capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal

COLABORACIONES


Presentación de las traducciones: nota recordatoria

La nueva versión Manual contiene un interesante capítulo sobre la presentación de las traducciones en el que, entre otras cosas, se abordan pormenorizadamente los principales aspectos de la puntuación de los textos. A petición de varios traductores, y con el fin de dar la máxima difusión posible a la información que ofrece dicho capítulo, nos ha parecido conveniente entresacar de forma muy esquemática ciertas normas que, por chocar con el uso de las lenguas de las que solemos traducir o por zanjar cuestiones hasta ahora vacilantes entre nosotros, merece la pena repetir desde estas páginas. Por supuesto, remitimos al citado texto a quien desee mayores detalles.

  • Las rayas -- con valor parentético-- son siempre dobles.
  • Los párrafos y subpárrafos nunca terminan en coma ni punto y coma.
  • Los subpárrafos que contienen cláusulas u oraciones completas empiezan con mayúscula y terminan en punto; los que constan de palabras sueltas o frases u oraciones incompletas empiezan con minúscula y terminan sin signo alguno de puntuación. No obstante, unos y otros pueden terminar con dos puntos si van seguidos de subpárrafos complementarios.
  • Una unidad textual no puede contener signos de mayor rango que los que la separan de las unidades antecedentes y consecuentes (la jerarquía, de menor a mayor, es: coma - punto y coma - dos puntos - punto y seguido - punto y aparte; quedan al margen de ella los paréntesis y las rayas).
  • La sangría y el renglón en blanco intercalado son sistemas alternativos para separar párrafos; por lo tanto, no pueden emplearse simultáneamente.
  • En la enumeración de subapartados sólo se utiliza el paréntesis de cierre _nunca (a), sino a)_.
  • No deben usarse los puntos suspensivos, sino la palabra «.», para indicar que una enumeración queda abierta.
  • Un signo de puntuación antes de una comilla de cierre indica necesariamente que el texto citado contiene dicho signo. De lo contrario --o en caso de duda--, los signos de puntuación deben escribirse después de las comillas.
  • Al final de los títulos y epígrafes, nunca se utilizan signos de puntuación, aunque los haya en su interior.
  • Las notas a pie de página finalizan con punto.

Nótese que las normas que preceden sólo se aplican a los textos normativos si no entran en conflicto con las instrucciones específicas establecidas por los servicios jurídicos de la Comisión y el Consejo (piénsese en las normas de puntuación para los vistos y considerandos).

Santiago del Pino

capítulo precedentecapítulo siguientePágina principal