capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

COLABORACIONES


¡Identifíquese!

Hace tiempo que diversos traductores han «identificado» (reconocido, señalado) el problema que plantea la traducción del verbo inglés 'to identify' (y de su calco francés 'identifier'). Hora va siendo ya de que «identifiquemos» (encontremos) alguna solución conforme a nuestra identidad de traductores (y no meros «transliteradores») con la que la mayoría, al menos, podamos identificarnos (esta vez, sin comillas).

Si acudimos a esa «biblia» de nuestra «religión» (pues que de adoradores de la lengua presumimos) con que muchos identificamos (también esta vez sin comillas) el Diccionario de Dª María Moliner, veremos que la veneranda señora, tras dar 'reconocer' como sinónimo del verbo español 'identificar', recoge de este último las dos acepciones siguientes:

  1. «Comprobar que una persona o una cosa es la misma conocida en otras circunstancias o de la que se poseen ciertos datos».
  2. «Considerar o presentar como idénticas dos o más cosas»

Claramente se ve que con ninguna de ambas acepciones casan usos como estos:

  1. «El Grupo de trabajo ha identificado dos puntos del programa para su tratamiento prioritario.»
  2. «Es necesario identificar las soluciones pertinentes.»
  3. «El Comité se propone identificar proyectos de cooperación viables con dichos países.»
  4. «Conviene identificar las posibilidades de actuación en este campo.»

Con bastante claridad se ve también que algunos de los vocablos correctos en esos casos serían:

  1. señalado, acotado
  2. encontrar
  3. establecer
  4. determinar

Y como el razonamiento propio de nuestro trabajo es el de analogía, juzgue el traductor avisado, por analogía con estos casos, cuál será la traducción conveniente cuando le caiga en las manos el verbo de marras. Todo menos colaborar en la aplicación de la «Ley Corcuera» a nuestros pobres textos (por más que, de vez en cuando, nos topemos con originales «de juzgado de guardia»...).

 

¡Cámara, sonido,...!

Pues no, no siempre es «acción» lo que corresponde decir para verter en cervantino la 'action' inglesa o francesa.

Pase lo de «Plan de acción» (aunque Torrents dels Prats tenga más razón que un santo al criticarlo). Es decir, pase que extendamos el uso de nuestra 'acción', aparte de aquellos casos en que el concepto es genérico y no connota plazos ni objetivos concretos, y aparte también del sentido moral («buenas acciones»), a casos de uso cuasi genérico como suelen ser los de esos planes de gran alcance y escasa concreción.

Pero sepamos valorar adecuadamente la «actuación de la Comisión» al realizar las «labores» que los Tratados le asignan, pues se trata aquí de una acción cualificada, pautada y dirigida a objetivos específicos.

Reconozcamos asimismo la importancia de participar en «actividades de formación» para perfeccionar día a día nuestro trabajo, por razón análoga a la de antes (amén de por connotar, como en economía, una cierta finalidad «productiva»).

Y, por encima de todo, seamos «responsables de nuestros actos» como profesionales de la traducción, pues, como dijo el ingenioso hidalgo, «somos hijos de nuestras obras».

Amén.

Miguel Candel Sanmartín

 

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal