capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

BUZÓN


A tiempo parcial

En la sección CABOS POR ATAR del número anterior se hacen unas observaciones, que considero acertadas, sobre los términos «full-time/part-time», cuya traducción al español debe ser: «trabajo en/de jornada completa/jornada parcial». Me permito, sin embargo, señalar que en el artículo 12 del ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES (Ley 8/1980 de 10 de marzo del 1980, BOE n° 64 de 14 de marzo de 1980) se específica:

«Trabajo a tiempo parcial.- El trabajador se entenderá contratado a tiempo parcial cuando preste sus servicios durante un determinado número de días al año, mes o a la semana, o durante un determinado número de horas, respectivamente, inferior a los dos tercios de los considerados como habituales en la actividad de que se trate en el mismo periodo de tiempo.[...]»

Véase también la disposición transitoria 3 de la misma Ley.

Así pues, la expresión «a tiempo parcial» es, al menos en el lenguaje jurídico, correcta y admitida.

Por otra parte el concepto «jornada» en Derecho del Trabajo no significa «día». Veamos al respecto lo que nos dice el artículo 34 del citado texto legal:

«Jornada.-[...] 2. La duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo será de cuarenta y tres horas semanales [...]

Con independencia de lo antes dicho, en los convenios colectivos podrán regularse jornadas anuales respetando el máximo de horas extraordinarias diarias [...]»

Gerardo Catón

En torno al entorno

Dada la súbita preocupación de todo administrado o político que se precie por la protección de nuestro entorno, es prácticamente imposible traducir un texto en el que no se aluda al maltratado «environment», «Umwelt» o «environnement». Uno no puede dejar de preguntarse -sobre todo cuando traduce del italiano- hasta qué punto nuestra complicada expresión «medio ambiente» contiene alguna diferencia semántica con respecto a la de «ambiente», que coincide con la traducción italiana, o es más bien una redundancia. En castellano existen una serie de términos más o menos sinónimos: «medio», «ambiente», «entorno». La mera conjunción de dos de ellos no debería, en principio, añadir nada nuevo al significado. Las dudas se hacen más fuertes a la hora de utilizar el adjetivo correspondiente «medioambiental». ¿Nos tendremos que resignar a hablar de «impactos medioambientales»? <Los traductores del grupo técnico utilizan sistemáticamente la expresión sustantiva 'medio ambiente' y el adjetivo 'ambiental'>.

Marta Múgica

 

 

 

 

 

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal