Ubicación en el portal

Website content

Explicación del Reglamento

El 1 de enero de 2021 entrará en vigor en toda la UE una nueva legislación, el Reglamento sobre los minerales de zonas de conflicto.

Su objetivo es contribuir a frenar el comercio de cuatro minerales: estaño, tantalio, wolframio y oro, que a veces se extraen recurriendo al trabajo forzoso o se utilizan para la financiación de conflictos armados.

Minerales de zonas de conflicto

El nuevo Reglamento: qué, cuándo y por qué

Países y empresas

Diligencia debida

Aplicación

Instituciones y países participantes d

Antecedentes y próximas etapas

¿Qué son "minerales de zonas de conflicto"?

En regiones políticamente inestables, el comercio de minerales puede utilizarse para financiar grupos armados, trabajos forzados y otras vulneraciones de los derechos humanos, y también para contribuir a la corrupción y el blanqueo de dinero.

Los denominados "minerales de zonas de conflicto", también llamados "minerales 3TG" (estaño, wolframio, tantalio, oro, etc.) pueden utilizarse en artículos de joyería o productos de uso cotidiano tales como coches y teléfonos móviles.

A los consumidores les resulta difícil saber si el producto que han adquirido está financiando actos violentos, violaciones de los derechos humanos u otros delitos en el extranjero.

¿Qué países o áreas se consideran de alto riesgo?

Se consideran países o áreas de conflicto o alto riesgo aquellos que:

  • cuentan entre sus recursos naturales con minerales muy demandados (local, regional o mundialmente)

y

  • están en situación de conflicto armado (por ejemplo, guerra civil) o posconflicto frágil, con gobiernos débiles o inexistentes y vulneraciones sistemáticas del Derecho internacional, incluidas de los derechos humanos.  

¿Por qué aboga la UE por un abastecimiento responsable de minerales por parte de sus empresas?

En la cadena de suministro de minerales y metales 3TG hay varios puntos (por ejemplo, la extracción, refinado o transporte) en los que el dinero obtenido con su venta puede pasar a manos de delincuentes o grupos armados. 

Esta fuente de ingresos puede contribuir a perpetuar los conflictos armados, la violencia y los abusos de los derechos humanos, a menudo en países débiles o inestables.

Asegurarse de que estos delincuentes y grupos armados dejen de utilizar la compra de 3TG como fuente de ingresos es una forma de:

  • hacer que les resulte más difícil continuar sus actividades
  • luchar contra los abusos de los derechos humanos

¿Qué hará el nuevo Reglamento de la UE?

El Reglamento de la UE pretende:

  • garantizar que los importadores europeos de 3TG (estaño, tungsteno, tantalio y oro) cumplan las normas internacionales responsables de abastecimiento establecidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)
  • garantizar que las fundiciones y refinerías de 3TG de todo el mundo se abastezcan con responsabilidad
  • contribuir a romper el vínculo entre conflicto y explotación ilegal de minerales
  • ayudar a acabar con la explotación y los abusos contra las comunidades locales, incluidas las personas que trabajan en las minas, y fomentar el desarrollo local.

El Reglamento contempla los minerales y metales de:

  • oro
  • estaño
  • wolframio
  • tantalio

El Reglamento exige a las empresas de la UE incluidas en la cadena de suministro garantizar que sus importaciones de estos minerales y metales procedan únicamente de fuentes no conflictivas.

¿Cuándo entrará en vigor el nuevo Reglamento de la UE?

El nuevo Reglamento entrará en vigor el 1 de enero de 2021. 

Las empresas tendrán así tiempo suficiente para adaptarse a las nuevas normas.

La Comisión Europea insta a todas las empresas a las que se aplica el Reglamento a comenzar a ejercer la diligencia debida antes de esa fecha.

¿Por qué el Reglamento de la UE solo contempla cuatro minerales?

El Reglamento de la UE contempla el estaño, el tantalio, y el tungsteno y el oro por estar entre los minerales más frecuentemente vinculados a conflictos armados y las violaciones de los derechos humanos que estos acarrean, y, por tanto, es lógico centrarse en ellos.

El Reglamento se basa también en normas bien asentadas para contribuir a detener el comercio de esos minerales. Las normas han sido elaboradas por especialistas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), grupo de 35 países desarrollados, en colaboración con la industria, la sociedad civil y otros gobiernos.

Se exponen en un documento titulado "Guía de Debida Diligencia de la OCDE para Cadenas de Suministro Responsables de Minerales en las Áreas de Conflicto o de Alto Riesgo". La Guía tiene dos secciones, una referida al oro y otra al estaño, tantalio y wolframio.

Los Estados Unidos también cuentan con legislación sobre los minerales de zonas de conflicto,  el artículo 1502 de la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección de los Consumidores de 2010, que contempla los mismos cuatro productos.

¿Resuelve el Reglamento de la UE el problema de los minerales de zonas de conflicto?

Como es el mayor bloque comercial del mundo, la UE constituye un mercado fundamental, por lo que el Reglamento supone un paso importante en la lucha contra el comercio de esos productos.

No obstante, muchos otros países adquieren productos que contienen esos minerales, por lo que es importante animarles a que pongan en marcha medidas similares.  Y una vez aprobada, ha de garantizarse la correcta aplicación de la legislación.

La UE actúa:

  • en los foros internacionales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), para promover las directrices internacionales sobre los minerales de zonas de conflicto
  • para lograr que los países que son los principales proveedores y compradores de los minerales en cuestión adopten medidas para combatir su tráfico.

¿A qué países afecta el Reglamento de la UE?

El Reglamento de la UE se aplicará directamente a las empresas que importan en la UE minerales y metales de estaño, tungsteno, tantalio y oro, con independencia de dónde procedan.

La Comisión Europea pedirá a un grupo de expertos externos que faciliten una lista de zonas de conflicto y de alto riesgo, que se actualizará periódicamente. La lista será:

  • indicativa, pues dará una indicación de las áreas que están o podrían verse afectadoa por conflictos y actividades ilegales relacionadas
  • no exhaustiva, pues no necesariamente incluirá todas las zonas del mundo afectadas por conflictos, lo que significa que las empresas deberán cumplir el Reglamento al operar en zonas de conflicto no incluidas en la lista.

¿A cuántas empresas afectará el Reglamento?

El Reglamento se aplica directamente a entre 600 y 1.000 importadores de la UE.

Indirectamente, afectará a cerca de 500 fundiciones y refinerías de estaño, tantalio, wolframio y oro, con independencia de que tengan o no sede en la UE.

¿El Reglamento solo se aplicará a las empresas con sede en la UE?

Directamente, sí. El Reglamento solo se aplicará directamente a los importadores con sede en la UE de estaño, tantalio, wolframio y oro en forma de mineral, concentrados o metales tratados.

Indirectamente, fomentará también el abastecimiento responsable de las fundiciones y refinerías de estaño, tantalio, wolframio y oro, con independencia de que tengan o no sede en la UE. Esto se debe a que los importadores de la UE estarán obligados a identificar las fundiciones y refinerías de su cadena de suministro y a verificar si aplican prácticas correctas de diligencia debida. Además, siempre que los importadores de la UE consideren que las prácticas de las fundiciones y refinerías son insuficientes o entrañan riesgos, deberán gestionar el problema e informar al respecto.  

Para ayudar a las empresas, la Comisión elaborará una "lista blanca" con las fundiciones y refinerías que se abastezcan de forma responsable.

¿Qué significa "diligencia debida"?

El concepto de diligencia debida significa actuar con el cuidado que sea razonable y tomar decisiones ponderando previamente todos los elementos.  Dicho de otro modo, es un proceso continuo, proactivo y reactivo a través del cual las empresas introducen sistemas y procesos para asegurarse de ser capaces de identificar, gestionar e informar sobre los riesgos en su cadena de suministro. 

En relación con los minerales contemplados en el Reglamento, significa que las empresas deben comprobar que los minerales que compran se obtienen de forma responsable y no contribuyen a conflictos u otras actividades ilegales relacionadas.

Las empresas que practican diligencia debida comprueban en primer lugar el nivel de riesgo de abastecerse de materias primas procedentes de una región frágil o afectada por un conflicto. Las empresas evalúan la probabilidad de que dichas materias primas puedan contribuir a la financiación de conflictos, trabajos forzosos u otros riesgos contemplados en el Reglamento.

Al comprobar sus cadenas de suministro, las empresas pueden asegurarse de gestionar estos riesgos de manera responsable.

¿Cómo funciona el nuevo sistema de diligencia debida de la UE?

Los importadores de la UE de estaño, tantalio, wolframio y oro deben comprobar las mercancías que compran para garantizar que su modo de producción no financie conflictos u otras prácticas ilegales relacionadas.

El Reglamento exige que los importadores sigan los cinco pasos del marco que la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ha establecido en su Guía de Debida Diligencia para Cadenas de Suministro Responsables de Minerales en las Áreas de Conflicto o de Alto Riesgo ("la Guía de la OCDE").

Conforme a ese marco, el importador debe:

  • establecer sistemas sólidos de gestión empresarial
  • identificar y evaluar los riesgos en la cadena de suministro
  • diseñar e implementar una estrategia para responder a los riesgos identificados
  • encomendar a terceros una auditoría independiente sobre la diligencia debida de la cadena de abastecimiento
  • informar anualmente sobre la diligencia debida de la cadena de suministro.

¿Por qué no se aplican los mismos requisitos a todas las empresas?

En la producción de bienes a menudo participan diferentes empresas que desarrollan distintos tipos de actividad a lo largo de la cadena de suministro. 

Las empresas que extraen, transforman y refinan materias primas se denominan empresas de las "fases iniciales".  El Reglamento de la UE clasifica en esa categoría a las empresas siguientes:

  • compañías mineras
  • comerciantes de materias primas
  • fundiciones
  • refinerías.

Otras empresas (las de las "fases finales") transforman en un producto terminado los metales producidos durante la fase inicial.  La fase final comprende la venta del producto a otras empresas, administraciones o personas privadas.

El Reglamento de la UE establece diferentes normas para las empresas de las fases iniciales y las de las fases finales:

  • Las empresas de las fases iniciales han de cumplir las normas obligatorias sobre la diligencia debida cuando importan, puesto que es la parte con más riesgo de la cadena de suministro.
  • Las empresas de las fases finales se dividen en dos categorías:
    • las que importan productos en estado metálico también tienen que cumplir las normas obligatorias de diligencia debida  
    • quienes operan más allá del estado metálico no tienen obligaciones en el marco del Reglamento,  pero deben comunicar información y utilizar otras herramientas para hacer más transparente su diligencia debida, lo que incluye, en el caso de muchas grandes empresas, las contempladas en la Directiva sobre información no financiera.

¿Ejercen todas las empresas de la UE la diligencia debida?

En la actualidad, no todas las empresas de la UE ejercen la diligencia debida, pero esperamos que en los próximos años más empresas empiecen a hacerlo gracias al nuevo Reglamento.

¿Quién comprueba si las empresas cumplen el Reglamento? ¿Y cómo?

Cada Estado miembro de la UE debe comprobar si los importadores de la UE respetan el Reglamento.

Las administraciones de los Estados miembros examinarán los documentos y los informes de auditoría.  En caso necesario, podrán efectuar inspecciones in situ de los locales del importador.

¿Cómo se puede saber si los minerales han sido extraídos de modo responsable?

Los importadores de la UE deben introducir sistemas y procesos internos que faciliten la siguiente información.
Por ejemplo, los importadores de minerales deben:

  • indicar de qué país proceden los minerales
  • indicar las cantidades importadas y cuándo fueron extraídas.

Y tanto los importadores de minerales como de metales deben:

  • hacer una lista de los minerales que importan, clasificados por su nombre comercial y tipo
  • facilitar los nombres y direcciones de sus proveedores.

Deberán hacerlo como parte de su sistema de gestión interna y facilitar los documentos justificativos. 
Cuando los minerales procedan de zonas de conflicto o de alto riesgo, los importadores deberán proporcionar información adicional sobre:

  • la mina de procedencia de los minerales
  • el lugar donde los minerales han sido consolidados, transformados y comercializados
  • los impuestos, tasas y cánones pagados.

¿Qué ocurre si una empresa incumple el Reglamento?

Si un Estado miembro considera que un importador no ha cumplido el Reglamento, deberá:

  • ordenar a la empresa que solucione el problema en un plazo determinado y
  • cerciorarse de que así sea.

¿Quién ha participado en la elaboración y la aprobación del nuevo Reglamento de la UE?

Como órgano ejecutivo de la UE, la Comisión Europea se encargó de la elaboración del Reglamento.

En dicha labor colaboró estrechamente con el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE, en el que están representados todos los Gobiernos de los Estados miembros de la UE. 

El Consejo y el Parlamento Europeo han tenido la última palabra sobre la aprobación del Reglamento.

La Comisión Europea también ha consultado a otros agentes:

  • la sociedad civil, incluidos las organizaciones no gubernamentales y los grupos de lucha contra el comercio de minerales de zonas de conflicto
  • compañías mineras
  • comerciantes, es decir, exportadores e importadores
  • fundiciones, refinerías y fabricantes
  • países en los que se llevan a cabo labores de extracción y fundición
  • empresas de las fases finales
  • la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

¿Qué hacen las demás partes para impulsar el abastecimiento responsable?

En 2011,los miembros de las Naciones Unidas refrendaron unánimemente los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos.  Según esos Principios, las empresas son responsables de garantizar que sus actividades no contribuyan a ningún daño o abuso.  En ellos se recomienda la diligencia debida basada en el riesgo como una forma práctica y eficaz para que las empresas se atengan a esa responsabilidad.

Desde 2011, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), foro económico intergubernamental que reúne a 35 países desarrollados, viene emitiendo orientaciones sobre abastecimiento responsable dirigidas a las empresas que operan en sus países miembros.  La Guía de Debida Diligencia de la OCDE es la norma internacional de referencia para ayudar a las empresas a cumplir sus obligaciones.

En 2010 los Estados Unidos aprobaron también legislación en este ámbito, el artículo 1502 de la Ley Dodd Frank.  Esa disposición exige que las empresas cotizadas estadounidenses ejerzan la diligencia debida sobre los minerales procedentes de la República Democrática del Congo y los países vecinos.

Varios países africanos, como la República Democrática del Congo y Ruanda, han adoptado disposiciones legislativas que obligan a las empresas a comprobar sus cadenas de suministro.

En China, la CCCMC (Cámara de Comercio China de Importadores y Exportadores de Metales, Minerales y Productos Químicos, elaboró recientemente sus propias directrices sobre minerales de zonas de conflicto basándose en las orientaciones de la OCDE. 

¿Cuáles han sido las principales etapas de la promulgación del Reglamento?

2014

Marzo

La Comisión Europea y la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores proponen un enfoque integrado de la UE para luchar contra el comercio de minerales utilizados para financiar grupos armados en zonas afectadas por conflictos o de alto riesgo.

El enfoque consiste en:

  • un proyecto de Reglamento
  • una Comunicación conjunta
  • una serie de medidas conexas, en particular:
    • un paquete de ayuda al desarrollo
    • contacto y diálogo con todos los socios comerciales (proveedores y clientes)
    • apoyo a las pequeñas empresas en la UE
2015

20 de mayo

El Parlamento Europeo:

  • adopta una serie de enmiendas a la propuesta de la Comisión
  • decide entablar conversaciones tripartitas informales con el Consejo de la UE (compuesto por los gobiernos nacionales) y la Comisión Europea.

18 de diciembre

El Consejo aprueba su mandato para los diálogos tripartitos.

2016

Junio

Acuerdo sobre los principales elementos del paquete referido a los minerales de zonas de conflicto entre:

  • la Comisión Europea,
  • el Parlamento Europeo 
  • y el Consejo de la UE

22 de noviembre

Las tres instituciones de la UE llegan a un acuerdo sobre el paquete final, que incluye:

  • el texto del Reglamento,
  • sendas declaraciones de:
    • el Consejo de la UE
    • la Comisión Europea.
2017

16 de marzo

El Parlamento Europeo adopta el texto legal del Reglamento.

Abril

El Consejo de la Unión Europea (compuesto por los gobiernos de la UE) aprueba el texto legal el 3 de abril de 2017.

Mediados de mayo

La Presidencia del Consejo de la UE y el Presidente del Parlamento Europeo promulgan el texto jurídico con su firma en Estrasburgo.

Finales de mayo

El texto se publica en el Diario Oficial de la UE y entra en vigor 20 días después de su publicación

¿Cuáles son las próximas etapas en la puesta en práctica del Reglamento?

2021

1 de enero

Los importadores de la UE tendrán que ejercer obligatoriamente la diligencia debida a partir de esta fecha.

La Comisión insta a todas las empresas contempladas por el Reglamento a comenzar a ejercer la diligencia debida en sus cadenas de suministro de estaño, tantalio, wolframio y oro en cuanto estén listas, preferiblemente antes de esta fecha.