.03
Comisión Europea
Antonio.Perez-Sanchez@ec.europa.eu

 

 

 

 

 

 

 

 

1 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:32002Q1605:ES:HTML
2 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:32002R2342:ES:HTML

 

capítulo siguientePágina principal