capítulo siguientePágina principal

CABOS POR ATAR


Las Naciones Unidas. Al referirse a esta organización hay que respetar su denominación oficial en español: «las Naciones Unidas», con artículo y todas las letras. Quedan descartadas, por tanto, todas las demás posibilidades: *la ONU, *las NN.UU., *Naciones Unidas, etc. Excepcionalmente, si así lo exige la falta de espacio en un cuadro, puede usarse también ONU (sin artículo).

 

Bacaladera. Así se llama al aparato con el que se imprimen los recibos de las tarjetas de crédito cuando no se usa la palabra inglesa «imprinter». Muchos términos técnicos se forman por alusión a la forma o la función del objeto al que designan («gato», «oruga», «insectoide», «ojo radiactivo»). No hay por qué rechazar este procedimiento de creación de neologismos que, de hecho, admitimos sin reparos en calcos de otras lenguas (cf. «ratón» en informática). Nosotros «partimos el bacalao», los italianos y franceses, con el mismo artefacto, «planchan» («ferro da stiro», «fer à repasser»).

 

Ensayo. El Glosario terminológico de calidad industrial editado por el Ministerio de Industria y Energía define este término como «Examen o comprobación de una o más propiedades o características de un material, producto, conjunto de observaciones, etc., que sirven para formar un juicio sobre dichas características o propiedades.» Y añade en una nota: «En castellano, los términos ensayo y prueba se utilizan en muchas ocasiones como sinónimos. Sin embargo, puede existir un matiz diferencial en el sentido de utilizar el término ensayo preferentemente para la determinación de características en una condiciones predeterminadas de las que se deduce la calidad de un material (vg. ensayo de dureza, ensayo de permeabilidad), y el término prueba para designar las comprobaciones funcionales (vg. prueba de carga de una estructura o prueba de funcionamiento de un motor).

En todas las expresiones en que aparezca la palabra ensayo se puede considerar como sinónima la misma expresión construida con el término prueba.»

Conviene precisar, no obstante, que en el campo de la normalización y la certificación se usa casi exclusivamente «ensayo» (cf. RELE: Red Española de Laboratorios de Ensayo, LABEIN: Laboratorios de Ensayos e Investigaciones Industriales, etc.)

 

Excessivement. Aunque criticado por los puristas, es frecuente el uso de este adverbio francés en el sentido de muy, mucho, enormemente, etc., que nada tiene que ver con el exceso, sino sólo con la cantidad. Así, un libro puede ser «excessivement intéressant» o la situación económica «excessivement mauvaise», lo cual significa, en realidad, que el libro es de gran interés y la situación particularmente mala.

 

Ayuda de emergencia. El pasado 6 de noviembre la Comisión acordó centralizar en un nuevo servicio todas las actividades relacionadas con la ayuda humanitaria. L'Office européen de l'aide humanitaire d'urgence se denominará en español «Oficina Europea de Ayuda Humanitaria de Emergencia». De este modo, en adelante, en nuestras traducciones podremos distinguir entre «urgencias» y «emergencias1», aunque en francés sólo tengan un nombre («urgences»). El Gabinete de don Manuel Marín se encargará de advertir al Servicio Jurídico. (Comunicado por Jesús Manuel Martínez, SdT D-4.)

PUNTOYCOMA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. La revista Terminologie et Traduction publicará próximamente un artículo de Margarita Alonso (SdT E-4) que contiene unas interesantes reflexiones sobre la palabra 'emergencia'.

 

 

 

 

 

 

capítulo siguientePágina principal