1. Introducción

Normalmente no debería tener que inspeccionar la carga ni tomar muestras en un buque, pero en caso de tener que hacerlo, asegúrese siempre de que el capitán, la tripulación y cualquier otro operario que se encuentre cerca están al corriente de lo que va a hacer. Estas instrucciones solo pretenden ofrecer un resumen de los peligros para la seguridad que se puede encontrar al trabajar en barcos y en otros buques.
Consulte siempre la legislación y las directrices nacionales.

Deberían existir evaluaciones de riesgos y prácticas seguras en el lugar de trabajo para el personal que trabaja en barcos o buques.


1.1 Equipo de seguridad adecuado

Deberá tener a su disposición equipos de seguridad y deberá utilizarlos. Entre ellos se incluyen:


Si debe entrar en espacios cerrados, necesitará un equipamiento especializado adicional (y formación sobre cómo usarlo) que incluye:
Antes de utilizar aparatos respiratorios de aire comprimido es necesario someterse a chequeos médicos y recibir formación (tanto inicial como de repaso).



2. Acceso a los buques

Esta sección contiene instrucciones sobre cómo subir a los buques de forma segura. La legislación exige que el capitán de un buque facilite medios seguros para embarcar y desembarcar a aquellas personas que desarrollen a bordo actividades autorizadas. Entre esas personas se incluyen los agentes aduaneros en el desempeño de sus funciones.

El acceso a los buques se suele realizar a través de una escalera real o batayola, que debe estar bien fijada. Cuando la batayola pase por encima del agua, también habrá que contar con redes de seguridad.

Nunca debe intentar embarcar hasta que tenga la certeza de que es seguro hacerlo. Con frecuencia las escaleras o batayolas son resbaladizas o están cubiertas de hielo. El calzado de seguridad antideslizante reducirá el riesgo de un accidente, pero hay que seguir teniendo cuidado, especialmente si es de noche. Además de las siguientes instrucciones, también debe consultar la sección acerca del trabajo en lugares elevados.


2.1 Embarque desde el muelle

Cuando embarque desde el muelle, debe utilizar la escalera real o la batayola facilitada. Antes de usarlas, compruebe que:

2.2 Embarque desde otro buque

El embarque desde otro buque puede ser especialmente peligroso. Intente evitarlo en la medida de lo posible. Nunca lo intente si el buque está en movimiento. Cuando es necesario, suele ser responsabilidad del barco situado más lejos del muelle ofrecer un acceso seguro al otro buque. La única excepción la encontramos cuando el buque situado en el exterior tiene un francobordo mucho más bajo (es decir, la cubierta está mucho más abajo y el acceso implicaría trepar), en cuyo caso el buque con el francobordo más elevado es el responsable de facilitar un acceso seguro. Esto suele lograrse a través de escalas de cuerda y es el único caso en que deberá usarlas para lograr el acceso. No intente subir por una escala de cuerda a menos que ya le hayan enseñado cómo hacerlo de forma segura.

Recuerde: siempre debe llevar puesto un chaleco salvavidas cuando pase de un buque a otro y extremar las precauciones, especialmente con mal tiempo.


2.3 Uso de escaleras

No utilice escaleras portátiles para acceder a un buque. Sin embargo, si por cualquier motivo necesita utilizar una, debe ser una de construcción sólida, que esté en buen estado y tenga la resistencia adecuada (no debe usar escaleras con el indicativo «para uso doméstico»). Asimismo, adopte las siguientes precauciones de seguridad:
Sea especialmente precavido si lleva puesta ropa de seguridad como un chaleco salvavidas o un casco, por si se enganchan en los peldaños.


2.4 Vehículos de transporte de personal

Los vehículos de transporte de personal son utilizados en ocasiones por el personal que embarca en unidades móviles de perforación en el mar. Son uno de los medios más peligrosos de acceso y solo deben usarlo personas que hayan sido formadas acerca de cómo usarlos. La industria petrolífera puede ayudar con la formación de los agentes de la administración que suelan tener que utilizar vehículos de transporte de personal. Cualquier operación que implique el uso de vehículos de transporte de personal debe estar bien planificada y cuidadosamente supervisada. Si va a embarcar en una unidad móvil de perforación en el mar por este medio, debe:
Este tipo de embarque no debe realizarse con mal tiempo (tormentas).



3. El trabajo a bordo

Varios peligros son comunes a todas las zonas de los buques. Los insectos son muy resistentes y se pueden encontrar casi en cualquier sitio, se han encontrado ratas en bodegas y la gente tira objetos sucios en cualquier sitio que no debe tocar sin guantes.

Equipamiento del barco: nunca intente inspeccionar un equipo a bordo hasta que haya consultado a la persona responsable. Una interferencia no cualificada con el equipamiento de seguridad, el aparato de navegación o los sistemas eléctricos puede afectar a la navegabilidad del buque y poner en peligro la seguridad de los pasajeros y la tripulación. Estaría cometiendo un delito.

Zonas de pasajeros y locales reservados a la tripulación: al inspeccionar estas zonas, tenga cuidado con los objetos afilados que pueden estar ocultos en la tapicería. En caso de que mueva algún equipamiento de seguridad (por ej., chalecos salvavidas), debe devolverlo a su sitio antes de abandonar el buque.

Compartimentos de estiba y armarios: tenga cuidado con los productos químicos y el equipamiento peligrosos. Mire primero y solicite ayuda de la tripulación si no está seguro de qué contiene la zona.

Aseos: además de suponer posibles peligros sanitarios, en forma de agujas hipodérmicas desechadas, etc., los aseos pueden contener productos químicos de limpieza y desinfectantes. En caso de que tenga que inspeccionar estas zonas, póngase la ropa y el equipamiento de seguridad adecuados, especialmente guantes, y lávese las manos en cuanto haya terminado.

Cocinas: el equipamiento eléctrico para cocinar funciona con voltajes elevados y podría estar muy caliente. Tenga cuidado con los cristales rotos y otros desechos que pueda haber en bolsas y cubos de basura. Algunos buques están equipados con montacargas en la cocina. Estos aparatos son especialmente peligrosos y no se deben utilizar para lograr acceso a otro lugar.

Bodegas: las bodegas pueden ser muy peligrosas, especialmente durante la carga y descarga. Solicite permiso antes de entrar. Póngase la ropa de seguridad adecuada y el casco de seguridad. Sea muy precavido, ya que la carga puede haberse movido durante el viaje, especialmente si ha habido mala mar.

Recuerde: consulte la legislación y las directrices nacionales cuando trabaje en este entorno peligroso.


3.1 ¿Cuáles son los peligros?

Los peligros a bordo de los buques tienen diversos grados de gravedad. Solo debe inspeccionar y obtener muestras de la carga en un buque cuando no quede otra alternativa. Es necesario contar con una formación completa antes de acceder a determinados espacios. Nunca debe empezar a trabajar sin informar al capitán del buque o al oficial encargado de la cubierta.

A continuación enumeramos algunos de los principales peligros:

PeligroMedidas para neutralizarlo
Trabajar solo: existe el peligro de que, al trabajar solo, quede atrapado o sufra alguna lesión y no pueda solicitar ayuda.Trabajar solo: evite trabajar solo, pero si no le queda más remedio, mantenga una buena comunicación con alguien encargado de comprobar su seguridad y siempre avise a alguien más de sus intenciones y de la ubicación antes de empezar. No olvide comprobar su radio antes de salir de la oficina.
Iluminación: le corresponde al capitán del buque ofrecer una iluminación suficiente, pero no siempre es posible.Iluminación: en caso de no disponer de una iluminación suficiente (por ej., al abrir escotillas o puertas), se podrá utilizar una linterna intrínsecamente segura adecuada o alguna otra iluminación.
Resbalones y caídas: la cubierta del buque puede estar mojada o cubierta con aceite o residuos de pescado, que contribuyen al riesgo de resbalar.Resbalones y caídas: póngase un calzado antideslizante y antiestático adecuado. Preste especial atención en la zona próxima a la maquinaria de la cubierta, donde puede haber manchas de lubricantes, o si se detecta que la carga tiene fugas.
Maquinaria: Puede que se esté utilizando maquinaria muy diversa cuando el buque está atracado, entre otra:
  • equipo de ventilación;
  • generadores;
  • cabrestantes;
  • maquinaria para mover la carga, como carretillas elevadoras, grúas, cintas transportadoras o montacargas.
Maquinaria: manténgase alejado de la maquinaria en movimiento y lleve puesta ropa reflectante y un casco de seguridad.

Recuerde: el operario puede tener su visión limitada, especialmente en la bodega. Debe seguir las instrucciones de los oficiales o la tripulación.

Recuerde: en las dársenas de marea, puede que haya que ajustar con frecuencia los cabos de amarre del barco mediante cabrestantes. Manténgase alejado de estas maniobras.
Amianto (asbesto): los buques modernos no deben contener ningún amianto peligroso, pero los buques antiguos pueden contener amianto como parte de su aislamiento antiincendios o térmico.Amianto (asbesto): preste especial atención cuando esté a bordo de barcos viejos o de buques registrados en países con escasos controles. No altere ningún recubrimiento de tuberías ni el aislamiento. Si cree que puede existir riesgo, abandone la zona inmediatamente y notifíqueselo al capitán.
Equipamiento del barco: puede que le ofrezcan la oportunidad de utilizar el equipamiento de seguridad con que cuenta el buque. Sin embargo, no debe hacerlo a menos que haya recibido formación sobre cómo usarlo y crea que está en buen estado.Equipamiento del barco: no debería tener que usar el equipamiento facilitado por el capitán del buque. De ser preciso, debería usar siempre el equipamiento oficial (para el que habrá recibido la formación adecuada).
Almacenes frigoríficos: los almacenes frigoríficos pueden contar con mecanismos de cierre automático y pueden contener una atmósfera especial para conservar las mercancías. Con frecuencia se mantienen a -25 °C o menos.Almacenes frigoríficos:
  • Siempre cuente con alguien en el exterior al que pueda solicitar ayuda si experimentase dificultades.
  • Compruebe que exista el oxígeno adecuado y que no haya otros gases peligrosos en el frigorífico que vaya a inspeccionar.
  • Póngase ropa aislante para protegerse del frío.
  • Limite el tiempo que pasa en el almacén frigorífico para que su temperatura corporal no descienda demasiado.
Contacto con vertidos de aceite y otras sustancias: puede que se encuentre vertidos de aceite o carga con fugas. El aceite o la carga pueden ser peligrosos, ya sea por contacto o por inhalación.Contacto con vertidos de aceite y otras sustancias: si observa un vertido o una fuga de un contenedor, compruebe si ha sido identificado. A menos que una persona competente haya determinado que es seguro, abandone la zona inmediatamente y notifíquelo al capitán. Evite el contacto con vertidos, incluso aunque se consideren seguros, ya que puede sufrir una reacción cutánea. Solicite la asistencia médica adecuada si percibe algún síntoma.

Recuerde: incluso los productos químicos que son seguros por sí solos pueden reaccionar al combinarse con otros elementos (o con el vapor de agua del ambiente) liberando humos tóxicos o generando suficiente calor para provocar lesiones o un incendio.
Ruido excesivo: en un buque puede haber mucha maquinaria ruidosa en funcionamiento incluso cuando está atracado, entre otra:
  • equipo de ventilación;
  • generadores;
  • cabrestantes;
  • maquinaria para mover la carga, como carretillas elevadoras, grúas, cintas transportadoras o montacargas.
Ruido excesivo: debe evaluar el riesgo y limitar la exposición o utilizar tapaorejas. La exposición prolongada a niveles de ruido incluso moderados puede dañar los oídos.

Recuerde: el ruido excesivo puede dificultar la comunicación y reducir su percepción de otros peligros.
Espacios cerrados: como ya se ha mencionado, los espacios cerrados a bordo de buques, incluidos:
  • tanques de lastre,
  • armarios de almacenamiento,
  • bodegas y tanques de carga, y
  • salas de motores y maquinaria
pueden plantear una gran variedad de peligros, incluidos humos y sustancias tóxicas.
Espacios cerrados: nunca entre en espacios cerrados si no tiene la formación y el equipamiento adecuados. Siempre habrá que realizar una evaluación de riesgos y solicitar el permiso del capitán o del oficial de cubierta antes de entrar en un espacio cerrado.



Las recomendaciones que contiene esta sección pretenden servir de recordatorio general de los riesgos que se pueden encontrar durante los procedimientos de examen y muestreo, del equipamiento de seguridad que se debe utilizar y de las precauciones que hay que tomar.
Le remitimos a la legislación y a las recomendaciones de su administración nacional para obtener información adicional.


Revisiones
Versión Fecha Cambios
1.0 12.10.2012 Primera versión